Blog
Gastos de difícil justificación: qué son y cómo deducirlos si eres autónomo
Currículum anónimo: ¿modelo de reclutamiento para la pyme?La carga fiscal del autónomo en España supera en ocho puntos la media europeaAsí funciona la casilla para criptomonedas en la Declaración de la RentaGranada acoge el primer gran encuentro de jóvenes empresarios de Andalucía OrientalMorosidad y problemas de financiación para autónomosLa deducción del 20 % en tu Declaración de la Renta si te diste de alta como autónomo en 2023Las pymes apuestan por el Black Friday en EspañaRazones por las que los Autónomos estamos en apuros6 ventajas de la venta online en un marketplaceIdeas de negocio para ser trabajador autónomo desde casaAcelera Startups: el programa gratuito de aceleración y crecimiento empresarial para emprendedores¿Cómo afectarán a los autónomos los posibles pactos electorales?Los ciudadanos podrán denunciar el fraude laboral mediante un buzón anónimo¿Quieres formarte gratis en las mejores universidades? ¡Únete a los MOOC!La importancia del NIF para autónomos y pymesResumen de novedades para el autónomo en 2015La importancia de la formación en la gestión de autónomos y pymesCotización por ingresos reales, ¿por fin en 2019?Bajad la cuota de autónomos para que podamos sacar adelante nuestros negociosConsejos para ahorrar este 2022 si eres autónomo10 maneras de conseguir que tu contenido se leaHummingbird: Cómo afecta al SEO de tu negocio (Introducción)Cómo tributan las rentas en especie en tu IRPFTrabajar con la Administración tendrá menos riesgo en 2015 gracias a la factura electrónicaEmbudo del marketing online: hacia la conversión del cliente potencial en cliente real

TE LLAMAMOS GRATIS

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Gastos de difícil justificación: qué son y cómo deducirlos si eres autónomo

Deducir gastos de difícil justificación si eres autónomo

Actualizado el 27 de octubre de 2022

2 minutos de lectura

Por Infoautónomos

Cuando eres capaz de vincular un gasto con tu actividad (al 100%) y puedes justificarlo mediante la correspondiente factura, ese desembolso tendrá la consideración de gasto deducible.

El problema viene cuando los gastos mezclan una parte profesional y otra personal.

Ahí la cosa se complica y entra lo que conocemos como gastos de difícil justificación.

En esos casos la vinculación del gasto con el negocio no llega a ser completa.

Eso suele ocurrir con el gasto del teléfono móvil (si lo usas para trabajar y para uso personal), de la gasolina o de la luz.

Te contamos cómo funcionan los gastos de difícil justificación para los autónomos y qué hacer para imputarlos correctamente.

Gestoría online para autónomos

¿Qué son los gastos de difícil justificación?

Los gastos de difícil justificación son aquellos que no puedes vincular de forma inequívoca con tu negocio.

Ese es el criterio.

Si el gasto es necesario e imprescindible para tu negocio, será considerado como deducible, en caso de que aparezcan dudas sobre su posible uso personal pasaría al grupo de difícil justificación.

Este tipo de gasto tiene un tratamiento muy diferente para el autónomo.

Los gastos de difícil justificación más comunes para el autónomo

Los gastos derivados del uso del coche son algunos de los más comunes.

Muchos autónomos usan su vehículo en el trabajo, pero también en la vida privada. Cuando eso ocurre, el gasto pasa a ser de difícil justificación.

El teléfono móvil es otro buen ejemplo.

Solo podrás deducirlo si tienes una línea reservada para el uso profesional.

En caso de utilizar el teléfono para otras tareas, debes considerarlo como gasto de difícil justificación.

Además, si trabajas desde casa, también serán de difícil justificación los gastos de suministros de la vivienda.

No podrás deducírtelos al 100%, pero si demuestras que usas una zona de la vivienda para trabajar, Hacienda te permitirá deducir el 30% del suministro de la parte proporcional de la vivienda que dediques a tal fin.

¿Cómo deducir los gastos de difícil justificación?

Todos los gastos que no puedas vincular completamente con tu negocio, pero que sean importantes para realizar tu actividad profesional, tendrán una deducción del 5%.

Podrás aplicarla si:

El límite anual para los gastos de difícil justificación es de 2.000 euros.

Cálculo de la reducción del 5%

Para calcular los gastos de difícil justificación debes conocer los beneficios del último año fiscal. Pongamos un ejemplo:

  • Ingresos: 55.000 euros.

  • Gastos: 25.000 euros.

  • Beneficios: 30.000 euros.

Los gastos de difícil justificación para este autónomo serían 30.000 euros x 5% = 1.500 euros.

Recuerda que esa cifra es anual y no puede superar los 2.000 euros al año.

A partir de ahí, podrás aplicarlos en el modelo 130 (trimestral) o al hacer la declaración de la renta (anual).

¿Tienes dudas sobre cómo integrar los gastos de difícil justificación en tu negocio?

Nuestra gestoría online nació para ayudar a emprendedores como tú, déjalo en nuestras manos.

Infoautónomos

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

La ventana a la actualidad
para emprendedores, autónomos y pymes

Únete a nuestros más de 300.000 suscriptores que ya están al día de todas las novedades y ofertas gracias a nuestra Newsletter