Tipos de sociedades

Qué es la razón social

En este artículo web te vamos a hablar de uno de los aspectos más importantes de tu empresa: su nombre. Y es que vas a descubrir lo importante que es ponerle un nombre adecuado a tu empresa cuando empiezas a trabajar como autónomo. No solo para que tu negocio sea claramente identificable y reconocible, sino también por las implicaciones legales que tiene su denominación oficial.

Te vamos a explicar: qué es la razón social, los pasos a seguir para registrarla, cuáles son sus principales características, y cómo va a afectar a tu facturación.

Artículo actualizado el 13/5/2021 y escrito por Infoautónomos

Qué es la razón social

En este artículo web sobre la razón social vas a encontrar:

1. Qué es la razón social de tu empresa

2. Características de la denominación o razón social de tu empresa

1. Qué es la razón social de tu empresa

Al igual que las personas tienen una identificación legal formada por su nombre, apellidos y número de identificación en los registros de su país (DNI, NIF), las compañías mercantiles van a tener un nombre o denominación establecido en el momento de su constitución. Este nombre es conocido como razón social o denominación social.

Se trata del nombre específico con el que nos vamos a referir de forma oficial y legal a una empresa, y que la va a distinguir de otras organizaciones. Dicha denominación se recoge en el documento fundacional de la empresa, e identifica a la persona jurídica y a la colectividad del negocio. Por tanto, se usa a nivel administrativo, formal y jurídico.

Dicho esto, debes saber que la razón social es un nombre que se suele emplear exclusivamente para uso burocrático, mientras que de forma comercial en muchas ocasiones se suele usar otro nombre “más comercial o vendible”. Por ejemplo:

Nombre comercial: Pepsi / Razón social: Pepsico Iberia Servicios Centrales, S.L.

Nombre comercial: Sony / Razón social: Sony Music Entertainment España, S.L.

Nombre comercial: Movistar / Razón social: Telefónica Móviles España, S.A.U.

Los pasos que se deben seguir para registrar la denominación o razón social al constituir una sociedad vienen determinados por la obtención previa en el Registro Mercantil Central de una certificación favorable que recoja la expresión denominativa con la que va a ser identificada la sociedad como sujeto de derechos y obligaciones en todas sus relaciones.

No olvides que este procedimiento va a estar siempre estrictamente revisado. Tanto al elegir tu denominación como para solicitar cambios en la misma, dichos procesos van a estar sujetos a control.

Por último, como has podido comprobar en los ejemplos antes mencionados, detrás de la denominación o razón social van a aparecer las iniciales que indican el tipo de sociedad: Sociedad Anónima (S.A.), Sociedad Limitada (S.L.), Sociedad Limitada Nueva Empresa (S.L.N.E.). Si quieres más información sobre los tipos de sociedades y las diferentes formas jurídicas de una empresa ponemos a tu disposición nuestro artículo web Crear una Sociedad. Comparativa de formas jurídicas.

¿Son lo mismo razón social y denominación social?

Antes de continuar, vamos a explicar la diferencia “técnica” que existe entre los términos razón social y denominación social. Aunque habitualmente estos conceptos se suelen entender como sinónimos y se usan de forma indistinta, tenemos que hacer una leve especificación que los distingue. Esta diferencia consiste en el tipo de nombre que adquiere la empresa, que va a depender del tipo de sociedad:

  • Razón social: lo usan aquellas empresas que adoptan como nombre legal los nombres y apellidos de uno o varios socios. Se emplea necesariamente en las sociedades colectivas o comanditarias simples.
  • Denominación social: se emplea normalmente en las Sociedades Anónimas y las Sociedades Limitadas, incluyendo al final las siglas S.A. o S.L. Se puede decir que se trata de un nombre creado (para entendernos mejor, un nombre “imaginario”).

Por tanto, la distinción entre razón social y denominación social radica en la forma jurídica de la empresa y la forma de nombre que puede adoptar.

Cómo solicitar la denominación o razón social de una empresa

Antes de nada, recuerda que siempre puedes consultar a través de Internet las diferentes posibilidades que hay disponibles para denominar a tu empresa, algo que deberías hacer antes de realizar la solicitud.

Los pasos que hay que seguir para solicitar online el certificado de denominación social son:

  1. Accede a la página oficial del Registro Mercantil Central.
  2. En la sección “Denominaciones Sociales” pincha en “Solicitud de Certificados” y a continuación sobre “Solicitar Certificado”.
  3. Completa el apartado “Beneficiario de la denominación”.
  4. En el apartado “Denominaciones solicitadas” debes indicar los nombres que deseas como denominación social, junto con la forma o tipo de sociedad. En total son cinco, y tienes que colocarlos por orden de preferencia. Una vez todo relleno, pincha en “Continuar”.
  5. En la siguiente pantalla tienes que indicar los datos del presentante, que eres tú. Todos estos datos deben estar debidamente cumplimentados.

Ahora bien, para solicitar la denominación o razón social de tu empresa debes tener en cuenta una serie de criterios que se indican en la web del Registro Mercantil Central. Además, te proporcionamos una serie de consejos que pueden ayudarte:

Consejos para elegir la denominación o razón social de una empresa

  • En el caso de que se vaya a usar el nombre parcial o completo de una persona, es obligatorio tener su consentimiento por escrito a través de una autorización. Ocurre del mismo modo en el caso de que emplees un pseudónimo.
  • El nombre nunca debe contener abreviaturas. Solo las propias de la forma social.
  • No está permitido usar siglas sin más como nombre.
  • No está permitido incluir un dominio de Internet de ningún tipo como nombre.
  • No está permitido usar el nombre de ningún municipio, provincia o comunidad autónoma, como elemento diferenciador de otro nombre ya reservado.
  • IMPORTANTE: no está permitido reservar nombres idénticos a otros ya existentes y que se encuentren registrados. Esto también es aplicable a palabras intercambiadas o que se pronuncien de forma igual o similar.

Como acabas de comprobar, el procedimiento para solicitar y obtener la denominación o razón social de tu empresa puede ser complicado, y debes tener en cuenta muchas consideraciones para no cometer errores. Por eso, no dudes en recurrir a ayuda experta como la que te ofrecen los profesionales de la asesoría online de Infoautónomos. Así, podrás realizar todos los trámites con la tranquilidad que necesitas.

2. Características de la denominación o razón social de una empresa

Como ya hemos indicado, la denominación o razón social es el nombre o denominación oficial de una empresa. Por tanto, se trata de la forma de nombrar a la persona jurídica que la identifica de forma exclusiva e inequívoca.

Se emplea tanto para usos administrativos y jurídicos como para asuntos formales y económicos. Y, como también hemos explicado, no es obligatorio que coincida con el nombre comercial de tu negocio, o con las marcas con las que comercialices.

Dicho esto, pasamos a detallar algunas de las principales características de la denominación o razón social de una empresa

La denominación o razón social y el nombre comercial de tu negocio

En la mayoría de los casos las empresas suelen usar un nombre “más comercial” para denominarse e identificarse de cara al público. Por tanto, se trata de un nombre comercial distinto al de la denominación o razón social con el que mercantiliza sus bienes o servicios. Tienes que saber que es una práctica muy habitual y que está permitida legalmente.

La denominación o razón social en tu facturación

Uno de los elementos obligatorios que se deben reflejar en el modelo de factura de tu empresa es la denominación o razón social. Esto supone que, como te decíamos anteriormente, tu nombre comercial nunca va a poder sustituir al de la denominación o razón social de tu negocio para emitir facturas, ya que la Agencia Tributaria no lo consideraría válido.

Y, también, puede invalidar tus facturas el hecho de omitir parcialmente la denominación o razón social de tu empresa. Por tanto, nunca olvides que esta debe aparecer registrada siempre de forma completa en toda la documentación de facturación de tu negocio.

En resumen, tus facturas deben recoger siempre de forma detallada y adecuada la siguiente información (además de otros requisitos que te detallamos en nuestro artículo web Cómo facturar):

  • Denominación o razón social de tu empresa.
  • Dirección o domicilio fiscal de tu empresa.
  • NIF de tu empresa.

Si pasas por alto alguno de estos importantes datos, tus facturas podrían no ser aceptadas en declaraciones fiscales, y el erario público podría no aceptarlas de cara a trámites o inspecciones.

Por eso, evita tener problemas y cometer errores recurriendo al equipo de profesionales expertos de la asesoría fiscal online de Infoautónomos. Tendrás la tranquilidad y seguridad que necesitas, para sacarle el máximo rendimiento a tu negocio.

comments powered by Disqus
Junta de Andalucía

Se ha recibido un incentivo de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, de la Junta de Andalucía, por un importe de 25.892,92 €, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER para la realización del proyecto 401N1700034 / DIGITALIZACION INTEGRAL DE LOS PROCESOS DE LA EMPRESA con objetivo de "Garantizar un mejor uso de las tecnología de la información".