La era del falso emprendedor y la tarifa plana

máscara

Emprendedor, ¡qué bonito nombre tienes! Decir hoy en día que trabajas por tu cuenta te da automáticamente cierto glamour. Aunque pases la jornada laboral en casa sin quitarte el pijama, a ojos de la sociedad eres casi una promesa de Silicon Valley, de esas que dicen que se gestaron de la nada en un garaje y acabaron dominando el mundo —véase Google—.

El problema es que con tanto alimentar el mito, hemos acabado creando lo que he bautizado como “la era del falso emprendedor”. Un fenómeno al que han contribuido, entre otras medidas, la de la tarifa plana de autónomos.

Echa un vistazo al gráfico de aquí abajo. Como ves, desde que comenzó la crisis en 2008, el interés por el tema emprendedor ha ido creciendo progresivamente. El mayor pico se produjo entre septiembre y octubre de 2013, la misma fecha en que se aprobó la tarifa plana de 50 euros.

** Si tienes problemas de carga con el gráfico haz clic en el logo de Google Trends

Estos datos dan algunas pistas que confirman también otros estudios, como el informe Flexibilidad en el trabajo publicado por Randstad. El autoempleo es un refugio contra paro para miles personas. Pero montar un negocio por necesidad y no por vocación tiene sus riesgos…

¿Por qué vivimos en la era del falso emprendedor?

La imagen que se difunde del emprendimiento, muchas veces desde las propias instituciones, es la del triunfo, la del sueño cumplido, la del pobre que de un día para otro crea un imperio… Visto así abrir una empresa parece la opción idónea para cualquiera y, más todavía, si sus circunstancias económicas son precarias.

Sin embargo, la realidad es otra. Fuera del mito, hay que pagar impuestos y facturas, encontrar clientes, trabajar muchas horas al día… En definitiva, hay que hacerse autónomo en el sentido más tradicional de la palabra y con todos sus clichés añadidos: desde el “adiós vacaciones” al “nunca me pongo enfermo”.

El falso emprendedor es precisamente ese perfil que empieza a trabajar por cuenta propia, motivado por la visión idealizada del emprendimiento y un tanto obligado por su situación económica. La mayoría de veces no tiene mentalidad de negocio y su idea es poco viable. El resultado es que muchos de los proyectos acaban muriendo al poco de nacer. La tarifa plana se acaba, los gastos se incrementan y la aventura se tuerce.

Las altas y bajas en el RETA

Las cifras son la mejor representación de este fenómeno al que algunas organizaciones, como la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), se refieren también como “la burbuja del emprendimiento”. Si te fijas en el gráfico, verás que la rotación en el sistema es muy alta desde que empezó la crisis.

A partir de 2009, el número de bajas de autónomos a la Seguridad Social superó al de las altas, dejando un saldo negativo. Era el comienzo de la crisis y muchos negocios tuvieron que echar el cierre forzosamente.

En septiembre de 2013, la aprobación de la tarifa plana motivó un nuevo repunte de altas. El problema es que, desde entonces, también se han multiplicado las bajas. De hecho, en los últimos tres años, hasta 2016, el crecimiento neto de autónomos ha sido de solo 157.731.

Otro dato significativo que muestra esa tendencia del falso emprendedor es la antigüedad de los trabajadores por cuenta propia. Los pequeños empresarios con una experiencia superior a los 5 años se han mantenido prácticamente estables desde 2008, con un porcentaje del 55%. Mientras tanto, los autónomos que están dados de alta menos de un año han aumentado un 5% y los que llevan entre 1 y 3 años han descendido un 6%.

Las consecuencias de la tarifa plana

Después de analizar estas estadísticas se pueden extraer varias lecturas. La primera es que efectivamente la tarifa plana ha motivado la figura del falso emprendedor. Pero esa no es la más importante. Las principales conclusiones son estas dos:

  1. La tarifa plana fomenta nuevas altas en el autoempleo, pero no ayuda a que los negocios se mantengan. En definitiva, hacen falta medidas de consolidación de empresas. Sobre todo, teniendo en cuenta que los negocios más experimentados son también los más capaces de crear riqueza y puestos de empleo.
  2. Las actuales cuotas a la Seguridad Social de los autónomos, que este año además vuelven a subir, son un freno para emprender cualquier negocio. En este sentido, la tarifa plana actúa solo como un parche durante los primeros meses que ayuda, pero que no resuelve el problema. Una solución eficaz sería poner en marcha la tan reclamada cuota progresiva para que paguemos en función de los ingresos que obtengamos. ¿La conseguiremos algún día?
Esta entrada fue publicada en autónomos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 Comentarios en La era del falso emprendedor y la tarifa plana

  1. Rafa dijo:

    Hola a raíz del artículo que pivota sobre la tarifa plana, ¿se sabe si ha entrado en vigor las supuestas nuevas medidas de urgencia para autónomos? La que entre otras cosas proponían aumentar a doce meses la cuota reducida de 52€ aproximadamente. Gracias, un saludo.

    • Respuesta a Rafa:

      Hola Rafa:

      No, no han entrado en vigor aún y parece que va para largo.

      Un saludo.

    • Respuesta a Rafa:
      Juan carlos Ameijeiras casares dijo:

      Hol? Lo que estamos viviendo en tiempos de crisis es una picaresca y una explotacion por los grandes empresarios , y respaldada por los politicos que llevan su peñizco de la explotacion del fraude y el robo , y eso patrocinado por los politicos .Les pongo dos ejemplos la empresa coren orensana , ahora contrata a los trabajadores y les dice que ella les paga el autonomo pero que pars trabajar con ellos ahora tiene que ser asi .Y que dice la propia palabra autonomo es un seguro para trabajadores por cuenta propia y con un maximo de obreros no como corren que de sus 6.000 , cinco mil son autonomos y por encima se venifician de la tarifa plana y de ayudas de la xunta de galicia , asi va el pais el empresario enriqueciendose a la cuenta de la explotacion , y como asi va ingresar la S.S no puede ir bien , en esta empresa no podian permitir esto , como empresa de mas de 10 trabajadores tenia que tener a los empleados en regimen general y por contratos .La otra el sector de la hosteleria que el 80 por ciento de los trabajadores que hacen 12 horas y no ocho los aseguran a media jornada y incluso por horas e incluso alguno sin dar de alta, por ese motivo los medios dicen subieron los afiliados a la S.S ,pero ingresa menos que nunca por este motivo , es mejor que cerraran la mitad de los negocios y los que quedaran que tubieran al trabajador asegurado en lo correcto y no explotandolo y desfraudando al trabajador y a la S.S , y la mayoria es porque no pueda , es porque quiere mantener un alto nivel de vida a cuenta de estafar .Pero la culpa la tiene el gobierno por no haber inspeciones ni mecanismos de control sobre las empresas y negocios , en la hosteleria tendrian que obligar al empresario mandar un inscrito del horario de los trabajadores para comprobar las altas y la jornada laboral , no lo de hacer 12 horas diarias y estar asegurado por 4 y el jefe dice si biene un inspetor si quieres mantener el trabajo dile que estas dentro de tus 4 horas y uno ya lleva 10 .Asi como puede mejorar el pais y el empleo cafa vez mas precario

  2. Rafael C. Gil dijo:

    Lamentablemente, muchos contratos de régimen general se transforman en autónomos dependientes con contratos mercantiles. Esa es otra picaresca…

  3. Marcos dijo:

    Hola Nuria:

    No te dejes engañar con la «cuota progresiva» para que los autónomos paguen en función de sus ingresos. Es un mensaje que lleva tiempo bombardeándose por parte de asociaciones pro-gubernamentales con la única finalidad de incrementar los ingresos de la Seguridad Social, a costa de incrementar las cuotas de los autónomos (estas nunca van a bajar). Sin embargo, esto no mejorará sus derechos frente a la Seguridad Social, y no sólo eso, sino que sus pensiones futuras empeorarán de forma segura.

    • Respuesta a Marcos:
      Nuria Molina dijo:

      Hola, Marcos:

      Desde luego, cuando hablo de cuotas progresivas, me refiero a cuotas progresivas justas, en las que se aplique un porcentaje que mejore las condiciones actuales. Habría que conseguir ambas cosas, aunque soy consciente de la dificultad.

      Además, sería necesario ampliar los derechos de trabajadores autónomos en el plano de las pensiones y en otros como el de la maternidad o las bajas. En eso estoy de acuerdo contigo.

      ¡Gracias por tu aportación!

  4. RAFAEL M. dijo:

    Una falacia para maquillar las estadísticas de desempleados.

    Llaman emprendedor a aquel que empieza por primera vez una actividad económica por cuenta propia.

    ¿Que pasa?; ¿que los que llevan varios años ejerciéndola no son emprendedores?.
    Como si por llevar mas tiempo ejerciendo una actividad estuviera esta consolidada; como si este tipo de personas, en muchos casos, no tuvieran que reinventarse en los bienes o servicios que venden; como si los clientes fueran eternos y no hubiera que ir buscando a unos nuevos, que sustituyan a los que se dan de baja.

    Lo dicho. La falacia de los emprendedores. . . .

  5. mon dijo:

    esto de ser autónomos en españa es una verdadera sangría. hay que ver lo que pagan por ej. en inglaterra por serlo y en otros países, aquí es que somos masoquistas y nos la dan por todos los lados. ni tendríamos que pagar nada de autónomos por nuestro trabajo, o es que acaso no les llega a todos esos politicuchos con los restantes impuestos enormes que nos imponen ? la seguridad social la crearon las industrias farmaceúticas verdaderos grupos de presión que compran a politicos. todo es un mal invento para explotarnos y desangrarnos y así poder vivir bien unos pocos.

  6. Horst G Ludwig dijo:

    No hay nada malo en el emprenderismo salvo en España donde te debilita la institución en vez de suministrar de entre 2 a 5 años las ayudas y subvenciones necesarias. Cualquier experto en empresariales sabe que tarda hasta 5 años fácil cualquier consolidación de cualquier negocio. Los pobres citados en estas estadisticas no son fracasados, podian haber sido algo novato como es natural pero culpar al quien se arriesga es muy feo. Salvo la brutalidad del gobierno es la autonomía un estado laboral más normal y natural que ingresar en el mar de los robots de la queja permanente! Inclusive pienso que debe haber solo autonomos en este mundo para que los trabajadores se despiertan un poco y los dueños dejan de comportarse como señor sobre 1000 almas. Seria muy fácil en hacer lo si el gobierno esta dispuesto en simplificar en vez de sobre regulizar sin dar nada en cambio.

  7. Jesús Tovar dijo:

    Me ha parecido muy interesante el artículo.

    Sin duda cuando se anunció la tarifa plana nos pareció una excelente noticia (sin ser la panacea) a los que teníamos pensado empezar a trabajar por cuenta propia. Pero seis meses después te dabas cuenta que estabas prácticamente en el mismo sitio y es que es poquísimo tiempo por norma general para que tu negocio empiece a generar ganancias.

    Lo cierto es que la cuota progresiva parece el paso más lógico si realmente se quiere, ya no digo solo incentivar el autoempleo, sino también hacer que cualquier autónomo pueda mantener su modelo de negocio a flote. Pero de momento parece que las alternativas no vienen precisamente del gobierno, sino que nos encontramos con sistemas como las cooperativas de impulso empresarial que, aunque tienen sus limitaciones de momento están aportando un mecanismo para trabajar de manera independiente más razonable.

    De modo que estoy de acuerdo contigo en que la tarifa plana solo ha valido para para generar una falsa sensación de que era viable emprender sin tener un buen respaldo económico. Veremos si en los próximos año cambia el panorama.

    Un saludo.