Blog
¿Se acabó trabajar desde la oficina? Claves de movilidad para autónomos y micropymes
Cómo optimizar los costes e inversiones de mi negocio con InfoautónomosConsejos para solicitar una hipoteca para autónomos¿Has recibido una notificación de Hacienda? Identifica qué viene tras ella8 consejos en vídeo para entender la fiscalidad del autónomo¡Autónomo! ¡Hacienda cambia las fechas de tus trimestrales!¿Puedo solicitar el subsidio para mayores de 52 años si soy autónomo?Todo lo que necesitas saber para crear un buen libro blancoContratos públicos al alcance de los autónomosHerramientas para hacer infografías online en pocos minutosLas mejores técnicas para fidelizar a tus clientes si eres autónomoQué cambios se esperan en el IRPF de autónomos en 2019Fintech: definición y tipos de empresasDeclaración de la Renta: ¿individual o conjunta?Ideas para ahorrar en tu negocio si eres autónomoLas claves de la Ley de Startups: incentivos fiscales y atracción de talentoLa importancia de disponer del certificado digitalActualidad autónomos: IVA, Reforma Laboral y Empleo JuvenilSi eres autónomo empleador, el registro de jornada no es el único obligatorioEl Emprendedor del Mes de Febrero en Infoautónomos es… ¡Julián Vázquez con demipueblo.es!Diseño de negocio: A quién tengo que contratar para emprender con éxitoProveedores, cómo conseguir que cumplan con tus expectativasDeclaraciones fiscales anuales del autónomo1+9 razones para emprender cuando arrecia la tormentaPor qué debes apostar por el eCommerce predictivoLey Sinde Wert: repercusiones para el emprendedor online

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

¿Se acabó trabajar desde la oficina? Claves de movilidad para autónomos y micropymes

Actualizado el 7 de junio de 2013

2 minutos de lectura

Por Estefanía

El uso generalizado de smartphones y tabletas ha supuesto toda una revolución en la forma de gestionar negocios y empresas. Las tecnologías de última generación han dejado de ser patrimonio exclusivo de las grandes empresas y han comenzado a extenderse entre empresas de menor tamaño y micropymes.

Pese a que según el estudio sobre la «Implementación de las TIC en la PYME española«, elaborado por Fundetec, la penetración de las nuevas tecnologías de la información está siendo más lenta de lo aconsejable y su implementación efectiva es de carácter desigual en función del sector, el potencial y beneficios de éstas para la pyme son innegables.

Uno de los primeros fenómenos que está comenzando a tornarse una realidad para muchas pequeñas empresas es la deslocalización de su centro de trabajo. Gracias a la tecnología móvil y al desarrollo cada vez más avanzado de diferentes aplicaciones y herramientas de gestión, cualquier autónomo o microempresa puede «trasladar» su oficina allí donde está su cliente, mejorando su productividad y competitividad y ganado en inmediatez a la hora de realizar determinados procesos.

Desde la posibilidad de poder realizar cobros electrónicos mediante aplicaciones móviles, hasta la aparición de completas suites de gestión empresarial para tablets, pasando por el almacenaje de datos en la nube, accesibles en cualquier momento y desde cualquier lugar, la labor de simplificación y automatización de procesos es ahora una realidad al alcance de cualquier autónomo sin necesidad de realizar un gran desembolso.

No obstante, existen factores que es necesario valorar antes de dar el salto a la movilidad. En primer lugar, es importante comprobar la seguridad de las tecnologías con las que trabajamos y verificar que cumplen con los estándares legales, en especial cuando lo que se manejan son datos de caracter personal. Pese a que existen algunas lagunas en lo referente a la LOPD, es vital conocer «la letra pequeña» de las herramientas que utilizamos, como dónde se guardan los datos y, sobre todo, de quién son propiedad una vez subidos a una aplicación o plataforma, las obligaciones legales de las partes en caso de incidencia y la posibilidad de recuperarlos en caso de que se produzca una pérdida.

Además de éstas precauciones, conviene hacer una evaluación real de nuestras necesidades de gestión y las de nuestra empresa, de nuestra capacidad de manejar eficientemente ésta nueva tecnología y, finalmente, comparar la oferta que nos proporciona el mercado.

De nada sirve contratar un servicio o herramienta con una amplia funcionalidad si apenas usaremos un 20% de la misma. De forma inversa, debemos buscar herramientas adaptadas a nuestros procesos de negocio, capaces de dar respuesta a las necesidades de éste de forma sencilla e intuitiva, es decir, con un alto grado de usabilidad, ya que el objetivo final es el de simplificar la tarea de gestión.

Imagen: FreeDigitalPhotos

Estefanía

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?