Blog
Los retos de tener una empresa familiar
Estas son las soluciones digitales clave si eres autónomo y vas a solicitar tu Kit DigitalCómo consultar por Internet tus deudas con la Seguridad SocialEmbudo del marketing online: hacia la conversión del cliente potencial en cliente realSorteamos 3 ejemplares de «Ha llegado la hora de montar tu empresa»RGPD a «coste cero»: cuando lo barato sale caroSe acabó aplazar el pago de las retenciones del IRPF para las pymesLLamadas en frío: ¿Me envías la información por email?3 herramientas para automatizar tus redes sociales en veranoLimpieza de oficinas ¿lo estás haciendo bien?Las mejores técnicas para fidelizar a tus clientes si eres autónomoEmprendimiento: el refugio contra el paroEmprendedores de alto impacto: cuando una pequeña idea puede cambiar el mundoCorreo electrónico y estrés : Dile «adiós» a tu «inbox» saturadoIntrusismo en el mundo de los autónomosTodo lo que debes saber si vendes infoproductosEmprender, un salto al vacío… ¿reflejo de los tiempos que corren?Ayudas para autónomos en las «zonas catastróficas» 2019Cómo incrementar tus ventas con el bono Kit DigitalLa publicidad en LinkedIn Ads: tipos de anuncio y consejosLo que debes tener en cuenta para volver a abrir tu negocio en la desescalada10 ideas para montar un escaparate atractivo. Parte I: El conceptoCómo prolongar la tarifa plana de 50 euros a la Seguridad Social otros 6 mesesLa gestión del tiempo como factor clave de la productividad y la satisfacción en el trabajoDomicilio social y domicilio fiscal: ¿hablamos de lo mismo?Qué es un apoderamiento en Hacienda y cómo puede serte útilCuánto cuesta contratar a un trabajador en 2020

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Los retos de tener una empresa familiar

Actualizado el 24 de noviembre de 2021

2 minutos de lectura

Por Infoautónomos

La empresa familiar representa casi el 90% del tejido empresarial español, lo que la convierte en el mayor generador de puestos de trabajo del país. En ella se combina el esfuerzo de llevar un negocio con el reto de la convivencia y la dirección dentro del seno familiar. Pero además, se suma un contexto de revolución tecnológica en el que la única constante es el cambio. Esto obliga a innovar y adaptarse para poder continuar en un mercado global con cada vez más demanda.

Con este panorama, repasamos los principales desafíos que enfrentan los negocios familiares para mantenerse en pie de forma competitiva y hacer frente a las nuevas dinámicas sociales.

La empresa lo primero

Es muy común que se mezclen asuntos corporativos con los familiares, lo que resulta perjudicial para ambas partes. Mantener los límites claros es indispensable para evitar conflictos internos, ya que, al margen de su naturaleza familiar, una empresa se debe gestionar como tal. 

Hay que poner especial cuidado en las áreas fiscal y financiera, que suelen ser temas delicados. Una buena práctica es contar con una asesoría fiscal para administrar estos asuntos de manera eficiente y óptima. Al final, todo se resume en que el principal objetivo es mantener el negocio rentable, productivo y eficiente, adoptando las decisiones que sean necesarias.

Adaptación sin perder la esencia

Una empresa familiar suele ser fiel a sus tradiciones, algo que puede verse como un impedimento para la adaptación y la innovación. Esto no tiene por qué ser así, pero encontrar el equilibrio tampoco es tarea fácil. Innovar, más que una alternativa es una necesidad para poder mantenerse en el mercado. Una forma de tratarlo es dejando la parte tecnológica a los miembros más jóvenes, y la gestión general a los más experimentados.

Formación, meritocracia y familia

Un factor importante dentro de la empresa familiar es la profesionalización y formación del capital humano, sobre todo de aquellas personas que ocupan cargos de dirección. Necesitan capacitarse y actualizar sus conocimientos de forma constante para mantenerse al día con el entorno y el mercado.

Otro punto a cuidar es la integración de parientes a responsabilidades para los que no están cualificados. Si los resultados no son los esperados, separarlos del puesto será más complicado y puede afectar a la relación familiar. Lo mejor es evitar esta situación y basar las decisiones de contratación en las competencias del candidato y no en los lazos sanguíneos.

Crecimiento y expansión

Las empresas familiares suelen estar arraigadas en áreas limitadas y su expansión es más bien discreta. Pero en el panorama actual, con un mundo completamente interconectado, no crecer es retroceder. Por ello deben aprovechar la globalización para intentar llegar a nuevos territorios y ampliar su radio de acción. De igual manera, los proyectos de emprendimiento interno pueden suponer una aportación al desarrollo de la empresa, y vale la pena fomentarlos.

Relevo generacional

Delegar un negocio a una nueva generación puede ser un tema complicado. No siempre se tiene claro cómo será el proceso, pues no es lo mismo heredar bienes que heredar la dirección de un negocio. La decisión debe basarse en liderazgo, capacidad de gestión y visión de los candidatos, en lugar de las líneas sucesorias. Una vez decidido, puede resultar de mucha ayuda contratar los servicios de un consultor o estratega que colabore durante el periodo de transición y aporte una visión externa e imparcial.

En el panorama socioeconómico de hoy, el papel de la empresa familiar es estelar. Por eso resulta tan importante identificar y encarar los retos a los que se enfrenta, para poder garantizar su continuidad a través del tiempo y las generaciones.

Infoautónomos

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes