Blog
La alternativa BYOB: Claves para ser tu propio jefe
La obligación de conservar los albaranesEl Gobierno presenta el Kit Digital para autónomos y pymes3 imprescindibles sobre la factura intracomunitariaCómo conseguir que tus clientes te recomiendenLa pesadilla del SEO: cuando Google mató al lectorLa mitad de los autónomos de Murcia trabaja 10 horas o más al día¿Por qué tener una oferta gratuita?¿Está adaptada tu pyme a los pagos con tarjeta?Contabilidad y facturación online para autónomos10 motivos para utilizar un software de facturación online en tu negocioLos transportistas que facturen menos de 300.000 € tributarán por módulosAyudas y Subvenciones al desarrollo rural, programa leader 2007-2013A punto de vencer el plazo para solicitar ayudas para el cese de actividad para transportistas3 errores al invertir que cometen el 95% de los autónomosInfoautónomos planta cara a la crisis con la ampliación de servicios integrales para autónomosSegundo plazo para solicitar la devolución del IRPF de maternidad y paternidadCómo aumentar ingresos al convertir servicios en productos¿Por qué hay autónomos satisfechos con su primera cuota de 2019?10 pasos para cobrar a los Ayuntamientos¿Cómo queda el sistema de aplazamientos de deuda en 2018?Ventajas de tener un punto de recarga para coches eléctricos si eres autónomoÉstas Navidades #compraenpequeñocomercioLa filosofía de la innovación: intraemprendimiento10 consejos para conseguir clientes de manera consistente y persistente¿Estás obligado a dar de alta al empleado del hogar?Cómo hacer un buen estudio de mercado

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

La alternativa BYOB: Claves para ser tu propio jefe

Actualizado el 22 de mayo de 2013

4 minutos de lectura

Por Francisco

Como está de moda el inglés, usé las iniciales de la frase “Be Your Own Boss” para crear la palabra o acrónimo BYOB.

Sé tu propio Jefe. Esta es la respuesta a la falta de empleo. Pero ser tu propio jefe o, de otra forma dicho, ser un emprendedor, no es fácil hoy en día. De hecho no ha sido fácil nunca. Pero hoy menos que nunca, te escucho decir. Tal vez, no sé. Sólo tengo 50 años y no puedo hablar por periodos anteriores a esa fecha.

Sí, ya sé. Para emprender con éxito hay que tener una idea única, innovadora. Si no, como no hay nada nuevo que inventar, tener éxito es imposible. Hay mucha competencia de todo lo que se te ocurra y, además, hace falta mucho dinero para emprender algo exitoso.

Conozco todas las razones para seguir pensando que lo que realmente necesita uno es un buen trabajo por lo que no deseo discutirlas. Pero sí quiero introducir la, espero que ya famosa, alternativa BYOB.

Hagamos un esfuerzo y asumamos, por un momento, que no solamente no hay trabajo hoy, sino que no va a haber trabajo nunca más. Si así fuera, que seguro y estoy equivocado en mi predicción, si ya no hubiera más trabajo en ningún lugar de España y el mundo, ni ahora ni en el futuro, ¿qué haría? Si fuese verdad que el “empleo”, tal como lo conocemos hoy en día, está en extinción, ¿a qué me dedicaría?

Con esta absurda idea en mente, trate de contestar las siguientes preguntas.

¿Qué me gusta hacer? ¿Qué hago muy bien?

Este es el punto de partida de los emprendedores. Empezar por aquí hace que lo demás sea sólo un trámite. Cuando hacemos lo que nos gusta lo hacemos mejor que nadie. La energía fluye en nosotros y el tiempo parece detenerse, el trabajo nos sale de manera natural y sin esfuerzo. Esto es excelencia en acción, en manifestación. No hacemos un trabajo, somos el trabajo que hacemos. Difícil entender en palabras, pero perfectamente entendible cuando lo vives.

¿Cómo podría hacer lo que me gusta hacer o aquello para lo que soy bueno y ganar dinero?

Todo puede dejarnos dinero, cualquier ocupación o servicio representa ingresos, si sabemos cómo capitalizarlos. Las patatas fritas pueden parecer de poco valor para la sociedad, hasta que le preguntásemos, si estuviera vivo, a Ray Kroc, el fundador de McDonalds. Contra lo que la gente piensa, la mayor cantidad de beneficios no la dejaban las hamburguesas, sino los otros elementos adicionales, como las patatas, por ejemplo.

¿Cómo poner un negocio propio o hacerme autónomo sin dinero?

“Los autónomos empiezan a pagar impuestos aún sin ganar dinero” o “No hay nada como un empleo seguro” o “Nadie te presta dinero en estos días”. Escucho estas afirmaciones casi todos los días. Es verdad que a veces las situaciones fiscales son injustas a todas luces y habrá que cambiarlas, también es verdad que un empleo es más “mediocremente seguro” y es verdad que el dinero prestado ha estado siempre escaso o caro. Existen numerosos ejemplos de cómo poner un negocio propio sin dinero, así que no tener dinero no será jamás una excusa aceptada en el cielo de los emprendedores

Sin embargo, otra verdad es también que muchas veces se nos niega el crédito o la financiación porque está solicitada con estupidez. Esto nos lleva a la siguiente pregunta.

¿Quién puede ayudarme?

A veces, en este sentido, se necesita ayuda profesional y esta ayuda se puede obtener de muchas formas, algunas sin coste por cierto. Es verdad que con mis casi 30 años de experiencia poseo exactamente la información que le permitiría desarrollar su negocio propio en cualquier sector y hacerlo tan bien, que alcanzaría crecimientos sostenidos en varios años. Pero NO ESTOY VENDIENDO MIS SERVICIOS.

¿Qué preguntas no hacerse?

Sí, la cuarta pregunta es cuáles preguntas no hacerse. No se pregunte ¿Y qué voy a hacer si fracaso? ¿Qué voy a hacer si la economía empeora? ¿Y si nadie quiere comprar lo que yo vendo?

Sólo logrará con estas preguntas entrar en pánico y ponerse tenso y nervioso, con lo que tendrá menos opciones de aplicarse a plenitud en el uso de todos sus recursos intelectuales y emocionales. Con ello, sus resultados serán todo lo malos que puedan ser y estaré exactamente en un bucle retroalimentador que se conoce comúnmente como “la profecía auto cumplida”.

La quinta y última pregunta que se me ocurre, ¿Qué puedo hacer hoy mismo como primer paso hacia mi negocio nuevo?

Verá, si no hacemos algo de inmediato tendemos a perder el impulso a los pocos días, a veces horas, o al instante en que le contamos nuestros extraordinarios planes a alguien que nos quiere bien, o que dice que nos quiere bien.

Más rápido que una tormenta de verano, todo se desvanece como humo sin haberse jamás materializado en nada concreto. Sin embargo, cuando iniciamos el proceso aunque sea con una pequeña acción, puede ser comprar un dominio o empezar a construir la web o diseñar las tarjetas de presentación, estamos echando a andar una bola de nieve que conforme baja por la ladera de nuestros sueños se va haciendo más y más grande.

Si no ve oportunidades a su alrededor, busque inmediatamente un espejo porque usted es, y siempre ha sido, su mejor oportunidad. Tiene todo lo que necesita para vivir cumpliendo sus sueños a plenitud, me crea o no. Y si no me cree entonces ya sabe dónde está el problema: en su falta de auto confianza.

Y es con estas preguntas que uno se inicia en la, espero que ya famosa, alternativa BYOB.

Francisco

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?