Blog
Gastos de difícil justificación: qué son y cómo deducirlos si eres autónomo
Estas son las soluciones digitales clave si eres autónomo y vas a solicitar tu Kit DigitalEl taxi 2.010 argumentos para enamorarnos del trabajo autónomoEl cliente siempre lleva la razón: ¿la ‘biblia’ de las ventas?Ley de fomento del trabajo autónomo: las 10 medidas claveTérminos que debes conocer antes de obtener financiación para tu empresaObligaciones fiscales del comercio online5 razones por las que deberias pensar en comenzar a hacer vídeos para tu negocio y así aumentar tus clientesClaves del Growth Hacking para impulsar tu negocioContabilidad de Costes¿Qué aporta el Inbound Marketing a las PYMEs y autónomos?‘Storytelling’: historias que vendenLos autónomos societarios o con más de 10 trabajadores tienen que pagar más a la Seguridad SocialCese de actividad de los autónomos en módulos: más facilidades para cobrarloPara hacer un buen plan, necesitas un buen estudio de mercadoClub Infoautónomos: Nos renovamos para ofrecerte todavía másLos autónomos trabajan un 25% más que los asalariados¿Cuánto pagamos los autónomos españoles con respecto a los europeos?Actividades exentas de tributar el IVAEntrenador personal autónomo, una profesión con futuroReflexión sobre el debate 2011Trabajos urgentes que en realidad no lo sonLas mejores técnicas para fidelizar a tus clientes si eres autónomoSer autónomo y pedir un préstamo: Misión imposible si tienes que pagar más de un 10% de interésÉstas Navidades #compraenpequeñocomercioLlega el “cheque guardería” de 1.000 euros3 reglas para que pagar impuestos no te moleste nunca más

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Gastos de difícil justificación: qué son y cómo deducirlos si eres autónomo

Deducir gastos de difícil justificación si eres autónomo

Actualizado el 27 de octubre de 2022

2 minutos de lectura

Por Infoautónomos

Cuando eres capaz de vincular un gasto con tu actividad (al 100%) y puedes justificarlo mediante la correspondiente factura, ese desembolso tendrá la consideración de gasto deducible.

El problema viene cuando los gastos mezclan una parte profesional y otra personal.

Ahí la cosa se complica y entra lo que conocemos como gastos de difícil justificación.

En esos casos la vinculación del gasto con el negocio no llega a ser completa.

Eso suele ocurrir con el gasto del teléfono móvil (si lo usas para trabajar y para uso personal), de la gasolina o de la luz.

Te contamos cómo funcionan los gastos de difícil justificación para los autónomos y qué hacer para imputarlos correctamente.

Gestoría online para autónomos

¿Qué son los gastos de difícil justificación?

Los gastos de difícil justificación son aquellos que no puedes vincular de forma inequívoca con tu negocio.

Ese es el criterio.

Si el gasto es necesario e imprescindible para tu negocio, será considerado como deducible, en caso de que aparezcan dudas sobre su posible uso personal pasaría al grupo de difícil justificación.

Este tipo de gasto tiene un tratamiento muy diferente para el autónomo.

Los gastos de difícil justificación más comunes para el autónomo

Los gastos derivados del uso del coche son algunos de los más comunes.

Muchos autónomos usan su vehículo en el trabajo, pero también en la vida privada. Cuando eso ocurre, el gasto pasa a ser de difícil justificación.

El teléfono móvil es otro buen ejemplo.

Solo podrás deducirlo si tienes una línea reservada para el uso profesional.

En caso de utilizar el teléfono para otras tareas, debes considerarlo como gasto de difícil justificación.

Además, si trabajas desde casa, también serán de difícil justificación los gastos de suministros de la vivienda.

No podrás deducírtelos al 100%, pero si demuestras que usas una zona de la vivienda para trabajar, Hacienda te permitirá deducir el 30% del suministro de la parte proporcional de la vivienda que dediques a tal fin.

¿Cómo deducir los gastos de difícil justificación?

Todos los gastos que no puedas vincular completamente con tu negocio, pero que sean importantes para realizar tu actividad profesional, tendrán una deducción del 5%.

Podrás aplicarla si:

El límite anual para los gastos de difícil justificación es de 2.000 euros.

Cálculo de la reducción del 5%

Para calcular los gastos de difícil justificación debes conocer los beneficios del último año fiscal. Pongamos un ejemplo:

  • Ingresos: 55.000 euros.

  • Gastos: 25.000 euros.

  • Beneficios: 30.000 euros.

Los gastos de difícil justificación para este autónomo serían 30.000 euros x 5% = 1.500 euros.

Recuerda que esa cifra es anual y no puede superar los 2.000 euros al año.

A partir de ahí, podrás aplicarlos en el modelo 130 (trimestral) o al hacer la declaración de la renta (anual).

¿Tienes dudas sobre cómo integrar los gastos de difícil justificación en tu negocio?

Nuestra gestoría online nació para ayudar a emprendedores como tú, déjalo en nuestras manos.

Infoautónomos

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?