Contratar trabajadores
Contratar trabajadores
Cómo afecta la Ley de Teletrabajo a las empresas en EspañaQué es el registro retributivo y cómo se haceClaves de éxito para contratar a un trabajadorQué es un ERTE y cómo solicitarloPasos para contratar a un trabajadorClaves de éxito para contratar a un trabajadorEl contrato mercantilEl contrato de trabajoPasos para contratar un trabajadorContratos de Trabajo en 2022El Convenio ColectivoCómo entender la nómina de tu trabajadorCómo calcular las retenciones del IRPF de una nóminaContratar a familiares: los Autónomos Colaboradores¿Tiene nómina el socio trabajador?Contratar a trabajadores extranjerosPor qué contratar y dar trabajo a personas con discapacidadCómo registrar la jornada de los trabajadoresCompliance para pymes y autónomosDespido de un trabajadorTipos de despidoSistema Creta: Sistema de Liquidación Directa para empresasPrevención de Riesgos LaboralesPRL para autónomos en coordinación empresarialPRL en autónomos con trabajadoresTarifa Plana de 100 euros a la contratación de trabajadoresTarifa reducida de 500 euros para contratos indefinidos

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Salario Mínimo Interprofesional (SMI) 2022

Resumen > Analizamos la evolución que ha tenido el SMI a lo largo de los años, las condiciones actuales, los complementos salariales afectados y la posición de España con respecto al resto de Europa. Además, hablamos de la respuesta de distintas organizaciones nacionales, de la manera en la que todo esto incide sobre los autónomos, así como de las espectativas para el futuro inmediato.
Salario Mínimo Interprofesional SMI

Actualizado el 10 de noviembre de 2022

9 minutos de lectura

Por Infoautónomos

2022 pasará a la historia como el año en el que, por primera vez, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en España alcanzó los mil euros brutos, tras una subida de 35 euros respecto al año anterior.

Aunque el acuerdo, después de varias negociaciones con la patronal y los sindicatos, no se produjo hasta febrero de 2022, la medida fue retroactiva y tuvo que actualizarse en las nóminas con fecha de 1 de enero de 2022.

En este artículo web te vamos a contar:

  1. Qué es el Salario Mínimo Interprofesional o SMI
  2. La situación del SMI en 2022
  3. Evolución del SMI
  4. A quién afecta la subida del SMI
  5. Complementos salariales afectados
  6. SMI en el contexto europeo
  7. Acogida del nuevo SMI
  8. Claves de la subida del SMI para los autónomos

1. Qué es el Salario Mínimo Interprofesional o SMI

Cabe destacar que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es la cantidad mínima económica que un trabajador va a recibir, como sueldo mínimo y digno, por su jornada laboral.

En nuestro país, esta es de 40 horas semanales trabajadas, las cuales se suelen distribuir en ocho horas diarias por cinco días a la semana, aunque esto puede variar según el contrato.

El importe se fija por el Gobierno, tras negociarse con las fuerzas sindicales y las asociaciones patronales, tanto a nivel local como global.

Fijando este mínimo legal, se pretenden evitar situaciones de explotación y garantizar que todo trabajador obtenga un sueldo que le permita, al menos, cubrir sus necesidades vitales con dignidad, sin estar por debajo del umbral de la pobreza.

Para fijar el SMI se tienen en cuenta diferentes criterios, como elÍndice de Precios al Consumo (IPC), la productividad media nacional, el incremento de la Renta Nacional y la situación económica general del país.

Con todos estos datos se intenta acordar lo que podríamos decir que es una garantía de salario mínimo constitucional, que los trabajadores por cuenta ajena pueden obtener a cambio de su trabajo.

No hay que olvidar que, como su propio nombre indica, el SMI es un acuerdo de “mínimos”, por tanto, ningún otro trato o convenio puede ir en detrimento de este importe.

Los convenios colectivos influyen siempre de forma positiva en el SMI, nunca de manera negativa.

También, hay que tener en cuenta que el salario mínimo no puede compensarse con retribuciones de ningún tipo, como cheques de comida o transporte.

2. La situación del SMI en 2022

Con el acuerdo de 2022, el SMI se sitúa en 1.000 euros en 14 pagas tras las significativas subidas evolutivas que tuvieron lugar en 2020 y 2021.

Con esta cantidad, que se aplica tanto a los trabajadores con contrato fijo como a los que tengan uno eventual o sean empleados del hogar, se considera que la remuneración es más equitativa y se acerca a la línea de lo establecido por el Comité Europeo de Derechos Sociales.

No obstante, a pesar de esta subida, el SMI aún no llega a ser el 60% del sueldo medio español, que está en torno a los 25.000 euros, pero se aproxima bastante.

Este aumento ha supuesto un incremento del 3,63% respecto al SMI del 2021 y establece el sueldo diario en 33,33 euros al día, con carácter general.

Además, fija una percepción mínima de 7,82 euros brutos por cada hora efectiva trabajada para las empleadas del hogar.

Es importante tener presente que estas cantidades siempre corresponden al salario bruto, por lo que es habitual que el importe neto de la nómina no alcance estas cifras. A este sueldo mínimo se le aplican una serie de retenciones como el IRPF y deducciones de la cuota de la Seguridad Social y la del desempleo, etc. 

3. Evolución del SMI

La evolución del SMI ha sido paulatina a lo largo de los años.

Para ponernos en contexto, podemos remontarnos a hace dos décadas, en el año 2000, cuando el importe era de 424,8 euros mensuales.

Diez años más tarde, en 2010, el SMI ascendía a 633 euros, y cinco años después se situaba en 658 euros.

Todo ello fue el resultado de incrementos periódicos, aunque hay que remarcar dos años en los que esto no ocurrió: 2012 y 2014. 

En 2015, el SMI estaba en 658 euros y, desde entonces, las subidas fueron más pronunciadas y frecuentes.

Sin embargo, podemos decir que hubo un punto de inflexión en el 2019, cuando todo cambió sustancialmente. En este año, el SMI pasó de 735,90 a 900 euros, lo que supuso una subida del 22,3%,la más alta de la democracia.

A partir de ahí, se ha seguido incrementando pero de forma mucho más suave, motivada, en parte, por la difícil situación vivida durante la pandemia de la Covid-19. 

Así, aunque la cifra llegó a 950 euros en 2020, recordemos que, en diciembre de ese mismo año, el Real Decreto Ley 38/2020 prorrogó ese importe durante 2021 de forma temporal para paliar la terrible situación que atravesaban las empresas por la pandemia, dejando la puerta abierta a un posible incremento, en cuanto mejorasen las circunstancias.

Fue a finales de septiembre de 2020 cuando se aplicó una tímida subida, llegando hasta los 965 euros, que se mantuvieron también en 2021.

Precisamente, en septiembre de 2021 fue cuando se anunció que se volvería a subir este año, continuando con la línea ascendente que se estaba llevando hasta ese momento.

Previsiones de aumento del SMI para 2023

La tendencia al alza del SMI no acaba aquí, y desde el Gobierno se ha convocado a un comité de expertos para establecer cuál debería ser el porcentaje de aumento de cara al 2023.

Esto se hace considerando sobre todo el comportamiento del Índice de Precios al Consumo (IPC), que alcanzó las dos cifras en junio, julio y agosto de 2022, además de otros factores entre los que está la incertidumbre económica actual.

De cualquier forma, se esperaque en 2023 se incremente el SMI en al menos 50 euros más,llegando a los 1.050 euros brutos mensuales.

Con esta medida, desde el Gobierno indican que en 2023 el SMI sí que se ajustaría al 60% del salario medio,tal y como se acuerda en la Carta Social Europea firmada por todos los países miembros.

Habrá que esperar los próximos anuncios, pues tanto España como Europa atraviesan dificultades económicas, hasta el punto de que los más pesimistas auguran una recesión en los próximos meses.

4. A quién afecta la subida del SMI

El incremento del SMI afecta especialmente a las personas trabajadoras que están fuera de convenio, es decir, aquellos con menos ingresos, que suelen ser mujeres y jóvenes.

Según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, el incremento del SMI afecta a un millón y medio de personas empleadas (con especial atención en el sector agrario y los servicios). 

Debe añadirse que, en realidad, el incremento afecta a todas las personas trabajadoras: aunque no suba la cuantía del salario, todos los empleados se benefician indirectamente por los conceptos de su nómina que se calculen sobre la base de dicha cifra (por ejemplo, la cantidad de salario protegida y que no puede ser embargada).

Aquellos empleados cuyo salario esté por encima de los 14.000 euros brutos al año no notarán ningún cambio de forma directa. Pero sí podrán beneficiarse en el futuro, ya que se incrementan los límites de salarios e indemnizaciones que abona el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA).

5. Complementos salariales afectados

La norma establece las condiciones y límites para absorber o compensar el incremento del SMI en el cómputo anual por salarios.

Según esto, la revisión del salario mínimo no afecta a la cuantía de salarios profesionales que cobre la persona trabajadora cuando, en su conjunto, sean superiores al SMI.

Al salario mínimo de 1.000 euros se le sumarán los complementos establecidos en el artículo 26.3 del Estatuto de los Trabajadores, que le correspondan.

Así mismo, se contabilizarán los importes correspondientes a remuneraciones a primas o incentivos a la producción.

Estas percepciones se pueden compensar con los ingresos que por todos los conceptos vengan percibiendo los trabajadores en cómputo anual y jornada completa, cuando la normativa vigente lo permita.

En cuanto a la revisión del salario mínimo de 2022, no corresponderá cuando el importe que reciben o su conjunto anual sean superiores a la cifra establecida como SMI anual de 14.000 euros.

6. SMI en el contexto europeo

El salario mínimo es un concepto bastante conocido en toda Europa.

A pesar de que hay países como Italia, Dinamarca, Austria, Finlandia o Suecia, en los cuales no se establece legalmente un importe mínimo de ingresos, el resto de naciones sí que lo contempla. 

En España tenemos el séptimo salario mínimo más alto de la Unión, lo que nos sitúa en la zona media de la tabla.

Por encima de nosotros está Luxemburgo, con 2.313 euros, Irlanda con 1.774 euros, Países Bajos con 1.725 euros, Bélgica con 1.658 euros, Alemania con 1.621 euros y Francia con 1.603 euros.

Hay que considerar que todos estos números se dividen en doce pagas anuales, mientras que en nuestro país lo hacemos en 14. Si nos adaptamos a los cálculos europeos, hablamos de 1.166 € al mes. Sin embargo, el salto con respecto a Francia sigue siendo bastante notorio.

En el otro extremo están Bulgaria, Letonia y Rumanía, con salarios mínimos de 332, 500 y 515 euros, respectivamente, los más bajos.

7. Acogida del nuevo SMI

Como es de esperar, el incremento del SMI es una noticia positiva para todos los trabajadores que perciben esta retribución, así como aquellos cuyos contratos o beneficios se basan en ella.

La medida ha sido respaldada por las asociaciones sindicales, que han tenido un papel activo en la demanda por el reciente aumento.

Sin embargo, también hay entidades que miran esto con recelo y se han mostrado en desacuerdo.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales, CEOE ha dejado clara su postura en contra del nuevo Salario Mínimo.

Sus razones se sustentan en la coyuntura económica que atraviesa el país, que afecta la capacidad y los resultados de las empresas.

Según la patronal, muchas pymes ya se encuentran al límite y podrían tener dificultades para hacer frente a estos nuevos gastos. 

Por su parte, la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, CEPYME, aboga por hacer un análisis más riguroso a la hora de decretar subidas del SMI.

Sostiene que se deben mirar indicadores más allá del IPC, además de considerar la realidad de cada sector, en lugar de tratarlos a todos por igual.

8. Claves de la subida del SMI para los autónomos

Aunque inicialmente parece que la subida del SMI solo se aplica a los trabajadores por cuenta ajena, la realidad es que aquellos que están dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) también se ven afectados por este incremento.

Por un lado, al incrementarse el SMI, también asciende la base de cotización mínima y, como efecto colateral, sube también la cuota de los autónomos.

No obstante, a partir del 1 de enero de 2023 entra en vigor el nuevo modelo de cotización para los autónomos que acabará con la posibilidad de que cada persona decida cuál es su base de cotización sin tener en cuenta su volumen real de ingresos.

De esta forma, todos estos cambios se sumarán a la subida del SMI.

Por otro lado, los autónomos que tengan personal contratado tienen que asumir el aumento del SMI y aplicar estos incrementos en la nómina de sus asalariados para cumplir con la legalidad vigente.

Esto es algo que, sin lugar a dudas, afecta a las cuentas de los trabajadores por cuenta propia, quienes tendrán que revisar muy de cerca su estructura de costes y sus márgenes de beneficios para poder hacer frente a los cambios.

Si este es tu caso, recuerda que en Infoautónomos contamos con un servicio de gestoría laboral online para autónomos y pymes con el que podemos ayudarte a poner tus cuentas en orden. 

El SMI marca las bases legales de la remuneración de los trabajadores para asegurar unas condiciones mínimas de dignidad y seguridad.

Con las subidas esperadas para 2023, el SMI español sería unos 500 euros superior al que se tenía hace diez años, que apenas rondaba los 645 euros.

De cualquier forma, es innegable el impacto que tiene esto sobre la economía española, que es positivo para algunos y desfavorable para otros.

Solo queda esperar para ver cómo será la dinámica de aquí en adelante, lo que sin duda marcará el camino de los próximos incrementos.

Infoautónomos

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?