Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Tipos de sociedades

Gastos deducibles en el Impuesto de Sociedades

Las deducciones son incentivos fiscales también para las pymes. Conoce los gastos deducibles en el Impuesto sobre Sociedades y los requisitos para su aplicación en la presentación de impuestos.

Artículo actualizado el 23/7/2020 y escrito por Infoautónomos

Gastos deducibles en el Impuesto de Sociedades

El entramado fiscal del autónomo, persona física,es difícil pero el de la pyme no es menos complejo. El Impuesto sobre Sociedades (IS), que presentan y pagan todas las empresas constituidas como SL o Sociedad Civil con domicilio fiscal en España, contempla también la deducción de los gastos derivados de la actividad económica. En las próximas líneas profundizamos en los gastos deducibles en el Impuesto sobre Sociedades para que tu empresa pueda ajustar el resultado y soportar la menor carga fiscal permitida mediante los trucos legales existentes. 

Requisitos para la deducción de gastos en el Impuesto sobre Sociedades

Como ya debes saber, el autónomo persona física aplicará la deducción de gastos en su IRPF y la pyme en el Impuesto sobre Sociedades. Por tanto, la tributación de los gastos de uno y otra atiende a impuestos diferenciados. Sin embargo, si hay algo que comparten el autónomo y la empresa  en cuanto a las deducciones de gastos son los requisitos para acogerse a ellas, siendo los criterios de deducción exactamente los mismos: 

  • Deben ser gastos vinculados a la actividad económica o como dice Hacienda, que estén “afectos” a la misma”.

  • Deben encontrarse convenientemente justificados mediante las correspondientes facturas. En ocasiones pueden valer recibos o factura simplificada siempre que aparezcan todos tus datos fiscales.

  • Deben estar registrados contablemente por la pyme en sus correspondientes libros contables y en la cuenta de pérdidas y ganancias conforme al apartado 3 del artículo 11 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (LIS) LIS

  • La imputación de los gastos deducibles se realizará en el periodo impositivo en que se devenguen, salvo en las excepciones que te detallamos en este artículo sobre la deducción de gastos de facturas atrasadas.

Qué gastos puedes deducir en el Impuesto sobre Sociedades

Son gastos deducibles todos aquellos que cumplan con los requisitos anteriores pero además, la Ley del Impuesto sobre Sociedades especifica de forma clara las siguientes deducciones para incentivar la realización de determinadas actividades

  • Deducciones por incentivos a la inversión.

  • Deducciones por actividades de investigación, desarrollo e innovación Tecnológica (I+D+I). (artículo 35 de la LIS)

  • Deducciones por gastos de formación profesional.

  • Deducciones por conservación y mejora del medio ambiente.

  • Deducciones por inversión en edición de libros, producciones cinematográficas y Bienes de Interés Cultural. (artículo 36 de la LIS)

  • Deducciones por creación de empleo y para trabajadores con discapacidad (artículos 37 y 38 de la LIS)

Cada uno de estos conceptos presenta un porcentaje de deducción sobre la base, de ahí la necesidad de contar con la ayuda experta de una asesoría fiscal especializada para practicar estas deducciones. 

Gastos no deducibles en el Impuesto sobre Sociedades

El artículo 15 de la norma sobre el IS establece de forma inequívoca una serie de gastos que no tienen la consideración de deducibles y por tanto no podrás incluir como tales en tus declaraciones fiscales del IS (modelo 200 y modelo 202). Dichos gastos son: 

  • La retribución de los fondos propios de la sociedad: reparto de dividendos, fondos de pensiones, primas de asistencia a juntas, etc.

  • Gastos derivados de la contabilización del Impuesto de Sociedades.

  • Multas y sanciones penales y/o administrativas así como recargos de apremio y recargos extemporáneos de declaraciones, liquidaciones y autoliquidaciones.

  • Amortizaciones y provisiones que excedan los límites establecidos legalmente.

  • Pérdidas en el juego.

  • Los donativos y liberalidades tampoco son deducibles con carácter general, salvo que se trate de gastos de relaciones públicas, los de personal de la empresa, los de promoción de bienes y servicios y los correlacionados con los ingresos.

  • Gastos derivados de operaciones realizadas en paraísos fiscales.

  • Gastos financieros devengados en el periodo impositivo.

Además, no serán deducibles aquellos gastos que incumplan los requisitos establecidos en el apartado 1 de este artículo. 

Ahora que ya conoces la teoría déjanos advertirte de que pasar a la práctica no es tarea sencilla. Por ello, insistimos en la importancia de contar con ayuda experta para la gestión fiscal de tu pyme. Ten muy presente que pasar por alto la deducción de gastos en el Impuesto de Sociedades y, por el contrario, realizar deducciones indebidas te puede salir caro. Olvídate de asumir errores por exceso y defecto y confía la presentación de los impuestos de tu pyme a la asesoría fiscal online de Infoautónomos

comments powered by Disqus
2
Junta de Andalucía

Se ha recibido un incentivo de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, de la Junta de Andalucía, por un importe de 25.892,92 €, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER para la realización del proyecto 401N1700034 / DIGITALIZACION INTEGRAL DE LOS PROCESOS DE LA EMPRESA con objetivo de "Garantizar un mejor uso de las tecnología de la información".