Cómo facturar
Cómo facturar
¿Cómo calcular la base imponible de una factura?¿Cómo Facturar?Tipos de facturaGlosario de términos para empezar a facturarFacturar con IRPF e IVACómo facturar sin ser autónomoCuánto facturar para ganar al menos 1.000 euros de liquidez7 consejos para la gestión de facturas de forma eficienteLa factura simplificadaQué es una factura proformaFactura electrónicaCómo facturar a clientes extranjeros¿Es posible facturar con distintos tipos de IVA?Facturar a Canarias, Ceuta y Melilla ¿con o sin IVA?Plazos de expedición y envío de facturasEl Albarán¿Cómo y cuándo utilizar una factura rectificativa?Cómo facturar suplidos y gastos reembolsablesTransformación digital en la facturación del autónomoCómo facturar por cooperativas de trabajo asociado

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

¿Qué es y para qué sirve la dirección de facturación?

Resumen > La dirección de facturación es importante tanto a la hora de contratar servicios como en la compra de productos online. Te vamos a explicar qué es, para qué sirve y los datos que debes incluir en ella. Y también te contaremos cómo funciona la dirección de facturación para autónomos y empresas.
Dirección de facturación

Actualizado el 27 de junio de 2023

6 minutos de lectura

Por Infoautónomos

Está siempre ahí, pero quizá no le hayas prestado toda la atención que merece.

El término dirección de facturación es común en nuestro día a día tanto en la compra de productos online como en la contratación de servicios.

¿Qué significa la dirección de facturación y por qué tienen tanta importancia?

Este término es esencial para todos: particulares, autónomos y empresas.

Debes comprenderlo en profundidad, ya que de no hacerlo podrías tener problemas en varios ámbitos.

Banner Libro De Ingresos Y Gastos

Por eso, en este artículo web te vamos a explicar:

  1. ¿Qué es la dirección de facturación?
  2. ¿Para qué sirve la dirección de facturación?
  3. La dirección de facturación en autónomos y empresas
  4. La dirección de facturación en particulares
  5. ¿Qué datos hay que poner en la dirección de facturación?
  6. ¿Cuándo hay que cambiar la dirección de facturación?
  7. Diferencia entre la dirección de facturación y dirección de envío

1. ¿Qué es la dirección de facturación?

La dirección de facturación es un dato que forma parte de las facturas que emiten las empresas y los autónomos.

Corresponde con el domicilio fiscal, el lugar donde se ubica el domicilio de la persona física o jurídica a efectos fiscales.

Con frecuencia, la dirección de facturación genera muchas dudas entre los autónomos y las empresas, aunque el consumidor final también suele tener dudas razonables sobre este término.

La diferencia entre particulares y profesionales es notable. Te contamos cómo afecta a ambos.

Software de facturación y contabilidad para autónomos

2. ¿Para qué sirve la dirección de facturación?

Esta dirección sirve para identificar el domicilio de la persona física o jurídica en el proceso de adquisición de los bienes o servicios.

Forma parte de los que conocemos como “datos de facturación”, que además de la dirección incluye el nombre, los apellidos y el NIF o NIE.

  • En particulares: la dirección de facturación permite identificar al comprador, lo que resulta esencial para evitar fraudes durante el proceso de pago.

  • En negocios: se utiliza a la hora de realizar cualquier transacción comercial. Esta dirección es obligatoria. Permite comprobar el domicilio tanto del proveedor como del cliente.

Pero las implicaciones de este concepto van más allá de este breve resumen.

3. La dirección de facturación en autónomos y empresas

Los particulares suelen tener dudas con los datos de facturación, pero son los autónomos y las pequeñas empresas los que más consultas realizan sobre este tema.

Introducir la dirección de facturación correctamente será esencial para poder computar la factura como gasto deducible.

Como hemos indicado anteriormente, este dato corresponde con el domicilio fiscal del autónomo o de la empresa.

Es la dirección que tiene registrada la Agencia Tributaria en sus archivos.

Debes añadir la dirección exacta en todas las facturas, tal y como consta en Hacienda.

¿Es lo mismo domicilio social que domicilio fiscal? No necesariamente.

El domicilio social es el que aparece en la escritura pública de constitución de la empresa mientras que el fiscal es el que tiene registrado Hacienda.

A menudo ambos coinciden, pero no siempre es así.

4. La dirección de facturación en particulares

Cuando compras un producto o servicio a nivel particular, el campo “datos de facturación” o “dirección de facturación” corresponde con la información que vincula el pago contigo.

En otras palabras: se trata de la dirección asociada a la tarjeta de debido o crédito, o al método de pago que hayas utilizado.

Por tanto, como usuario particular deberías introducir en la dirección de facturación los mismos datos que tengas en el método de pago.

No es un trámite burocrático sin más, se trata de un sistema de seguridad pensado para protegerte como comprador.

El problema que puedes tener con los datos de facturación siendo particular

Cuando has tenido varias residencias en los últimos años la situación puede complicarse.

En ese caso, es probable que no sepas con seguridad la dirección asociada al método de pago elegido.

Imagina que has vivido en tres domicilios diferentes durante los últimos cinco años. ¿Dónde estarán asignadas las tarjetas y el resto de medios de pago?

El problema aumenta cuando el banco deja de enviar los extractos de la cuenta a casa (algo habitual hoy en día).

En ese caso es aún más difícil percatarse del error porque en esos extractos figura la dirección de facturación.

Y sí, es posible que lleves años con unos datos erróneos asociados a tus tarjetas de crédito y débito.

Para añadir aún más complicación al asunto: la dirección debe coincidir exactamente con la que tiene registrada el banco.

Los errores tipográficos más inocentes pueden complicar las cosas.

¿Qué pasa si introduces una dirección de facturación errónea?

Esto es más complejo de lo que parece.

Si lo piensas, de todas las compras online que has hecho en los últimos años probablemente ninguna haya sido rechazada por introducir una dirección errónea.

Sin embargo, todos los bancos tienen un sistema para verificar las direcciones. Es un método de seguridad complejo.

Primero, tu banco comprobará que los datos introducidos en la compra coincidan exactamente con los de la tarjeta.

Si lo hacen, dará luz verde para completar la transacción; si existen discrepancias en alguna letra, el sistema decidirá si la transacción es válida o no; cuando la dirección no coincida en absoluto, la transacción figurará como “cargo pendiente” a la espera de ser aceptada por el vendedor.

Esa es una de las razones por las que algunos pagos quedan durante días a la espera de ser cargados.

Salvo raras excepciones, estas transacciones terminan siendo validadas porque la dirección es solo uno de los métodos de seguridad bancarios.

¿Debes actualizar la dirección de facturación?

Sí, sin ninguna duda.

Por seguridad, debes acceder a tu banco y comprobar los datos de todas las tarjetas.

Actualízalos con tu dirección actual si fuera necesario.

Se trata de un método de seguridad que evita estafas y operaciones fraudulentas.

Y aunque probablemente puedas seguir realizando tus compras online introduciendo unos datos de facturación antiguos o incompletos, estarás más respaldado si lo haces correctamente.

5. ¿Qué datos hay que poner en la dirección de facturación?

Esta dirección debe contener los siguientes campos:

  • Nombre de la calle.

  • Número.

  • Piso y letra.

  • Código postal.

  • Localidad.

  • País.

Además, para completar los datos de facturación debe incluirse: nombre, apellidos y NIF/NIE.

El objetivo es la correcta identificación de las dos partes que intervienen en la transacción del bien o servicio.

6. ¿Cuándo hay que cambiar la dirección de facturación?

Es necesario actualizar o modificar los datos contenidos en la dirección de facturación cuando se produzca un cambio de domicilio o cuando hay una variación en los datos fiscales por cambio de local o sucursal.

Resulta esencial mantener toda la información correcta y al día.

Para evitar estafas y para poder desgravar las facturas.

7. Diferencia entre la dirección de facturación y dirección de envío

¿Qué diferencias hay entre la dirección de envío y la dirección de facturación? ¿Deben ser iguales?

La dirección de envío contiene los datos necesarios para completar el envío del producto.

Esta dirección puede ser distinta a la dirección de facturación.

Tal y como hemos indicado a lo largo del artículo, la dirección de facturación corresponde con los datos asociados al método de pago elegido (en el caso de los particulares) o con la dirección fiscal (si eres autónomo o empresa).

Resumiendo:

  • Dirección de envío: donde quieres que te llegue el producto.

  • Dirección de facturación: la dirección fiscal de tu negocio o los datos que figuren en el medio de pago si realizas la compra como usuario final.

A nivel particular, es fundamental conocer las direcciones asociadas a los medios de pago y mantenerlas siempre actualizadas para asegurar las transacciones.

A nivel profesional, tanto los autónomos como las empresas deben incluir en sus transacciones la dirección fiscal actualizada para cumplir con la legislación y poder deducir ese gasto.

Probar software de facturación y contabilidad para autónomos

Infoautónomos

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

La ventana a la actualidad
para emprendedores, autónomos y pymes

Únete a nuestros más de 300.000 suscriptores que ya están al día de todas las novedades y ofertas gracias a nuestra Newsletter

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿Necesitas información sobre nuestros servicios?