Blog
La opción de compra como alternativa al elegir la sede de un negocio: recomendaciones básicas
Jornada laboral: ¿Nuevas propuestas descabelladas o realmente efectivas?Caen las inspecciones a los falsos autónomosLimitación de responsabilidad patrimonial a los autónomos que fracasen en sus negociosEmprender después de los 40: 4 recetas infalibles para superar el rechazo de tu entorno¡Atención autónomos!, últimos días para elegir MutuaLa cotización en los contratos de becariosMedidas para los autónomos a debateQué es y cómo funciona Google Data StudioAJEImpulsa, iniciativa online para orientar a jóvenes empresariosAyudas en Andalucía para la actividad de AutónomosEvolución de los medios sociales en 2010Madrid, Valencia y Asturias en Google TransitHorarios comerciales: ¿liberalización o racionalización?Hacienda va a poner en el punto de mira el fraude fiscal de los autónomosClaves para la externalización de tareas empresarialesLa Ley de Reformas Urgentes para autónomos se hace de rogarPresentar la declaración trimestral del IVA fuera de plazo10 soluciones de ahorro en la Renta 2019El manifiesto España Emprende, una forma de afrontar el futuro¿Y si me equivoco en una factura?RGPD derechos para proteger tus datos personales (Infografía)El éxito de un autónomo en las redes socialesNecesito contratar: ¿cuáles son mis opciones?Familia IA, Nueva sección en el blog de Infoautónomos3 errores al invertir que cometen el 95% de los autónomos

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

La opción de compra como alternativa al elegir la sede de un negocio: recomendaciones básicas

Actualizado el 10 de abril de 2013

2 minutos de lectura

Por

Para iniciar una actividad empresarial o profesional por cuenta propia, como autónomo, uno de los elementos más necesarios no cabe duda de que el lugar donde se va a ejercer esa actividad, la oficina o local de negocio.

Para conseguir este elemente tan fundamental hay tres vías principales: La compra, el alquiler o el arrendamiento con opción de compra. También puede haber alguna disyuntiva más novedosa, como puede ser proponer al dueño del inmueble una asociación de cuentas en participación.

En principio vamos a examinar la opción de compra, como alternativa en auge en la coyuntura de crisis que estamos atravesando.

¿Qué es la opción de compra?

La opción es una  facultad exclusiva que concede el dueño al optante para  decidir sobre la celebración o no de la compraventa, que habrá de realizarse en un plazo cierto y en determinadas condiciones, pudiendo también ir acompañado del pago de una prima por parte el optante.

OJO: Hay que destacar que la opción de compra es un contrato atípico o innominado que no aparece expresamente regulado en el Código Civil, con lo cual existe una amplia libertad de pactos a la hora de configurarlo.

¿Cuál es el contenido de la opción de compra?

En el contrato de opción de compra debe figurar, conforme a la doctrina elaborada por el Tribunal Supremo:

I.- Los intervinientes: Dueño que normalmente será el arrendador que  concede la opción y optante que la recibe que normalmente será el arrendatario/inquilino.

El objeto de la opción, es decir el inmueble (local de negocio, oficina, nave etc.) sobre el que se concede esa opción, perfectamente descrito para evitar contiendas posteriores.

OJO: Es conveniente que el optante se asegure de que va a poder ejercer la opción comprobando que no existen cargas sobre ese inmueble (hipotecas, embargos etc.)

II. El precio de venta del inmueble: Es decir la cantidad de debe satisfacer al vendedor caso de que decida ejercer la opción de compra.

OJO: En la situación que estamos atravesando de caída de los precios inmobiliarios, el optante debe respetar el precio pactado al momento de firmarse la opción de compra, sin que pueda invocar que los precios han disminuido.

III.- El plazo de la opción: El tiempo durante el cual el ejercicio de esa opción está vivo y puede ser hecho efectivo por el optante.

OJO: Aunque normalmente la opción de compra acompañará a un contrato de arrendamiento ello no quiere decir que ambos tengan la misma duración, y desde luego la prórroga del alquiler no significa necesariamente la prórroga de la opción de compra, caducada por cumplimiento del plazo pactado.

IV.El precio o prima de la opción: La opción de compra puede ser gratuita pero también puede ser mediante el pago de una cantidad de dinero que constituirá el precio o prima de la opción, y caso de ejercerse ésta, formará parte del precio de compra del inmueble.

OJO: El optante que paga precio o prima por la opción debe tener claro que si no ejerce la opción de compra no tiene derecho a reclamar la devolución de esa prima, que cuantitativamente puede ser elevada.

V.- Las demás condiciones de la opción: La más habitual será determinar si en caso de ejercerse la opción los alquileres pagados se descontarán del precio de compra en su totalidad o en determinado porcentaje.

OJO: Aunque se haya pactado que el 100% de los alquileres será considerado a cuenta del precio de compra el inquilino que no ejerce la opción no podrá reclamar devolución alguna  alegando enriquecimiento injusto a favor del arrendador por cuanto ningún enriquecimiento injusto puede existir por el hecho de que el arrendador haya percibido del arrendatario el importe de la renta correspondiente a un tiempo en que el arrendamiento estaba vigente.

Imagen: FreeDigitalPhotos

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?