Límites a la Tarifa Plana ¡alerta roja!

Blog

Límites a la Tarifa Plana ¡alerta roja!

Limites A La Tarifa Plana

Por Mónica

16 de agosto de 2018

4 minutos de lectura

Última actualización

12 de noviembre de 2021

Si lo prefieres puedes escuchar este artículo sobre los Límites a la tarifa plana aquí:

La tarifa plana está en el punto de mira del nuevo gobierno de Pedro Sánchez.

El Ministerio de Trabajo ha anunciado que la medida que lleva activa desde el año 2013 y bajo la que más de 1.400.000 autónomos se han dado de alta en el RETA, no es tan eficaz como en principio se pensaba.

Y es que, tan solo el 15,5% de los trabajadores por cuenta propia que se lanzaron al emprendimiento bajo su paraguas, sigue en activo a día de hoy.

¡Ojo! no es que los datos de alta no sean buenos, puesto que, en el primer semestre de este mismo año, 2018, más de 44.000 personas se han acogido a esta medida. El problema surge en que esos puestos de trabajo no se mantienen en el tiempo y al final la tarifa plana crea autónomos, si me permiten, “de usar y tirar”.

De hecho, desde hace tiempo muchas voces se alzaban profetizando que esta cuota reducida podría incentivar una “burbuja del emprendimiento”. Con los datos del Ministerio en la mano, parece que ese ha sido su resultado.

Y es que emprender sin aptitudes, asesoramiento, ayuda de profesionales y un buen plan de negocio es lanzarse al vacío sin tener una red que amortigüe la caída.

Tarifa plana para salir de la crisis

En el año 2013, cuando España empezaba a sacar la cabeza de la crisis económica, la tarifa plana se implementó como otra de las medidas para incentivar el mercado económico y laboral de nuestro país.

Desde enero de 2018 se amplió para que, no durante los 6 primeros meses de actividad solamente, sino, durante los 2 primeros años de vida de un negocio, el trabajador por cuenta propia tuviera bonificadas sus cuotas de este modo:

  • Primeros 12 meses: 50 euros (cuota mínima por contingencias comunes) o un 80% de bonificación en caso de cotizar por bases superiores a la mínima establecida.
  • De 12 a 18 meses: 50% de reducción durante el segundo semestre. Hablamos de 137,97 euros en el primer semestre de 2018 y 139,43 euros a partir del segundo tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018.
  • Meses 18 al 24: 30% de reducción durante el siguiente semestre. Es decir, 192,79 euros en el primer semestre de 2018 y 195,24 euros a partir del segundo.
  • De 24 a 36 meses: 30% de bonificación para nuevos autónomos menores de 30 años y autónomas menores de 35 años.

Pues bien, acabamos de saber que, desde 2013 hasta hoy, 1.473.774 personas se han beneficiado de la tarifa plana en todas sus extensiones. Y, el problema es que, de ellos, tan solo 221.066 (15,5%) sigue activo en la actualidad.

Alternativa a la tarifa plana: cotización por tramos

Hace pocas semanas asistimos a un acuerdo histórico cuando las principales organizaciones de autónomos UPTA y ATA presentaban ante el nuevo ejecutivo de Sánchez la propuesta de la cotización por ingresos, entre otras medidas.

Es decir, plantean establecer unos tramos mediante los que establecer una cuota proporcional a los ingresos reales de cada trabajador por cuenta propia.

La fórmula presentada (y bien recibida por el gobierno pero a la espera de que sea tramitada por el órgano legislador) queda del siguiente modo:

  • Autónomos con ingresos por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) pagarán a la Seguridad Social una cuota de autónomos reducida de 50 euros.
  • Autónomos cuyos ingresos estén por encima de ese SMI con límite de 30.000 euros anuales. En este caso y aunque los autónomos se decantaran por cotizar por la base mínima, no tendrían que realizar ajustes al final del año fiscal.
  • Autónomos que ingresen entre 30.000 y 40.000 euros continuarían eligiendo base de cotización, pero habría un mínimo anual de 14.000 euros que es el equivalente a la base del Grupo 1 del Régimen General. Este mínimo de cotización obligaría al trabajador a regularizar su situación a final de año, haciendo frente a la diferencia entre su base escogida y esa cifra de 14.000 euros.
  • Autónomos cuyos ingresos se sitúen entre 40.000 y 60.000 euros, esa cuantía mínima anual se incrementaría a 18.000 euros.
  • Autónomos que ingresen más de 60.000 euros estarán obligados a acogerse al tramo con la cotización mínima anual de 24.000 euros.

Futuro de la tarifa plana

Desde el Ministerio de Trabajo se ha insistido en que la eliminación de la tarifa plana no está entre sus planes, pero sí se asegura que hay que limitar la bonificación.

Es decir, en paralelo a esa nueva fórmula de cotización expuesta líneas arriba, y conviviendo con ella, se mantendría viva la tarifa plana con nuevas características que le proporcionen mayor eficacia.

Ahora toca definir las formas en qué hacerlo.

Si bien el gobierno no ha dado un paso adelante estableciendo los límites a la cuota reducida, sí lo han hecho las principales organizaciones de autónomos del país.

Para ATA habría que dejar fuera de la tarifa plana en el segundo año a aquellos autónomos que superasen los 30.000 ó 40.000 euros en los cuatro trimestres siguientes al alta, o que obtuvieran en el primer año beneficios netos superiores a 15.000 euros.

Para UPTA las limitaciones deben establecerse desde el inicio, vinculando su concesión a la viabilidad del negocio que el autónomo desea poner en marcha.

Seas beneficiario o no de la tarifa plana, queda demostrado que tener un buen equipo de profesionales detrás de tu negocio aumenta las posibilidades de su supervivencia. Si quieres dejar tu actividad en manos de profesionales no dudes en ponerte en contacto con Infoautónomos, que además, te seguirá informando de todo lo que suceda con respecto a la tarifa plana.