¿Estamos ante la próxima burbuja tecnológica?

burbuja

burbuja

¿Es el sector TIC la próxima burbuja?

Mucho se ha cuestionado sobre la vorágine que está viviendo el sector tecnológico actualmente. Hay quién piensa que se trata de un nuevo boom cargado de inestabilidad por la condicionalidad misma de la tecnología, su durabilidad y su evolución constante, y otros creen, de manera tajante, que no se volverá a repetir nunca una burbuja similar a la punto com. Descubrimos a través de cuatro testimonios de actores vinculados a las TICs cuál es el presente y el futuro de esta era tecnológica.

Uno de los que defiende a capa y espada esta última versión es el profesor Joaquín Fernández-Valdivia, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Informática y de Telecomunicación de la UGR. En su opinión, el sector TIC no será nunca una burbuja similar a la de las .com de hace años porque su fuerza está basada en la ingente necesidad que la sociedad tiene de las TIC. “No se trata de Ingeniería financiera, se trata de empresas que resuelven problemas reales para la sociedad. Soluciones tecnológicas que están presentes en nuestra vida cotidiana y que han llegado para quedarse”, incide.

Por su parte, Manuel Moreno, fundador de Trecebits y creador del libro ‘Cómo triunfar en las redes sociales’ no cree que estemos ante una burbuja generalizada. “Básicamente porque las condiciones son distintas y se están haciendo las cosas con mucha mayor cabeza y control. Eso no quiere decir que no haya empresas que estén hinchando sus cuentas de resultados o que no haya casos como el de Gowex, pero es totalmente distinto”.

El futuro es, sin duda, de las startups y compañías cada vez más especializadas. De hecho se avecinan tiempos marcados por la tecnología y por eso no es de extrañar que los ingenieros de informática y de telecomunicaciones sean dos de los perfiles más buscados en los próximos años, tal y como refleja el informe «Análisis de Indicadores Infojobs”.

Para Adecco, el área de la informática y las telecomunicaciones no sólo ha sabido sortear los efectos de la crisis sino que, además, es una de las que recibirá mayores inversiones en 2015 y 2016. En general, cualquier sector de actividad económica que necesite de la utilización de la informática y las comunicaciones va encaminada a la mejora de la productividad y la competitividad.

Según Antonio Manfredi, presidente de la APDA y Decano del Colegio de Periodistas de Andalucía, “espero sinceramente que no estemos ante una burbuja TIC, porque todos hemos aprendido mucho de esta crisis. Algo bueno tenía que tener. Los tiempos de la bonanza volverán, estoy seguro, pero entonces estaremos preparados para afrontar con garantías el futuro. Quien pretenda elevar artificialmente el valor de sus servicios puede verse acorralado por la fuerza del emprendimiento, que surge, afortunadamente”.

Manfredi puntualiza además que, desgraciadamente, existen profesionales que «se han apuntado» al carro de las nuevas tendencias TIC sin estar preparadas realmente. Se trata de empresas que se apuntan a la «moda» sin entender ni aplicar el cambio estratégico y profesionales que buscan solo reputación, que es la mínima parte del proceso. Lo ideal sería que esta tendencia perdurara en el tiempo y no fuera una moda pasajera, pero será precisamente el tiempo el que nos pondrá a todos en nuestro sitio y nadie puede aparentar lo que no es en este escenario digital, “sencillamente porque es horizontal y no admite demasiados intermediarios que puedan poner cortinas de humo”, recalca Manfredi.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Industria, Energía y Turismo creen que el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación está “impulsando la transformación y modernización del conjunto de la economía y de la sociedad”. A diferencia de otros periodos, en los que la tecnología se focalizó en muy pocos ámbitos, como la telefonía 3G o los portales web, “es evidente que actualmente la tecnología se ha incorporado a casi todos los sectores económicos”, aseguran.

En la actualidad, señalan, “se aprecia un incremento en las inversiones, las valoraciones económicas de las empresas y las expectativas de crecimiento. Por un lado, estamos asistiendo al refuerzo de gigantes ya consolidados del sector de la tecnología que apuestan de forma decidida por su extensión a otros sectores y mercados. Por otro lado, vemos la creación de nuevas empresas, muy innovadoras y con perspectivas económicas favorables”.

¿Qué nos depara el futuro?

El futuro de la tecnología pasa por una nueva concepción de dispositivos, como los wearables, que nos hará estar conectados continuamente a sensores que tomarán datos sobre nuestra salud y estado físico. Sin duda, una tecnología que ha llegado para quedarse entre nosotros.

Las gafas o los relojes inteligentes que entre otras cosas pueden monitorizar nuestro estado de salud y aumentar nuestra calidad de vida son un ejemplo de este tipo tecnología que se encuentra cada vez más presente en nuestras vidas.

En definitiva, todos estos elementos difieren muy notablemente de las condiciones que rodearon la burbuja de las «punto com» del año 2000. Lo que hoy vemos no es una burbuja, es la respuesta racional del mercado a la probada capacidad de la tecnología para impulsar el desarrollo económico.

Por tanto, podemos confiar hoy día en el avance de la tecnología ya que goza de buena salud y está más fuerte que nunca y la previsión para los próximos años es que hagan falta decenas de miles de Ingenieros y autónomos TIC en Europa en un número tan elevado que ni con todos los egresados de todas las universidades europeas podremos cubrir esa necesidad.

¿Burbuja tecnológica? No. Al contrario. Las empresas TIC están más sólidas que nunca y así seguirá siendo por mucho tiempo más.

Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.

Juna de Andalucía
Fondos FEDER
Andalucía se mueve

Se ha recibido un incentivo de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, de la Junta de Andalucía, por un importe de 25.892,92 €, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER para la realización del proyecto 401N1700034 / DIGITALIZACION INTEGRAL DE LOS PROCESOS DE LA EMPRESA con objetivo de "Garantizar un mejor uso de las tecnología de la información".