Blog
Autónomo sí, pero no para todo
Retenciones del IRPF de los autónomos: Seguirán siendo del 21% en 2014Autónomo: Ponte un horario de trabajoHacia la digitalización: claves para elegir dominio¿Qué es una auditoría? Obligatoria y voluntaria5 formas eficaces de promocionar tus servicios como freelanceLos autónomos trabajan un 25% más que los asalariados¿Cómo conseguir financiación sin recurrir al banco?¿Por qué las redes sociales son un arma de venta para tu empresa?Mujeres emprendedoras: la desigualdad del mundo empresarialVuelta de vacaciones: 5 pautas para estar a tope en tiempo récordLa centralita virtual, una herramienta de marketing y ventas para tu pymeKnowmad : El nuevo emprendedor «nómada del conocimiento»Orden y método: claves de una buena productividadSi tienes una startup no necesitas Marketing Online sino Growth HackingSe busca Emprendedor del Mes… y puedes ser túQué cambios se esperan en el IRPF de autónomos en 2019Prioridades del autónomo en tiempos de pandemiaCómo ser creativo… y no morir en el intento¿Cómo reconocer a un cliente tóxico?Y si fallezco ¿Qué pensión de viudedad quedará a mi familia?Normativa de resolución voluntaria de conflictos6 formas de encontrar nuevas ideas de negocioTodo lo que debes saber si vendes infoproductos20 gastos deducibles en 2019 para autónomosAmpliadas al 30 de septiembre las ayudas a autónomos por caída de ingresos debido a la pandemiaParo de los autónomos: Todos los autónomos podrán acceder a la prestación por desempleo

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Autónomo sí, pero no para todo

Infoautonomos Featured Image

Actualizado el 10 de agosto de 2010

3 minutos de lectura

Por Francisco

«Autónomo sí, pero no para todo». Una cosa es trabajar por tu cuenta, ser tu propia empresa, y otra distinta es complicarse la vida intentando hacer todo uno mismo.

Puede que seas de los que para ahorrar ciertos gastos te lances a aprender lo que haga falta para cubrir tú mismo esa necesidad. Pero a veces esto supone hacer las cosas de la forma más difícil.

Si necesitas un sitio web puedes aprender a programar o a utilizar alguno de los programas que hay online y crear tu propia página. Si en la reforma de tu oficina puedes aprender a hacer la instalación eléctrica, la fontanería y pintar tú mismo… A corto plazo puede parecer que ahorras dinero, pero mirándolo con perspectiva puede que en realidad lo estés perdiendo.

¿Has pensado que a lo mejor el dinero que te ahorras haciéndolo tú mismo se convierte en un coste de tiempo? Tiempo que dedicas a pintar o a hacer una web es tiempo que no dedicas a lo que realmente te dedicas y te proporciona beneficios, o es tiempo que dejas de dedicar a disfrutar de la vida (que se supone que es para lo que quieres ganar dinero…). Por no hablar de la calidad del trabajo. Salvo que tengas una capacidad innata para hacer de todo, los resultados de tu trabajo no llegan a tener la calidad de otros que se dedican  a ello.

En fin, cuando te encuentras alguna necesidad que cubrir, has de reflexionar sobre el grado de calidad que quieres alcanzar y el tiempo que necesitarías para conseguirlo haciéndolo tú mismo. Sin duda habrá cosas que merezca la pena que hagas tú, pero en cambio hay otras cuestiones dentro del día a día del autónomo que es mejor delegar y encargar a otros autónomos o empresas especialistas.

En general los ámbitos más peliagudos donde puedes jugártela seriamente son:

– Planificación Financiera:

Puede que sus servicios sean costosos, pero un buen planificador financiero puede ayudarte a encontrar el dinero que no sabes que tienes, y hacer que tus inversiones rindan más beneficio del que crees que pueden proporcionar.

¿Cómo encuentro un buen asesor fiscal? Lo primero que puedes hacer antes de elegir una asesoría fiscal es hablar con tus amigos, sobre todo con los que tienen inversiones. Averigua con quién trabajan y si están contentos con su elección. También puedes preguntar a colegas y sobre todo, con un montón de asesores. No te quedes con el primero que conozcas, por muy majete que resulte. Averigua qué tipo de servicios está especializado, aclara bien cómo se le paga, pídele referencias, compruébalas… sólo porque alguien diga que hace algo no significa que realmente lo haga.

– Contabilidad:

A lo mejor cuando comienzas puedes asumir tú mismo el control de las cuentas… pero a medida que tu empresa despega aumenta también de forma exponencial el tiempo y la complicación de la contabilidad. Un profesional puede ayudarte a evitar tener que pagar más de la cuenta, y junto al trabajo del asesor financiero puedes estar tranquilo en cuanto a las auditorías se refiere.

¿Cómo encuentras un buen contable? De forma muy parecida al asesor fiscal.

– Abogado:

Dicen que un abogado es un individuo cuya principal función es proteger a sus clientes de otros abogados… En temas legales muy difícilmente vas a poder hacer tú mismo las cosas. Un abogado te puede ayudar a negociar (contratos, compras de inmuebles…) en línea con tus objetivos. Pero donde más te puede ayudar tener un abogado es cuando llegan los momentos dificiles: juicios, denuncias…

¿Cómo encuentro un buen abogado? Igual que a los otros profesionales. Aquí es muy importante no dejarse engañar por el aspecto… es fundamental pedir referencias y comprobarlas.

– Entrenador personal (Coach):

Y no me refiero a un entrenador deportivo… Un entrenador personal te mostrará cómo obtener los resultados que deseas. También te ayudan a aprender cómo sacarle partido a tus fortalezas y mitigar tus debilidades. Es quien te dice las cosas que no eres capaz de admitir por ti mismo pero que necesitas saber y asumir para alcanzar el éxito final.

Francisco

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?