Blog
Rendimiento neto del autónomo: cómo calcularlo para tu Declaración de la Renta
El Supremo libra a las empresas del registro de horas de sus trabajadoresEl método SMART: así debes fijar tus propósitos empresariales3 claves para compaginar la vida laboral, personal y familiarAyuda T integra a Infoautónomos, la comunidad emprendedora más grande de EspañaPor qué contratar y dar trabajo a personas discapacitadasDescubre si tienes un proveedor moroso consultando el RAI5 prestaciones a las que tienes derecho por pagar la cuota de autónomos¿Has recibido una notificación de Hacienda? Identifica qué viene tras ellaResumen de novedades para el autónomo en 2015Los gastos que NO puedes deducirte como autónomo#14NHuelgaGeneral, trending topic para los autónomosLas mejores técnicas para fidelizar a tus clientes si eres autónomoAcuerdo para prorrogar los ERTE por Covid hasta el 31 de marzoCómo preparar una conferencia para ganarse al público23 – J: propuestas electorales para autónomos, pymes y emprendedoresCuidado con las sanciones si te equivocas en tu Declaración de la RentaSistema Cret@: calcular y liquidar las cotizaciones de un trabajador nunca fue tan fácilLey de Emprendedores: La Ley más esperada por los autónomos no termina de arrancarCómo lidiar con un empleado conflictivoCómo afecta al autónomo la reforma de los planes de pensionesDeducción por vivienda habitual en la Renta 2017Competencia desleal: Los sectores donde impera la economía sumergida en EspañaLas novedades en el cese de actividad para autónomos que ha aprobado el Gobierno

TE LLAMAMOS GRATIS

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Rendimiento neto del autónomo: cómo calcularlo para tu Declaración de la Renta

Rendimiento neto autónomo

Actualizado el 13 de mayo de 2024

3 minutos de lectura

Por Infoautónomos

El rendimiento neto del autónomo es un elemento básico en el ámbito fiscal, que todos los autónomos deben  tener claro para una correcta gestión de sus obligaciones tributarias.

Comprender qué implica el rendimiento neto y cómo se calcula es esencial, no solo para cumplir con tus autoliquidaciones trimestrales del IRPF, sino también para una Declaración de la Renta más precisa.

Declaración Renta Infoautónomos

¿Qué es el rendimiento neto de un autónomo?

El rendimiento neto de un autónomo se refiere a la ganancia neta que se obtiene tras deducir los gastos relacionados con la actividad profesional de los ingresos brutos generados.

Es la utilidad final que queda después de restar los costos asociados con la realización de la actividad económica, y constituye la base imponible sobre la cual se aplican los impuestos correspondientes.

¿Cómo se calcula el rendimiento neto?

Este implica restar todos los gastos deducibles de los ingresos brutos obtenidos durante un período determinado.

Los ingresos brutos abarcan todas las ganancias derivadas de la actividad empresarial, mientras que los gastos deducibles incluyen los costos necesarios y justificados para llevar a cabo dicha actividad.

Por esta razón, también es importante entender qué se considera gasto deducible cuando tienes una actividad propia.

Generalmente, estos gastos pueden abarcar una amplia gama de aspectos, como suministros, alquiler de locales, servicios profesionales, materiales, entre otros.

Ingresos en el cálculo del rendimiento neto

Al entender el concepto de rendimiento neto, hay que considerar los ingresos que lo componen.

Estos ingresos, según la normativa tributaria, abarcan todas las ganancias directamente derivadas de la actividad ejercida por el autónomo.

Esto implica diversas fuentes, tales como:

  • Ingresos de explotación: ganancias provenientes de la venta de productos o la prestación de servicios relacionados con la actividad desarrollada.

  • Ayudas y subvenciones: tanto públicas como privadas, que el autónomo recibe como apoyo financiero para su negocio.

  • Autoconsumo de bienes o servicios: incluye el consumo propio de los productos o servicios del negocio, así como cualquier provisión gratuita a familiares u otros.

  • Ingresos financieros: los intereses generados por cuentas bancarias asociadas a la actividad comercial.

  • Transmisión de elementos patrimoniales: ingresos obtenidos por la venta de activos vinculados a la actividad, como el local donde se desarrolla la actividad.

  • IVA devengado: monto del impuesto sobre el valor añadido incluido en las facturas emitidas a los clientes.

  • Indemnizaciones del seguro y otros ingresos ligados a la actividad: incluye cualquier compensación recibida como resultado de seguros contratados para la protección del negocio u otros ingresos directamente relacionados con la actividad.

Hacer mi Declaración de la Renta con Infoautónomos

Gastos que se consideran deducibles

Cuando se trata de determinar el rendimiento neto del autónomo, es esencial comprender qué gastos pueden restarse de los ingresos brutos para obtener una imagen precisa de la rentabilidad real de la actividad empresarial.

Estos debe cumplir con ciertos requisitos:

  1. Afectación a la actividad: el gasto debe ser absolutamente necesario para llevar a cabo la actividad empresarial. Esto incluye costos como el alquiler de un local o la adquisición de equipos informáticos.

  2. Justificación documental: preferiblemente, el gasto debe estar respaldado por una factura o documentación equivalente que detalle su naturaleza y valor.

  3. Registro contable: el gasto debe ser registrado adecuadamente en los libros contables de la empresa para poder ser deducido correctamente.

Existen varios gastos comunes que suelen cumplir con estos requisitos y que son deducibles para el autónomo, entre los cuales se encuentran:

  • Cuota de autónomo.

  • Las cotizaciones a la Seguridad Social en caso de tener empleados.

  • Alquiler de la oficina o del local.

  • Suministros de telefonía, Internet, luz, agua, gas, etc.

  • Intereses de préstamos.

  • Compra de mercancía para el inventario.

  • Honorarios profesionales de gestores, abogados o notarios.

  • Software de gestión empresarial.

  • Seguros que se relacionen con la actividad.

Además de estos gastos específicos, se permite una deducción adicional por gastos genéricos, que no requiere justificación detallada y que se estima en un porcentaje fijo del total de los ingresos, siendo del 7 % para la mayoría de los autónomos y del 3 % para aquellos que operan bajo la forma jurídica de sociedad.

Ejemplo del cálculo del rendimiento neto de un autónomo

Imaginemos a María, una autónoma que se dedica a la consultoría de marketing.

Durante el año fiscal, María ha facturado un total de 50.000 euros por los servicios prestados a sus clientes.

Sin embargo, para poder realizar su trabajo, ha incurrido en diversos gastos deducibles, como el alquiler de su oficina por 12.000 euros, el pago de servicios de telecomunicaciones por 2.000 euros y la compra de material de oficina por 3.000 euros.

Para calcular su rendimiento neto, María deberá restar todos estos gastos deducibles (12.000 euros + 2.000 euros + 3.000 euros = 17.000 euros) de sus ingresos brutos (50.000 euros).

50.000 euros – 17.000 euros = 33.000 euros.

Así, su rendimiento neto será de 33.000 euros.

En conclusión, el rendimiento neto del autónomo constituye un elemento esencial en la gestión financiera y fiscal de tu actividad profesional.

Al comprender qué implica y cómo se calcula, podrás tomar decisiones informadas sobre tus finanzas, optimizar tus gastos deducibles y asegurar una correcta declaración de impuestos.

Nos encargamos de tu Declaración de la Renta

Infoautónomos

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

La ventana a la actualidad
para emprendedores, autónomos y pymes

Únete a nuestros más de 300.000 suscriptores que ya están al día de todas las novedades y ofertas gracias a nuestra Newsletter