Qué es un ecosistema emprendedor y qué lo caracteriza

En tiempos de emergencia sanitaria se ha puesto en relieve más que nunca la necesidad de invertir en talento, innovación e investigación. Las ayudas, programas y espacios dedicados a emprendedores llevan años consolidándose y creciendo en distintos puntos del país. Es lo que se conoce como un ecosistema emprendedor, donde se desarrollan e impulsan nuevas ideas y negocios. Desde Infoautónomos ahondamos en los ecosistemas emprendedores y en la situación del emprendimiento actual en España.

Qué es un ecosistema emprendedor

Un ecosistema emprendedor es la convergencia de todos los actores involucrados en los procesos de emprendimiento donde se fomenta la innovación, la creación y el desarrollo de nuevas startups. Estas son algunas de las principales figuras que interactúan en estos ecosistemas. 

Los actores políticos: facilitar las gestiones burocráticas, los incentivos y las ayudas son medidas enfocadas a favorecer el emprendimiento.

Inversionistas: siempre hay personas dispuestas a invertir en nuevas ideas. En un ecosistema emprendedor puede convertirse en un círculo, en el que la persona que entró como emprendedora, ahora se consolida y reaparece como inversora.

Formación e investigación: la tecnología, la formación y la innovación son pilares esenciales en el desarrollo de nuevas empresas. Mejoran la eficiencia y hacen frente a las demandas y necesidades de la población y del mercado. 

Otros actores: cámaras de comercio, instituciones locales o autonómicas, círculos de coworking, organizadores de eventos e impulsores del sector conforman espacios de sinergia, de encuentro y de apoyo de emprendedores y empresarios.

Cómo ayuda un ecosistema emprendedor

Un ecosistema emprendedor puede presentarse de diferentes formas. Desde aceleradoras, viveros de empresa, espacios coworking o ayudas a la financiación, en el plano físico u online, con distintos tamaños, alcance y perfil de los integrantes. No obstante, siempre hay algo común a todos ellos y es la transformación y el impulso que se proporciona a la innovación, el trabajo y el talento. 

Estos ecosistemas se convierten en lugares de sinergias, de encuentro, de apoyo y de crecimiento. Una de las características principales, que hace que un ecosistema emprendedor se desarrolle, es la densidad. Y es que cuanto mayor sea el número de actores, ideas y proyectos, más actuará como polo de atracción para otras empresas, inversiones, investigación y formación. 

Otro de los motores es la interconexión entre actores. Puede haber muchos organismos que trabajen para fomentar el emprendimiento, pero si no hay comunicación e interrelación entre ellos perderán fuerza y resultados.

El emprendimiento en España

Para entender la evolución de los ecosistemas emprendedores y los retos a los que se enfrentan, debemos tener una idea previa del contexto nacional. Y es que España se caracteriza por la gran diseminación de pequeñas empresas. Un 95% del tejido empresarial lo componen autónomos y micropymes, una cifra muy superior a otros países Europeos. En cuanto al emprendimiento, según el informe 2019-2020 de GEM, la tasa de actividad emprendedora (TEA) se ubica en torno al 6,1%.

El perfil medio de un emprendedor, partiendo de este mismo estudio, es un hombre de 40 años, con estudios superiores y una renta que se sitúa en el tercio más alto.

Las startups, como nuevo modelo de negocio basado en la tecnología y la innovación, no solo ofrecen ideas renovadas para problemas y necesidades del mercado, sino que aportan una visión novedosa de procesos, modelos de trabajo, tecnología e innovación a la estructura de las empresas más tradicional.

Los principales retos

Los ecosistemas emprendedores son espacios de creación de riqueza, de innovación y de desarrollo. En España están empezando a tomar fuerza aunque no debemos olvidar que siguen habiendo retos en los que todavía se debe trabajar.

Según el III Estudio nacional del Autónomo, las principales barreras al emprendimiento son la fiscalidad, el sistema tributario y la burocracia, que dificultan y ralentizan la entrada al mercado, el crecimiento y la consolidación de las empresas.

Otro de los retos pendientes es la formación y adquisición en los diferentes niveles educativos de aptitudes y habilidades que fomenten el emprendimiento y la creatividad, las conocidas Soft Skills.
Pese al trabajo que queda por delante, el apoyo a emprendedores es cada vez mayor. No dudes en informarte en tu comunidad de las ayudas, instituciones y eventos para darle vida a tu idea. Y si tienes cualquier duda sobre los trámites a seguir, contacta con nuestra asesoría fiscal online. Te ayudamos con las gestiones iniciales y las obligaciones de pymes y autónomos.

Infoautónomos
Esta entrada fue publicada en Crecimiento empresarial, Emprender, Innovacion. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Junta de Andalucía

Se ha recibido un incentivo de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, de la Junta de Andalucía, por un importe de 25.892,92 €, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER para la realización del proyecto 401N1700034 / DIGITALIZACION INTEGRAL DE LOS PROCESOS DE LA EMPRESA con objetivo de "Garantizar un mejor uso de las tecnología de la información".