Blog
Bootstrapping o cómo iniciar un negocio sin tener un euro
Cómo denunciar la situación del falso autónomoLíneas de préstamos ICO 2017Redepyme, nuevo buscador de empresas tecnológicas¿Quieren hacer negocios contigo y tienes dudas? Consulta antes los datos de empresaLibros contables del autónomoCasi la mitad de las personas trabajadoras autónomas andaluzas ha visto reducida su actividad por la crisis5 trucos para capitalizar el paro que debes conocerEmprender tras los 40: cómo superar los tres principales obstáculosMorosidad y problemas de financiación para autónomosNormativa de resolución voluntaria de conflictosLa apuesta de las pymes por las herramientas digitalesCómo poner los precios correctos (para ti y para tu cliente)Las ayudas a los autónomos para impulsar el autoconsumoLa hora de los tenderos: una alegría para el pequeño comercio (que ya tocaba)Claves para describir productos con éxito utilizando técnicas de copywritingOrden y método: claves de una buena productividadDeudas aplazables, y no aplazables, del autónomoCómo convertirme en proveedor de grandes empresas de EspañaLas pymes y el pánico tecnológicoCómo afecta a los autónomos el preacuerdo de los Presupuestos Generales del Estado 2019Baja por maternidad de las autónomas: ¿hora del cambio?Introducción a la publicidad en Redes SocialesMás de 10.000 autónomos se dan de baja en enero¿Funciona el dropshipping en España?Gestionar todo mi negocio en la nube ¿es posible?La última propuesta del Gobierno para lograr un acuerdo con los autónomos: cuotas entre 230 y 590 euros

TE LLAMAMOS GRATIS

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Bootstrapping o cómo iniciar un negocio sin tener un euro

Bootstrapping

Actualizado el 14 de abril de 2015

2 minutos de lectura

Por Estefanía

bootstrappingPuede que tengamos una idea de negocio fantástica y que hayamos sido capaces de elaborar todo un plan de empresa capaz de dar forma a un negocio de éxito, pero puede que, tal como ocurre con frecuencia, no dispongamos de capital necesario para iniciar nuestro proyecto.

En este caso tenemos dos alternativas: acudir a una fuente de financiación externa (bien sean business angels, ayudas, créditos…) o darle una vuelta de tuerca a nuestro proyecto y ponerlo en marcha con nuestros propios recursos, sin necesidad de recurrir a una financiación mayor que la que nuestro propio flujo de caja o los propios ingresos que generemos.

El bootstrapping es un término procedente del inglés que hace referencia a empezar algo sin recursos o con muy pocos recursos. En el área de los negocios, significa ejercer alguna actividad emprendedora con poco o nada de capital, es decir, emprender únicamente con los medios que se tienen al alcance (un garaje, un teléfono antiguo, etc.)

De esta forma, el emprendedor “bootstrapper” es una suerte de “emprendedor de guerrilla” que hace uso de todos los recursos no financieros a su alcance para poner a rodar su empresa. Se trata de una tendencia que ha calado hondo en los últimos años gracias a la dificultad de acceso al crédito lo que, por otra parte, ha ayudado a agudizar el ingenio de aquellos emprendedores que no pueden acceder a una fuente de financiación mayor.

Pero para que esto funcione con éxito, es necesario reunir una serie de características, tales como ser capaces de facturar rápido o, incluso, antes de tener el producto o servicio, 0 encontrar un grupo de “believers” o personas que crean en tu idea con la misma intensidad que tu hasta el final. El emprendedor que hace bootstrapping debe enamorar con su idea hasta tal punto que la gente quiera unirse a la nave sabiendo que durante un tiempo no habrá dinero de por medio.

Ventajas e inconvenientes del Bootstrapping

Pero antes de lanzarnos de cabeza con el bootstrapping o con el emprededurismo “de guerrilla”, conviene sopesar las ventajas e inconvenientes de este modelo emprendedor y analizar si es realmente la fórmula más adecuada para el tipo de negocio que queremos poner en marcha. Para ayudarte en ello, toma buena nota de esta recopilación de ventajas e inconvenientes del bootstrapping:

Ventajas:

  1. Es una alternativa a la dificultad de acceso a la financiación externa.
  2. Al autofinanciar el proyecto este no dependerá financieramente de terceros, y el endeudamiento de la empresa será mínimo.
  3. Incentiva la cultura del ahorro.
  4. Desarrolla la creatividad, dado que los recursos son limitados y hay que conseguir que sean suficientes.

Inconvenientes:

  1. La falta de financiación puede limitar el crecimiento del proyecto por falta de inversión.
  2. Reduce el tiempo de maduración en la creación y gestión de proyectos, dado que es necesario que estos generen rápidamente ingresos.
  3. Dificulta el acceso a determinadas operaciones comerciales que requieren disponer de un margen financiero.
  4. Hace más permeable el proyecto o la empresa a las oscilaciones del mercado y de la situación económica.

Imagen | FreeDigitalPhotos

Estefanía

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

La ventana a la actualidad
para emprendedores, autónomos y pymes

Únete a nuestros más de 300.000 suscriptores que ya están al día de todas las novedades y ofertas gracias a nuestra Newsletter