Blog
¿Por qué la pensión media de los autónomos no llega a 650 euros? La importancia de planificar la jubilación
La importancia de disponer del certificado digitalDescubre los perfiles para un equipo eficazLa claves de la flexibilización del cese de actividad y los ERTE frente al coronavirusRetenciones del IRPF de los autónomos: Seguirán siendo del 21% en 201410 consejos para conseguir clientes de manera consistente y persistenteCómo actuar ante una denuncia por vulnerar la protección de datos¿Trabas en la entrada en vigor de la nueva ley de autónomos?Glosario para entender el eCommerce que vieneEvaluación del Gobierno a las líneas ICO para autónomos y pymesCotización en el Régimen de Autónomos: bases y tiposUn 37% más estrecha: la pensión media del autónomo continúa muy lejos de la del asalariadoLas tendencias de marketing de 2017Autónomos, multinacionales y la sangría del empleoSistema de afiliados: cómo ganar dineroShowrooming o cómo aumentar las ventas online de tu negocioNuevas medidas de apoyo a autónomos y emprendedores del Ayuntamiento de MadridCómo crear una tienda online: Guía de eCommerce para autónomos y pymesAdiós al grueso de ayudas a la contratación en 2019Consigue tus sueños, consigue el éxitoCuál es la diferencia entre solvencia y liquidez¿Cómo montar una franquicia?Cómo presentar la Renta 2017Por qué contratar y dar trabajo a personas discapacitadasLa publicidad en LinkedIn Ads: tipos de anuncio y consejosTarifa plana para emprendedores: más de un millón de beneficiarios desde 2013Consejos para crear con éxito tu pyme desde cero

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

¿Por qué la pensión media de los autónomos no llega a 650 euros? La importancia de planificar la jubilación

Actualizado el 12 de noviembre de 2021

2 minutos de lectura

Por Estefanía

Según un comunicado difundido por UATAE hace unos días, los profesionales autónomos en España perciben una pensión media de poco más de 646 euros, casi 500 euros menos que la prestación media correspondiente a los trabajadores del Régimen General.

Pero, ¿por qué sucede esto? Al igual que los trabajadores por cuenta ajena,  en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos los profesionales cotizan a la Seguridad Social desde el primer día en que comienzan su actividad a través del pago de la cuota de autónomos, que incluye la cobertura de determinadas prestaciones, como la jubilación, la incapacidad temporal o, con un tipo adicional, el cese de actividad.

Normalmente, la mayoría de los autónomos que inician su actividad cotizan al mínimo, es decir, pagan la cuota mínima, para luego, una vez se acerca la edad de jubilación, ir aumentando la cuantía de la cuota e incrementar de esta forma la prestación recibida una vez cesen en su actividad. Es importante recordar que, para poder acceder a la jubilación, los autónomos deberán haber cotizado durante un mínimo de 15 años, 2 de los cuales deben estar comprendidos entre los últimos 15 años en los que se desarrolla la actividad.

Sin embargo, la crisis y la difícil situación económica por la que están pasando muchos miembros de este colectivo hace que este aumento paulatino en las cotizaciones a la Seguridad Social no se produzca, ya que el incremento en el pago de la cuota de autónomos resta liquidez a los profesionales.

Por ello, es importante planificar adecuadamente la jubilación de los autónomos y, de esta forma, poder salvar los inconvenientes que pudieran surgir durante un periodo de tiempo determinado y que las consecuencias en la pensión futura puedan minimizarse al máximo.

Además, la ley establece ciertas limitaciones en el cambio de base de cotización (sueldo teórico sobre el que se calcula la cuota) a partir de una determinada edad, por lo que la planificación se hace aún más importante.

Tras la reforma del sistema de pensiones, los profesionales que, por ejemplo, planeen su jubilación para 2013, tendrán que aumentar su cotización hasta los 500 euros desde los 42 años en caso de aspirar a la pensión máxima.  Sin embargo, los autónomos mayores de 47 cuya base de cotización en diciembre de 2011 fue inferior a 1.682 euros, solo podrán aumentar su base de cotización hasta los 1.870 euros.

Los cambios legislativos, las variaciones en la economía general y las propias circunstancias de cada profesional hacen que la planificación de la prestación por jubilación sea, en ocasiones, complicada. Por ello, y ante la duda, es recomendable que te acerques a la oficina de la Seguridad Social más cercana y expongas tu caso para que te asesoren personalmente.

Imagen: FreeDigitalPhotos

Estefanía

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

La ventana a la actualidad
para emprendedores, autónomos y pymes

Únete a nuestros más de 300.000 suscriptores que ya están al día de todas las novedades y ofertas gracias a nuestra Newsletter