Blog
Domicilio social y domicilio fiscal: ¿hablamos de lo mismo?
Estas son las soluciones digitales clave si eres autónomo y vas a solicitar tu Kit DigitalUmbral de rentabilidadKanban o cómo aumentar la productividad en tu negocioLa solicitud de avales para autónomos y pymes se amplía hasta junio de 2022Cómo solicitar tu certificado de estar al corriente de pago a la Seguridad SocialEl uso particular del teléfono de empresa:consecuenciasLas bonificaciones de los autónomos en una infografíaLa revolución de la economía colaborativaCrea el modelo de negocio de tu empresa con Lean CanvasEmprender tras los 40: cómo superar los tres principales obstáculos¿Cómo queda el sistema de aplazamientos de deuda en 2018?Entrevista a Infoautónomos en el Salón Mi EmpresaUtilidades para autonomosPor qué y cómo hacer podcast en tu estrategia de marketingNuevo fondo de crédito para autónomos en AndalucíaAutónomo, así debes gestionar tu alta en el sistema REDFormación para autónomos y pymes: el riesgo de «convertirse en una lavadora»Periodos mínimos de cotización para el acceso a prestaciones de autónomos¡Así queda la subida de las pensiones del autónomo! (Incluye infografía)Héroes del Social Media, JumosolCómo reconducir el presupuesto anual de tu empresaClaves para renovar y actualizar tu página webLas nuevas medidas fiscales para autónomos y pymes anunciadas por el GobiernoCae el número de autónomos el 1,84%¿Cómo conectar con los consumidores Millenials?Novedades fiscales 2020 para autónomos y pymesCómo solicitar la jubilación anticipada del autónomo

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Domicilio social y domicilio fiscal: ¿hablamos de lo mismo?

Resumen > Cuando hablamos de domicilio social y fiscal hablamos de referencias diferentes, En este post te explicamos qué indica uno y otro y qué diferencias hay entre ambos.
Mapa

Actualizado el 12 de noviembre de 2021

2 minutos de lectura

Por Marina

Cuando se trata de darte de constituir una sociedad e iniciar su actividad es fundamental tener dos referencias: domicilio social y domicilio fiscal. Ambos son imprescindibles para que tu empresa esté localizable pero no debes confundirlos ya que, pese a que en muchas ocasiones coinciden, aportan diferentes informaciones para diferentes destinatarios. Veámoslo.

1. Qué es el domicilio social

Donde recibes a tus proveedores para alcanzar acuerdos, donde te llega ese nuevo monitor que la empresa compró hace dos días, donde pasas largas noches cerrando caja y la contabilidad mensual de tu negocio, en definitiva donde puede tu sociedad cualquier interesado.

El domicilio social es por regla general el lugar, físico u online, en el que desarrollas y gestionas tu actividad dentro de territorio español.

La definición técnica que establece la Ley de Sociedades de Capital es la siguiente: el domicilio social es el lugar en el que se halle el centro de su efectiva administración y dirección, o en el que radique su principal establecimiento o explotación.

¿En qué aspectos va a influir la elección de la ubicación del domicilio social?

  • En el momento de inscribir la sociedad, el domicilio social, incluido en las escrituras, indica el Registro Mercantil que corresponde para tal hecho.
  • Establece la normativa de tipo estatal, autonómica o local aplicable a tu actividad
  • Atribuye la localización para la celebración de las Juntas de Socios o Consejos de Administración.

Un cambio de domicilio social lleva asociado también cambio de los estatutos previo acuerdo por Junta de Socios.  Una vez aprobado has de notificarlo en el modelo 036 de alta en Hacienda.

2. Domicilio fiscal para el control tributario

 Aunque en la mayoría de las ocasiones domicilio social y domicilio fiscal coinciden en la misma dirección la realidad es que su utilidad es bien distinta. Para emprezar, hay que dejar claro que mientras que el domicilio social es una referencia solo para empresas o sociedades el domicilio fiscal es común a autónomos y pymes.

El domicilio fiscal, regido por el artículo 48 de la Ley de General Tributaria,  determina la delegación tributaria a la que pertenece la sociedad o empresa. La normativa lo define como el lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria.

En la práctica, el domicilio fiscal es la dirección que dispone la Seguridad Social y Hacienda para realizar notificaciones, siendo por tanto el lugar de seguimiento tributario y la referencia de la Administración. Además es la vía para peticionar, como persona física, el Número de Identificación Fiscal (NIF).

El domicilio fiscal, a diferencia del social, no figura en los estatutos de la sociedad ni es de dominio público pero el cambio de dirección también se realiza en el modelo 036 de alta en la Agencia Tributaria.

Marina

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes