Cómo facturar
Cómo facturar
¿Cómo calcular la base imponible de una factura?¿Cómo Facturar?Tipos de facturaGlosario de términos para empezar a facturarFacturar con IRPF e IVACómo facturar sin ser autónomoCuánto facturar para ganar al menos 1.000 euros de liquidez7 consejos para la gestión de facturas de forma eficienteLa factura simplificadaQué es una factura proformaFactura electrónicaCómo facturar a clientes extranjeros¿Es posible facturar con distintos tipos de IVA?Facturar a Canarias, Ceuta y Melilla ¿con o sin IVA?Plazos de expedición y envío de facturas¿Cómo y cuándo utilizar una factura rectificativa?Cómo facturar suplidos y gastos reembolsables¿Qué es y para qué sirve la dirección de facturación?Transformación digital en la facturación del autónomoCómo facturar por cooperativas de trabajo asociado

El Albarán

Resumen >

El albarán o nota de entrega se usa para acreditar y verificar la entrega de un pedido. En este artículo te damos las claves para usarlo, los requisitos que tiene que cumplir y te decimos cuales son los tipos de albarán que existen.

El albarán en operaciones comerciales

Actualizado el 5 de abril de 2024

3 minutos de lectura

Por Infoautónomos

El albarán es un documento utilizado en las operaciones comerciales que certifica que un pedido ha sido entregado, aunque hay que tener en cuenta que no sustituye a la factura.

Banner Libro De Ingresos Y Gastos

Qué es el albarán

El albarán o nota de entrega, es un documento mercantil que acredita la entrega de un pedido.

Al comprador le sirve para comprobar que lo que ha recibido coincide con lo que solicitó y verificarlo con la facturación del pedido cuando ésta sea posterior.

En el caso del vendedor sirve como justificante de que el comprador ha recibido el pedido.

Y para la persona o empresa que se encarga de la entrega del pedido, el albarán justifica que lo ha entregado.

El albarán original y una copia se envía al comprador, el cual debe firmarlo como prueba de que ha recibido el pedido, quedándose con el original y entregando la copia la mensajero.

Otra copia permanecerá en poder del vendedor. Es necesario guardar el albarán por si se produjese alguna reclamación.

El uso del albarán no es obligatorio por lo que en ocasiones se entrega directamente la factura.

En los casos en los que las transacciones son muy continuas se entrega albarán y al final de cada periodo se emite la factura de todas las transacciones.

Requisitos del albarán

El contenido del albarán varía en función del país en que se emita, aunque en general debe contener los siguientes datos que demuestran la existencia de la transacción:

  • Lugar y fecha de emisión del albarán.
  • Código o número del documento.
  • Datos identificativos del comprador y del vendedor.
  • Domicilio del comprador y vendedor.
  • Lugar y fecha de entrega.
  • Firma  y sello del receptor de la mercancía.
  • Cantidad y descripción de los productos.
No es requisito indispensable especificar en el albarán el precio del producto, puesto que la función del albarán no es la de justificar el pago, para ello está la factura, sino la de justificar la entrega del producto o servicio.

Tipos de albarán

En función de los datos que contenga el albarán distinguimos entre albarán valorado y albarán sin valorar.

  • El albarán valorado no suele ir acompañado de la factura, por que lo que contiene además de la descripción y cantidad de productos, el precio individual de cada producto, descuentos, impuestos e importe total del pedido. En este caso la facturación se hace posteriormente a la entrega del producto.
  • El albarán sin valorar va acompañado de la factura, por lo que tan solo contiene los datos relativos a la descripción y cantidad de productos, y no deja constancia del precio de cada producto ni del precio final del pedido, ya que estos datos se especifican en la factura que acompaña a este albarán.
El uso de un tipo u otro de albarán dependerá tanto del cliente, si solicita más o menos información en el mismo, como de la política de facturación que siga el vendedor.

infoautónomos asesoría

Cuestiones a tener en cuenta

  • El albarán no es un documento sustitutivo de la factura, sino complementario de la misma.
  • La firma del albarán supone la conformidad con la mercancia recibida, por lo que no es aconsejable firmarlo hasta que no se compruebe el buen estado del pedido y que coincida  con lo que se había solicitado.
  • Si no se está conforme con lo recibido, se puede optar bien por no firmar el albarán en cuyo caso se devolvería el pedido, o bien por firmarlo, pero indicando en el apartado “observaciones” la anomalía detectada en el momento de la entrega.
  • Es necesario guardar el albarán o una copia por si fuese necesario hacer una reclamación.

Cuándo es obligatorio conservar albaranes

Lo normal es que la información que aporta el albarán se refleje posteriormente en una factura, que es garantía en derecho tributario y además el documento con el que podrás deducir gastos o tributar el IVA.

Pero cuando la factura, en vez de reflejar la información presente en el albarán, lo menciona o hace referencia directamente a éltendrás la obligación de guardarlo junto a su correspondiente factura. 

Esto es algo que pasa habitualmente en las facturas recapitulativas. Aquellas en las que se incluye información relativa a distintas operaciones realizadas en diferentes fechas para un mismo destinatario, siempre que éstas se hayan efectuado dentro de un mismo mes natural.

Infoautónomos

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

La ventana a la actualidad
para emprendedores, autónomos y pymes

Únete a nuestros más de 300.000 suscriptores que ya están al día de todas las novedades y ofertas gracias a nuestra Newsletter

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.