Comercio minorista, el sector al que más le cuesta levantar cabeza

Blog

Comercio minorista, el sector al que más le cuesta levantar cabeza

Por Estefanía

1 de agosto de 2013

1 minutos de lectura

Última actualización

12 de noviembre de 2021

«Las ventas del comercio minorista retrocedieron un 7% en junio en comparación con el mismo mes de 2012 y encadenan 3 años consecutivos de caídas». Éste es uno de los datos que pudimos leer en la jornada de ayer en la mayoría de los diarios económicos de nuestro país y que, lamentablemente, refleja la dura situación por la que atraviesa el sector desde hace ya demasiados meses.

Hace poco más de un mes que conocíamos los planes del Ejecutivo para relanzar uno de los sectores que más gravemente ha acusado los efectos de la crisis y que no había encontrado una respuesta coherente a sus demandas con anterioridad. De esta manera, el Plan Integral de Apoyo al Comercio Minorista se configuraba como una tabla de salvación con más de una treintena de medidas destinadas a impulsar su competitividad.

Sin embargo, parece que éste plan ha llegado más tarde de lo oportuno y su puesta en marcha, en coordinación con las Cámaras de Comercio de las diferentes regiones españolas, todavía no ha dado sus frutos.

Mientras tanto, los colectivos de autónomos analizan las causas que incapacitan al comercio minorista para la recuperación económica, apuntando a la crisis del consumo como la principal. Y si bien es cierto que la del consumo es una crisis difícil de superar, al menos en el corto plazo, desde Infoautónomos volvemos a incidir en la necesidad de promover el consumo responsable, como ya hicimos hace unos meses al explicar por qué comprar en el pequeño comercio puede ayudar a salvar a muchos autónomos y emprendedores.

Así, una de las principales demandas del colectivo de autónomos es la de una apuesta firme del Gobierno por el crecimiento económico a través de la recuperación de la demanda interna, además de la de otorgar mayores facilidades a la hora de acceder a la financiación, cada vez más inalcanzable para el pequeño comercio.

Y prueba de ello son las dificultades que encontramos a la hora de localizar programas de ayudas y subvenciones destinados al comercio minorista que aún siguieran activos. No obstante, puedes comprobar las ayudas para el comercio existentes en tu comunidad autónoma y con convocatoria en 2013 en éste enlace.

En definitiva, la situación del pequeño comercio en nuestro país arrastra una situación de crisis profunda y prolongada en el tiempo que hace más necesaria que nunca una verdadera apuesta del Gobierno central por su reactivación económica. Por su parte, el colectivo de autónomos confía en que Plan Integral de Apoyo al Comercio Minorista suponga «un balón de oxígeno» para el sector, aunque, insistimos, será necesario esperar para evaluar su verdadera incidencia.