Blog
Ser autónomo y pedir un préstamo: Misión imposible si tienes que pagar más de un 10% de interés
Que desplazarte no te salga “por un ojo de la cara”: Alternativas para ahorrar en combustibleCómo sacar partido al Black Friday en tu comercio¿No has entregado equipos de protección individual a tus trabajadores? ¡Cuidado!Cómo ser tu propio Community ManagerDía Europeo de las Pymes: el motor de la economíaTipos de seguros para autónomos: ¿Cuál contratar?Autónomos: se acaba el plazo para cambiar la base de cotización en 2019Cómo darse de baja de autónomos. Infografía.5 razones por las que el email marketing es la opción prioritaria de los autónomosMóvil para autónomos: elige el mejorCómo decir no con elegancia a un clienteLa gestión del tiempo como factor clave de la productividad y la satisfacción en el trabajo5 habilidades para ser un profesional competitivo en 2020Landing Page: la herramienta publicitaria por excelencia para pymes y autónomos3 fórmulas para reducir el rendimiento neto de actividades económicas en tu Renta 2019Contratos públicos al alcance de los autónomos4 imprescindibles de la atención comercial onlinedónde comprar las mejores mesas redondasMañana, último día para acogerse al Plan de pagos a Proveedores y cobrar las deudas de las administracionesAutónomos societarios: la necesidad urgente de proteger a las pequeñas empresasCómo crear un portafolio profesional de éxitoMediación entre autónomos y entidades financierasSi no aciertas 7 en este test del autónomo, tienes un problemaPropuestas para mejorar el acceso de los autónomos a la jubilaciónEl permiso de paternidad dura 8 semanas desde hoy

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Ser autónomo y pedir un préstamo: Misión imposible si tienes que pagar más de un 10% de interés

La financiación de pymes y autónomos: el gran tema de debate de las últimas jornadas y uno de los grandes quebraderos que cabeza del Ejecutivo, que hace escasos días dio un toque de atención a la banca exigiendo a las entidades financieras «estar a la altura de las circunstancias» ante la noticia de que apenas 3 de cada 10 pymes que solicitaban un crédito conseguían hacerlo efectivo.

A este problema se suman los datos publicados ayer por el Banco Central Europeo, correspondientes al mes de abril, en los que se alertaba de que las pymes que solicitan préstamos inferiores a un millón de euros pagan más del doble por el crédito que las entidades, generalmente grandes empresas, que firman por importes superiores a ésta cuantía. Así, el coste medio de un préstamo menor se situaba en el  5,36%, mientras que los grandes préstamos pagaron el 2,62%.

Pero una cosa es lo que dice el BCE y otra la realidad de los autónomos y micropymes, donde la situación es mucho más sangrante. Porque si nos fijamos en los productos financieros que realmente demandan autónomos y pequeños emprendedores, nos encontramos, según nuestra propia experiencia y la de nuestra comunidad de usuarios, con que los préstamos de entre 20.000 y 30.000 euros se someten a un tipo de interés nominal que puede ir del 9% por ciento como mínimo, hasta la friolera del 14%.

De otro lado, las pólizas de crédito por importes similares o menores soportan tipos de interés que superan el 10% en muchos casos. Y ésto, sin contar con otros costes asociados, como las comisiones por apertura o cancelación, que hacen que el precio final a pagar por la financiación se eleve aún más.

Los motivos, según Joaquín Maudos, catedrático de la Universidad de Valencia, en declaraciones recogidas por El País, se reducen al sistema de garantías. De esta forma, se supone que las grandes empresas ofrecen menores riesgos para las entidades bancarias a someterse a auditorías más exhaustivas, frente a autónomos y pymes, que cuentan con menos garantía para respaldar el crédito.

Esta situación está provocando una gran brecha de acceso al crédito no sólo entre las empresas españolas y las entidades de gran parte de Europa (recodemos que en España, y según los ’Cuadernos de Información Económica’ editados por Funcas, las pymes pagan por su financiación un 35% más que la media de los países de la zona euro), sino en el propio tejido empresarial español. Algo incomprensible en una economía conformada en más de un 90% por pequeñas empresas que, a su vez, son generadoras de más del 70% de los puestos de trabajo.

Por ello, se hace vital el desarrollo de nuevas políticas que incentiven tanto la colaboración de las entidades bancarias con organismos públicos como el Instituto de Crédito Oficial, cuyas líneas de financiación «no están funcionando tan bien como deberían» según el propio jefe del Ejecutivo, como un cambio en el sistema de garantías existente hoy día en es sistema bancario, capaz de desbloquear el crédito para que éste llegue de forma efectiva a los colectivos capaces de generar riqueza y empleo.

Imagen | FreeDigitalPhotos

Estefanía

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?