Blog
Ventajas y desventajas para los autónomos de aplicar el nuevo IVA con criterio de caja
Sanciones a las que se enfrenta un autónomo por no pagar la cuota¿Cómo rectificar errores si te equivocas en tu Declaración de la Renta?¿Tienen vacaciones los autónomos?¿Tengo que presentar el modelo 130 si aplico IRPF en mis facturas?De la Smart City a la Smart Office: cómo crear un entorno de trabajo inteligenteDeducciones fiscales: Los recortes de la Reforma Fiscal que afectan a autónomos y pymesEl Crowdfunding, una alternativa de financiación para el emprendedor y el autónomo¿Qué datos proporciona el CIF de una empresa?Supuestos en los que pagarás una cuota reducida de autónomosEmprendimiento social: otra forma de hacer las cosasSubir vídeos a Facebook o YouTube, ¿cuál es la mejor opción?¿IAE: agente de viajes o guía de turismo?VII estudio de redes sociales en España: ¿cada vez más “enredados”?Descubre el futuro de tu sector con un estudio de sectoresFrançois Derbaix, autónomo emprendedor de negocios web“La receta del éxito para un ecommerce no existe”Ideas para ahorrar en tu negocio si eres autónomoIdeas de negocio para ser trabajador autónomo desde casaLas pensiones a debate: ¿retrasar la edad de jubilación o ajustar las prestaciones?¿En qué tendencias de marketing conviene invertir este año?¿Cotizar o no cotizar por cese de actividad? La dificultad de cobrar el paro de los autónomosLa “Netiqueta” o cortesía en internetEmpleo estudia rebajar la cuota de autónomos a los estudiantes para fomentar el autoempleoYa hay ley de protección por cese de actividad de los autónomos¿Debe un autónomo o pequeña empresa tener presencia en las redes sociales?Crédito para empresas : ¿Serán efectivos los 400.000 millones del BCE?

TE LLAMAMOS GRATIS

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Ventajas y desventajas para los autónomos de aplicar el nuevo IVA con criterio de caja

Actualizado el 30 de mayo de 2013

2 minutos de lectura

Por Estefanía

Una de las novedades más relevante y largamente demandada por el colectivo de autónomos desde hace años y anunciada en el recientemente aprobado anteproyecto de la Ley de Emprendedores es la aplicación del IVA con criterio de caja, una medida que entrará en vigor a partir del próximo 1 de enero de 2014 y gracias a la cual, tanto las pymes con una facturación menor de 2 millones de euros anuales como los autónomos no sujetos al régimen de módulos, podrán elegir si deciden adelantar o no a Hacienda el IVA de las facturas.

Una propuesta que afecta a todas las actividades del sujeto pasivo, a excepción de algunas operaciones intracomunitarias, y que ciertamente puede solventar los problemas de liquidez de muchos autónomos y emprendedores que acusan elevadas tasas de morosidad y retrasos en el pago de facturas.

Hasta ahora, las pymes y autónomos que se veían obligados a adelantar el IVA de facturas impagadas podían solicitar un aplazamiento de la deuda si ésta era inferior a 18.000 euros y con un interés del 5% o recuperar el IVA de las facturas impagadas con una antigüedad superior a 6 meses enviando una factura rectificativa tanto a la Agencia Tributaria como al cliente.

Con la nueva medida, cabe la posibilidad de no pagar el IVA hasta que las facturas no hayan sido cobradas, pero trae aparejada una letra pequeña que es conveniente estudiar antes de determinar si es lo más aconsejable para nuestro negocio.

Según explicó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la medida está pensada para evitar “incentivar retrasos en el pago de las propias obligaciones”, esto es, las pymes y autónomos que se acojan de forma voluntaria a éste régimen del IVA tendrán que retrasar la deducción del IVA de los gastos hasta el momento en el que abonen las facturas de sus proveedores. “Un sistema de ‘doble caja’ en el que se premia al cumplidor”.

En este sentido, el carácter voluntario de la medida puede tener otra contrapartida, ya que al adoptarla, obligaremos a hacerlo también a nuestros clientes, que tampoco podrán deducirse su IVA hasta que no abonen nuestra factura, por lo que podrían desestimar trabajar con nosotros. Aunque, si éste se trata de una Admistración Pública, puede resultarnos tremendamente beneficioso.

Por otro lado, esto obligaría a presentar el modelo 340, tanto a los que se acojan a la medida como a los que no. ¿Qué significa ésto? Que además del tradicional registro de facturas emitidas y recibidas, se deberá informar a Hacienda de los cobros y pagos de las mismas mediante este modelo, que complementa a la declaración trimestral del IVA. Ésto, unido a lo anterior, supondría una mayor complejidad contable y carga administrativa para pymes y autónomos, así como un incremento del control fiscal por parte de Hacienda.

Finalmente, aquellos que se acojan a éste régimen, deberán permanecer en él durante al menos dos años y, además, tendrán prioridad de entrada aquellos que trabajen para la Administración.

Imagen: FreeDigitalPhotos

Estefanía

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

La ventana a la actualidad
para emprendedores, autónomos y pymes

Únete a nuestros más de 300.000 suscriptores que ya están al día de todas las novedades y ofertas gracias a nuestra Newsletter