Claves para ser emprendedor y crear tu propio negocio

La idea de negocio

La idea de negocio

La idea de negocio

Claves para ser emprendedor y crear tu propio negocio

Resumen >

Si has decidido poner en marcha tu propio negocio, carga bien las pilas. Requiere un gran esfuerzo, atención constante y mucho trabajo. Pero, sin duda, es una experiencia y una oportunidad de crecimiento personal y profesional enriquecedora y muy estimulante.

Así que, si vas a lanzar tu negocio desde cero, no te pierdas este artículo web. Te traemos las claves para que entiendas cómo emprender tu propio negocio y que puedas hacerlo con garantías: fórmate en emprendimiento, establece tu objetivo, desarrolla tu plan de negocio, consigue financiación y date a conocer a través del branding.

Claves para crear tu propio negocio

Por Infoautónomos

15 de octubre de 2021

6 minutos de lectura

Última actualización

12 de noviembre de 2021

¡Hola autónomo!

No queremos interrumpir tu lectura sobre Fiscalidad pero si necesitas ayuda con los impuestos.

Te ayudamos

En este artículo web te vamos a explicar los puntos clave para emprender:

  1. Fórmate en emprendimiento
  2. Objetivo: soluciona un problema
  3. Pon en marcha tu propuesta: el plan de negocio
  4. La importancia de la financiación
  5. El branding para marcar la diferencia
  6. Consejos para ayudarte a emprender

1. Fórmate en emprendimiento

En primer lugar, y antes de nada, necesitas los conocimientos y la formación adecuada para lanzarte a la aventura del emprendimiento. Y es que, aunque puedas tener muchas y muy buenas ideas de negocio, sin una formación previa podrían echarse a perder.

Es importante que te formes para saber todo lo que se te viene encima: cómo desarrollar tu idea, diseñar tu proyecto, tener un plan de acción, obtener financiación, conocer el mercado, conocer a tus futuros clientes… Y una larga lista de aspectos que debes tener muy en cuenta antes de ponerte manos a la obra.

2. Objetivo: solucionar un problema

¿Para qué sirven las empresas? Pues para responder a las necesidades de los clientes. Es decir, las empresas nacen con el objetivo de ofrecer productos o servicios que sirvan para resolver el problema que se le plantea a una persona, usuario o cliente.

Por tanto, tu idea de negocio debe ser esa solución que demanda el cliente para resolver su problema. En este punto, lo más importante de todo es buscar un sector o temática que te guste y de la que tengas conocimiento y experiencia, y no enfocarlo a la obtención exclusiva del beneficio económico.

3. Pon en marcha tu propuesta: el plan de negocio

Una vez tengas clara tu idea de negocio, que te motive y que responda a las necesidades del cliente, es importante que elabores un plan de negocio, que puedes estructurar del siguiente modo:

  • Realiza un análisis inicial de la viabilidad de tu proyecto: es clave comprobar que tu negocio tendrá cabida en el mercado y que podrás hacerte un hueco desde el que dar el pistoletazo de salida a tu proyecto con opciones reales de obtener los resultados que buscas.
  • Establece tus objetivos: específicos y generales.
  • Define tu idea de negocio: delimita claramente el producto o servicio que vas a lanzar al mercado: soluciones que ofrece, sus ventajas respecto a los demás, clientes potenciales a los que llegar…
  • Elabora un plan económico: calcula el capital inicial necesario para poner en marcha tu proyecto y cómo vas a financiarlo. Y luego haz una previsión de las ventas y gastos que esperas tener.
  • Crea un plan de marketing: analiza a tu competencia y fija las herramientas y procedimientos que vas a emplear para dar visibilidad a tu negocio y llegar a tus clientes potenciales.
  • Recursos Humanos para tu empresa: tendrás que plantearte si tu empresa va a requerir de la contratación de empleados y, si es así, deberás definir su perfil y cualidades, así como la inversión a llevar a cabo para su contratación.
  • Analiza a fondo tu sector de actividad y el valor de tu empresa: es importante que dediques un tiempo a analizar tu mercado, estudies a tu competencia, y sepas cómo funciona el sector en el que te vas a mover y las empresas que ya lo conforman. En este punto debes recopilar toda la información a tu alcance sobre el área o áreas en las que va a desarrollar su actividad tu empresa.

4. La importancia de la financiación

La financiación suele ser uno de los puntos críticos para todo emprendedor. En muchas ocasiones, el emprendedor recurre inicialmente a sus propios ahorros o a la ayuda de familiares o amigos para poner en marcha su nuevo negocio sin correr el riesgo de endeudarse.

Otra opción suele ser pedir el dinero a los bancos. La mayoría de los bancos suelen tener líneas de crédito para autónomos y emprendedores. Eso sí, siempre te van a pedir unas garantías, máxime cuando se trata de poner en marcha un nuevo negocio y los riesgos que ello supone.

Por tanto, las primeras opciones que puedes tener en cuenta para conseguir esa financiación que apoye a tu nuevo proyecto empresarial son: el capital propio, el de familiares o amigos, y el dinero pedido a entidades financieras.

Y si estas vías te fallan, o necesitas una mayor inversión, otras opciones de financiación son:

  • Conseguir socios para tu negocio: que reciban una participación en las ganancias a cambio de una inversión económica o material. Incluso puedes plantearte recurrir a business angels que inviertan en tu empresa.
  • Crowdfunding: poner en marcha una campaña para conseguir cantidades pequeñas de un grupo grande de personas que apoyen tu idea de negocio.
  • Préstamos ICO: son una fuente de financiación oficial que el estado proporciona a autónomos y emprendedores para proyectos de inversión, actividades empresariales y/o necesidades de liquidez o gastos.
  • En startups y proyectos innovadores con alto potencial de crecimiento, puedes recurrir a Sociedades de Capital Riesgo o venture capital, que pasarán a formar parte del capital social de la empresa como accionistas, acompañando al negocio hasta su despegue.

5. El branding para marcar la diferencia

Cada vez más, los usuarios y potenciales clientes están sometidos a una cantidad mayor y muy variada de estímulos. Por este motivo, es de máxima importancia crear una imagen de marca sólida, reconocible y que sea bien valorada. El branding juega un papel fundamental.

Tienes que crear una estrategia de branding a largo plazo óptima, con el objetivo de desarrollar una marca sólida que muestre tus valores y que te diferencie con respecto a la competencia, haciendo que tu negocio sea relevante para tu audiencia.

Entre las estrategias que puedes plantearte están:

  • La creación de vínculos emocionales con tus clientes y tu público.
  • Promueve la asociación de ideas para hacer atractivo tu producto o servicio.
  • Ser consistente y coherente en tus mensajes y piezas de marketing para ser más reconocible y confiable ante tu público.
  • Involucra a tus empleados.
  • Participa y sé proactivo con tus clientes.

6. Consejos para ayudarte a emprender

Para terminar, te lanzamos una batería de tips para ayudarte a emprender:

  • Descubre tus habilidades y experiencias para enriquecer tu idea de negocio.
  • Entrevista a tus clientes para conocer sus necesidades y preocupaciones.
  • Empatiza con tu público objetivo: ¿qué es lo que busca o quiere contratar?
  • Haz pequeñas pruebas de tu negocio para medir los posibles riesgos antes de actuar.
  • Selecciona bien y registra oficialmente el nombre de tu empresa.
  • Aprovecha al máximo todos los recursos gratuitos a tu alcance.
  • Determina y ten clara la estructura legal de tu nuevo negocio.
  • Hazte con un seguroque se adapte a tu empresa.
  • Haz networking y date a conocer sin miedos.
  • Dispón de un sitio web que funcione, sea usable, rápido, atractivo para el usuario y que esté siempre actualizado. Crea un blog corporativo que lo apoye y complemente.
  • Proporciona un servicio al cliente impecable. Interactúa con la gente y cuida mucho a tus clientes.
  • Mejora continuamente tus prestaciones ofreciendo nuevos productos o servicios.
  • Selecciona y contrata a los empleados adecuados para tu negocio. Para ello, busca varios candidatos, no te conformes con conocidos.
  • Usa el boca a boca para darte a conocer. Pese al auge imparable del marketing digital, es incuestionable que un buen marketing de boca a boca puede resultar muy beneficioso para dar a conocer tu empresa y tu producto o servicio.
  • Sé honesto por encima de todo.
  • Aléjate de las influencias negativas. Sé paciente y no te enfades con facilidad.

Pues si has tomado buena nota de todo, es el momento de lanzarte a ello. Y para ayudarte en todo este duro trabajo que vas a afrontar, no dudes en contar con el apoyo de profesionales expertos que te faciliten la tarea.

Cuenta con la asesoría fiscal online de Infoautónomos para que se encargue de todas tus gestiones fiscales con todas las garantías y que puedas dedicarte al 100% a tu negocio sin preocupaciones.