6 errores comunes en medios sociales

Blog

6 errores comunes en medios sociales

Infoautonomos Featured Image

Por Francisco

7 de septiembre de 2010

3 minutos de lectura

Última actualización

7 de septiembre de 2010

No cabe duda que muchos de los que somos autónomos tenemos un «gen emprendedor» que nos lleva a pensar y desarrollar proyectos siempre con algún punto de innovación. Y en este sentido lo de los medios sociales (Social Media) se presenta cada vez con menos dudas como un terreno en el que adentrarse de una forma u otra.

Pero ¿en qué consiste realmente esto de los medios sociales? En fin, sencillamente se trata de tener presencia y poder desarrollar tu negocio también en Internet. Desde la venta de tus productos o servicios a través de una web, hasta la publicidad y marketing de tu marca. Estar presente como empresa, como marca, en redes sociales y profesionales para mantener conversaciones tú a tú con clientes o posibles clientes, otros profesionales del sector, proveedores…

Te comento los 6 errores más comunes de los que se inician en el Social Media, aprovechando la experiencia de Pedro Rojas (@seniormanager).

Concentrarse más en promocionarte a ti mismo:

Aunque no hay nada de malo en la auto-promoción (que en parte para eso están los medios sociales) deja de ser positivo cuando empieza a parecer auto-bombo. En medios sociales es necesario que aportes valor y que “regales” algo de ti que pueda servir a otros, no hablo de regalos tangibles, sino de ideas, reflexiones y contenidos que puedan ser de utilidad.

No saber lo que es la Netiquette:

O sea, la etiqueta o normas de educación en las redes sociales. No existe un código escritos de ética, pero lo que si debería respetarse es el sentido común. No de modo imperativo, sino por convicción ya que de otra forma tendrás menos probabilidades de ser aceptado.  Compórtate en las redes de la misma forma que lo haces en sociedad y agrega un toque mayor de sentido común, pues es lo que priva en cualquier relación en red.

No poseer la combinación de herramientas apropiada:

Entérate bien de qué aporta cada red social, o de qué herramientas principales tiene cada red profesional. No todas las herramientas sirven para el mismo propósito, ni hay que estar en todas a la vez. Lo mejor es eliminar las que no vayas a usar (las que sobran en tu estrategia), y que luego podrían ser un obstáculo para alcanzar eficientemente tu objetivo.

Seguir una estrategia diseñada para otros, u alguna otra que no se adapta a tu caso:

O sea, que has oído campanas pero no sabes dónde suenan. Seguir una estrategia que ha sido diseñada para y por otro, puede que no sirva para cumplir con tus objetivos. De hecho, aunque tengas la tuya propia, es necesario que experimentes un poco. Mucho del Social Media se logra experimentando, pues es aún un campo muy incipiente. Pero nadie es tan experto en Social Media como para darte la estrategia perfecta; así que mucho de lo que hagas ha de provenir desde tu sentido común y tu intuición. En caso de duda, después de buscar consejo en quien tiene más experiencia, si sigues sin tenerlo claro, «sé espontáneo y sigue a tu corazón».

Centrarte en destacarte a ti mismo:

Aunque sea duro… Ni tú ni tus productos sois especialmente importantes para la gente en general. La gente está interesada en cómo puede cubrir sus necesidades; y si tú formas parte del camino para llegar a cubrirlas, entonces se interesarán en ti. Por eso es importante que nunca escribas en primera persona (yo) cuando realices acciones de Social Media, y te fijes más en cómo transmitir un mensaje que ayude a cubrir las necesidades de otros.

Despistarte con las herramientas sociales:

Twitter, Facebook, Xing… son un mundo. Puedes llegar a «sucumbir» al lado «supersocial» y concentrar toda tu atención en uno solo de estos medios, dejando de interactuar en otras plataformas como redes sociales profesionales. Incluso descuidando tu blog (lugar que todos los especialistas insisten en que debería ser el centro de tu mundo social virtual y desde donde debería provenir la mayoría del contenido que creas). Para evitarlo,  visita otros blogs comenta, pero no con un estéril RT del post, sino con un comentario de verdad, dejando tu opinión. Sigue hablando sobre los temas que mejor manejas y averigua todo sobre las últimas tendencias 2.0.