Cómo facturar

Cómo facturar a Suiza

Una de las preguntas que más surgen entre los autónomos es la de cómo proceder de forma correcta al emitir facturas a países extranjeros. Por eso, en este artículo web os vamos a ayudar explicando cómo realizar la facturación a Suiza, uno de los países que más dudas genera.

Es muy importante que conozcas bien las principales características delIVA suizo, cómo prestar servicios a Suiza y cómo realizar la devolución del IVA soportado en este país. Además, te vamos a ayudar a entenderlo todo con un ejemplo práctico de cómo facturar a Suiza.

Artículo actualizado el 17/6/2021 y escrito por Infoautónomos

Cómo facturar a Suiza

En este artículo web te vamos a ofrecer información sobre:

  1. Características del IVA en Suiza
  2. Prestación de servicios a Suiza
  3. Devolución del IVA soportado en Suiza
  4. Facturar a Suiza: caso práctico

1. Características del IVA en Suiza

Aspectos legales

En la legislación suiza se consideran hechos imponibles del IVA las adquisiciones de servicios provistos por empresas extranjeras en territorio suizo (Impuesto sobre las Adquisiciones). En cuanto a la normativa, si eres un autónomo español que va a realizar algún tipo de actividad en este país, debes tener en cuenta:

  • En la Unión Europea: Directiva 2006/112/CE del Consejo relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido y la legislación nacional de los estados miembros. En España es la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido y el R.D. 1624/1992, de 29 de diciembre.
  • En Suiza: Ley Federal del Impuesto sobre el Valor añadido de 12/06/2019 (MWSTG) y la Ordenanza de 27/11/2019 que lo desarrolla.

Tasas

  • Tasa general: 7,7%.
  • Tasa reducida: 2,5% (alimentos, medicamentos, cereales, revistas, plantas…).
  • Tasa especial: 3,7% (sector de la hostelería).

Criterios de sujeción

Las empresas que suministren bienes o presten servicios en el territorio de Suiza con un volumen de negocio mundial de al menos 100.000 francos suizos al año en actividades sujetas al impuesto y no exentas, serán sujetos pasivos del IVA, y deberán inscribirse en el registro suizo del IVA. Para empresas sin ánimo de lucro, el límite será de 150.000 francos suizos.

No tienen obligación a tributar, registrarse y liquidar el impuesto aquellas empresas españolas que:

  • Se limiten a exportar bienes a Suiza sin asumir la importación en dicho territorio por cuenta propia, o que solo realicen actividades exentas de IVA en Suiza.
  • Solo prestan los servicios contemplados en la legislación suiza y cuyo lugar de entrega es el domicilio del cliente.
  • Solo suministran electricidad, calor o gas natural a personas sujetas al IVA suizo.

Sí estarán sujetas al IVA suizo las empresas españolas con un volumen de facturación superior a los 100.000 francos suizos, que:

  • Exporten mercancías a Suiza asumiendo el papel de importadores en dicho país, para posteriormente entregar sus mercancías a los clientes suizos. Quedarán sujetos al impuesto de importación suizo.
  • Presten servicios en Suiza y no estén exentos ni contenidos en la legislación suiza.
  • Sean filiales suizas de empresas españolas que importen o realicen actividades de compra y venta de bienes y servicios en Suiza.

Inscripción en el registro del IVA

Si la empresa cumple los requisitos, debe registrarse en la ESTV en un plazo de 30 días desde el inicio de su responsabilidad fiscal o nacimiento de su obligación tributaria.

Las personas físicas o jurídicas sin sede en Suiza y no inscritas en el Registro de Comercio suizo deben constituir una garantía al realizar el procedimiento de registro para el IVA. Puede formalizarse mediante el abono de efectivo o mediante la constitución de una garantía bancaria en un banco domiciliado en Suiza.

Además, deben nombrar un representante fiscal con domicilio o sede en Suiza al realizar el registro online para el IVA. El representante no es responsable de la deuda fiscal, pero debe disponer de la documentación relevante para el cálculo del IVA en su domicilio.

En el caso de las empresas, para completar el registro en la ESTV también deben constituir una garantía y nombrar a un representante fiscal.

Liquidación del IVA ante la ESTV

Se puede realizar por tres vías:

  1. Método efectivo: la empresa declara el volumen de negocios, y del IVA aplicable deduce el IVA soportado. Las liquidaciones son trimestrales.
  2. Tipo impositivo sobre el saldo: se aplica un tipo impositivo fijo sobre los ingresos, sin la opción de deducir el IVA soportado. Las liquidaciones son semestrales.
  3. Tipos imponibles globales: a este método pueden optar entidades públicas como hospitales, empresas de transporte público, asociaciones y fundaciones. Las liquidaciones son trimestrales.

Calcular el impuesto

En el caso de contratos de compraventa, comisión y de servicios, el IVA se calcula sobre la base de la contraprestación. En otros casos, se calcula sobre el valor de mercado. Si se solicitan pagos por adelantado, se considerará que el proveedor está sujeto al IVA en la fecha del envío de la solicitud, por valor del adelanto solicitado.

Declaración del IVA online

El IVA se puede declarar online, y trae consigo importantes ventajas:

  • Presentación electrónica en cualquier momento de la declaración del IVA.
  • Trazabilidad de las cifras declaradas a través del historial de declaraciones.
  • Permite asignar la declaración del IVA a terceros y crear roles para una participación flexible.

El fin de la obligación tributaria

Según la legislación suiza, la obligación tributaria finaliza:

  • Al final de la actividad empresarial.
  • En caso de liquidación de activos.
  • Para empresas domiciliadas o residentes en el extranjero: al final del año civil en que se preste el último servicio en Suiza.

2. Prestación de servicios a Suiza

La prestación de servicios de empresas españolas en Suiza puede estar sujeta a tributación, obligando a la empresa a registrarse ante la autoridad fiscal suiza. Aunque no siempre es así, ya que, dependiendo del tipo de servicio, la legislación establece que algunos están exentos de tributación y servicios que la normativa considera que no generan la obligación de tributar a empresas extranjeras.

Los servicios exentos de IVA que establece la legislación suiza son:

  • Servicios fuera del ámbito de aplicación del IVA: servicios postales, médicos, financieros, religiosos, etc.
  • Servicios exentos del IVA: relativos a bienes y servicios en el extranjero.
  • Servicios exentos de IVA si son provistos por empresas extranjeras.

Lugar de prestación de los servicios exportados

El lugar en el que se presta el servicio determina si la empresa española tiene que tributar o no al prestar dicho servicio a un cliente suizo. La normativa suiza establece el lugar de prestación del servicio atendiendo a su tipología. Las reglas que determinan el lugar de prestación de los servicios en Suiza son:

  • Servicios sanitarios y de agencias de viajes: sede del proveedor del servicio.
  • Servicios recreativos, didácticos, deportivos, artísticos, científicos, culturales, o de restauración: lugar de la ejecución material del servicio.
  • Servicios de transporte de pasajeros: lugar del trayecto recorrido.
  • Servicios de alojamiento o relacionados con inmuebles: lugar en el que se localiza el inmueble.
  • Servicios del dominio de la cooperación internacional y el desarrollo: lugar del destino de la prestación.
  • Resto de servicios (cesión y concesión de derechos inmateriales o análogos; servicios publicitarios; tratamiento de datos; alquiler de servicios; transporte de bienes; operaciones bancarias, financieras y de seguros; eliminación de residuos; servicios de intermediarios; renuncia a actividades lucrativas o sus derechos; participación en eventos deportivos; telecomunicación e informática): Principio general de la sede del destinatario de los servicios.

Tipos de exportaciones de servicios a Suiza

Podemos clasificar las exportaciones de servicios a Suiza en tres tipos:

  1. Servicios a los que aplica el principio general, excepto servicios electrónicos y de telecomunicación, cuando el lugar de prestación del servicio es Suiza: en este caso el proveedor español no tendrá obligaciones fiscales en Suiza por estas actividades, ya que están exentas. Solo contraerá obligaciones fiscales cuando provea este tipo de servicios si antes se ha registrado en la ESTV.
  2. Servicios a los que no aplica el principio general, cuando el lugar de prestación del servicio es Suiza: en este caso el proveedor español está realizando una actividad imponible en Suiza. Si sus ventas anuales a nivel mundial superan los 100.000 francos suizos, se convierte en un sujeto pasivo del IVA suizo y debe cumplir con sus obligaciones de registro en la ESTV y pago del impuesto.
  3. Servicios electrónicos y de telecomunicaciones: si la empresa española provee estos servicios en Suiza a clientes que no sean sujetos pasivos del IVA, se crea una responsabilidad fiscal a la empresa proveedora. Si sus ventas anuales a nivel mundial superan los 100.000 francos suizos, se convierte en un sujeto pasivo del IVA suizo y debe cumplir con sus obligaciones de registro en la ESTV y pago del impuesto.

3. Devolución del IVA soportado en Suiza

Aquellas empresas sin establecimiento permanente en Suiza que hayan soportado IVA de este país en sus actividades empresariales pueden solicitar el reembolso del impuesto abonado. Los requisitos que se van a exigir son:

  • Que no se encuentre en Suiza la sede principal, domicilio social o establecimiento permanente.
  • No estar inscrita en el Registro suizo de Contribuyentes por IVA.
  • No prestar servicios ni obtener rendimientos en Suiza.
  • Probar su actividad empresarial ante la ESTV en el estado donde se ubica su sede principal, domicilio social o establecimiento permanente.
  • Las facturas deben cumplir los requisitos legales de la Ley Federal sobre el IVA y corresponder con el periodo de reembolso en curso.
  • Haber un acuerdo de reciprocidad sobre el IVA entre Suiza y el estado donde la empresa tiene su sede.
  • Solo se puede solicitar una vez por año civil la devolución del IVA.
  • El importe solicitado a devolver debe superar los 500 francos suizos por año civil.
  • La solicitud de devolución del IVA se hace mediante los formularios 1222 y 1223 de la ESTV.
  • El solicitante debe nombrar un representante con domicilio o sede social en Suiza. Deben quedar probados los poderes del representante mediante apoderamiento.
  • La solicitud del reembolso se debe presentar entre el 1 de enero y el 30 de junio del año siguiente al que se hubiera generado el derecho.
  • La devolución solicitada debe superar los 500 francos suizos por año civil.

4. Facturar a Suiza: caso práctico

Vamos a poner como ejemplo un caso práctico correspondiente al punto 3 “Servicios electrónicos y de telecomunicaciones” del apartado “Tipos de exportaciones de servicios a Suiza” de este artículo web.

Como ya hemos indicado, los servicios electrónicos y de telecomunicaciones, a pesar de estar contenidos en el principio general de la sede del destinatario de los servicios, tienen un tratamiento fiscal distinto. Cuando una empresa extranjera provea servicios electrónicos o de telecomunicaciones en Suiza a clientes que no sean sujetos pasivos del IVA, se creará una responsabilidad fiscal a la empresa proveedora. Así, si sus ventas anuales a nivel mundial superan los 100.000 francos suizos, la empresa extranjera se convertirá en un sujeto pasivo del IVA suizo, con las obligaciones pertinentes.

Vamos con el ejemplo:

Imaginemos a un autónomo español con un negocio que provee servicios electrónicos. Este autónomo tiene unas ventas anuales a nivel mundial de 95.000 euros (superior a los 100.000 francos suizos). En este caso nos podemos encontrar con 3 situaciones:

  1. Si el proveedor español está inscrito en el registro del IVA suizo: la legislación le considera una empresa local y por tanto aplica el impuesto interior, del que el autónomo español será responsable fiscalmente.
  2. Si el proveedor español no está inscrito en el registro del IVA suizo: si su cliente sí que está inscrito en el registro del IVA suizo, aplica el impuesto sobre las adquisiciones. Por tanto, se invierte el sujeto pasivo y el cliente pasa a ser el responsable del IVA.
  3. Si tanto el proveedor español como el cliente no están inscritos en el registro del IVA suizo: como el volumen de negocios mundial del proveedor supera los 100.000 francos suizos, deberá inscribirse en el registro del IVA suizo, aplicando el impuesto interior y siendo el responsable fiscal del mismo.

En el caso de que el volumen de negocios mundial del proveedor español fuera, por ejemplo, de 80.000 euros (inferior a los 100.000 francos suizos): la legislación del IVA suizo no contempla estas provisiones de servicios como un hecho imponible, dado que no aplica el impuesto sobre las adquisiciones a este tipo de servicios. Por tanto, el proveedor español no es un sujeto imponible.

Ya ves que son muchos los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de facturar a un país extranjero. Especialmente en algunos casos particulares como este que acabamos de tratar sobre la facturación a Suiza. Para ayudarte a tenerlo todo controlado y facilitarte tus gestiones diarias como autónomo no dudes en recurrir a nuestra asesoría fiscal online de Infoautónomos. Tendrás a tu disposición a un equipo de profesionales expertos que te van a ayudar en todo lo que necesites para sacarle a tu negocio el máximo rendimiento.

 

FUENTE: ICEX, España exportación e inversiones.

comments powered by Disqus
Junta de Andalucía

Se ha recibido un incentivo de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, de la Junta de Andalucía, por un importe de 25.892,92 €, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER para la realización del proyecto 401N1700034 / DIGITALIZACION INTEGRAL DE LOS PROCESOS DE LA EMPRESA con objetivo de "Garantizar un mejor uso de las tecnología de la información".