Blog
Financiación alternativa para autónomos: el crowdlending
Cursos Online gratuitos para Autónomos¿Triunfará el coche eléctrico?¿Por qué debes sumarte al videomarketing?Cómo usar Whatsapp en el Mobile Marketing de tu empresaGowex y la absoluta falta de responsabilidad empresarialCómo ahorrar papel en la oficina: 5 claves imprescindiblesHéroes del Social Media, Ticketea¿Por qué las redes sociales son un arma de venta para tu empresa?Boutique Baccana, buenas prácticas de autónomos en redes socialesCapitalizar el paro de autónomos y crear una SL, ¿fraude o legalidad?Hacia la digitalización: claves para elegir dominio¿Funciona el dropshipping en España?Los designios del periodista autónomoEl informe de tráfico para trabajar con mayor seguridad¿Cómo te afecta la reforma del IVA que propone Bruselas?Autónomos exentos de las contingencias obligatoriasLa Inspección de Trabajo no obliga al registro de horas en las empresasCréditos ICO: (Casi) toda la verdad sobre la financiación para pymes y autónomosLa opción de compra como alternativa al elegir la sede de un negocio: recomendaciones básicas3 vías para mejorar la productividad de tu negocioEl criterio de habitualidad a revisión en la reforma del RETA4 razones por las que necesitas un asesor para tu Renta 2018¿Cuánto pagamos los autónomos españoles con respecto a los europeos?Aprobada la tarifa plana de 50 euros para jóvenes autónomos, que entrará en vigor el próximo domingoReforma Fiscal: Novedades en IRPF, IVA y Sociedades para pymes y autónomos9 cosas que hacer en agosto cuando no tienes vacaciones

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Financiación alternativa para autónomos: el crowdlending

Actualizado el 12 de noviembre de 2021

1 minutos de lectura

Por Estefanía

crowdlendingSi éste ha sido el año del crowdfunding, financieramente hablando, la escasez de crédito que lastra la competitividad de los autónomos y pequeñas empresas españolas ha llevado a aguzar aún más el ingenio y cada vez son más las fórmulas alternativas de financiación por las que optan pymes y emprendedores, como el crowdlending.

El crowdlending es otra fórmula de financiación colectiva en la que son los particulares los que realizan préstamos a empresas a través, generalmente, de plataformas online. La principal diferencia de éste modelo de financiación frente al crowdfunding es que, en el segundo, los particulares invierten en forma de capital social, obteniendo participaciones de la empresa, mientras que en el primero la financiación se lleva a cabo en forma de préstamo.

¿Cuáles son las condiciones de los préstamos en crowdlending?

En éste sistema crediticio son los propios inversores, los particulares, los que deciden la cuantía que van a prestar y el tipo de interés. Si una empresa recibe muchas peticiones de financiación, puede elegir entre las que ofrezcan un menor interés y, al finalizar el periodo de financiación, cada particular recibirá el interés solicitado.

La filosofía que gira en torno a éste modelo de financiación es la de dotar a los particulares de poder para decidir en qué tipo de proyectos invierten. Gracias a las plataformas online desde las que se realiza la inversión, se ofrece una información transparente de a qué actividades se destina el dinero invertido.

Pese a que va ganado terreno, se trata de una fórmula incipiente en nuestro país en la que es necesario tener en cuenta algunos aspectos. Ha sido, precisamente, el concepto de transparencia, de conexión entre el inversor y la empresa en el entorno online y, en especial, mediante el uso de redes sociales, lo que ha echo que ésta fórmula vaya ganado posiciones en los últimos meses.

No obstante, cabe recordar que las plataformas de crowdlending no están dentro del fondo de garantía de depósitos, por lo que si la empresa en la que se ha invertido fracasa, el particular lo tendrá muy difícil para recuperar la inversión.

Sin embargo, las plataformas que gestionan éste tipo de financiación seleccionan cuidadosamente los proyectos que entrarán a formar parte de ellas, lo que ha conseguido reducir la tasa de impagos a un 2%, mientras que la morosidad en banca es de más de un 10%.

Imagen | FreeDigitalPhotos

Estefanía

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?