El síndrome del video club o ¿cómo salir con tu pequeño negocio de una espiral destructiva, de una vez para siempre?

Blog

El síndrome del video club o ¿cómo salir con tu pequeño negocio de una espiral destructiva, de una vez para siempre?

Por Franck

4 de noviembre de 2013

5 minutos de lectura

Última actualización

12 de noviembre de 2021

Otro día sin que nadie te llame.

Llevas meses así.

Ni una llamada.

El boca a boca ha muerto.

Y cada semana tu base de clientes está disminuyendo.

La crisis se sigue llevando pequeños negocios. 6 años seguidos de crisis

  • Has perdido el 50% de tus clientes en estos 6 años
  • Has bajado tu tarifa en un 50% en estos 6 años
  • Cada vez es más común que no puedas pagarte un sueldo, ¿verdad?

Y ¿cuántos años más vamos a tener que aguantar?

¿Otros 6?

¡Ojo! Qué nadie te diga que no lo has intentado

Renovaste tu web

Llevabas años pensando en un cambio de imagen y lo has hecho. Lo que pasa es que te has limitado a una página web estática y hoy en día, con la competencia que hay en Google, es casi imposible posicionar una web de 5 páginas con un formulario de contacto.

Hiciste publicidad en directorios locales

Pues claro. Lo normal: Páginas amarillas y QDQ.

Ahí están tus clientes. Negocios a pie de calle.

Y tú necesitas que la gente visite tu web. Hay que hacer publicidad.

Y estos directorios te dicen que tu ficha ha recibido visitas. Cada mes.

Pero tú, en tu web no has visto nada. Ni un cliente referido por estos directorios.

Hiciste publicidad en las revistas de tu gremio

Leíste que a los expertos les va mejor.

Y pensaste: “Voy a poner un publirreportaje en la revista de mi gremio”.

Genial para reforzar tu autoridad.

Te costó dinero publicarlo.

Y sólo atrajiste…a tus competidores.

Ni un solo cliente.

Decidiste salir de la cueva y hacer networking tradicional en eventos

La verdad es que no te sientes cómodo con esto, pero algo tienes que hacer.

Si no vives en Madrid o Barcelona, hay pocos eventos y menos, gratuitos.

No te has perdido ni uno.

Pero nada.

A oír ponentes más preocupados en promocionar su empresa que en compartir conocimientos y a escuchar temas de redes sociales que te suenan a chino.

Ni un prospecto.

Te fuiste a la Cámara de Comercio

Con la idea de proponer un curso gratis, sólo para dar a conocer tu negocio.

Te atendieron y te dijeron “te llamaremos”.

Nunca hicieron nada.

Las cámaras de comercios son auténticas mafias del statu-quo. Los que están, están muy a gustito. Ellos y sus amiguetes.

Comiste con cada uno de tus clientes

Los invitaste a todos.

Sin excepción.

Con la idea de conseguir un par de proyectos con el boca a boca.

Apenas conseguiste 5 propuestas y 1 cliente nuevo.

A partir de este momento, empezaste a preocuparte mucho.

Doctor, ¿qué me está pasando?

Sigues pensando como un negocio local buscando una repuesta local, cuando deberías hacer como tus competidores: hacerte global.

De tu barrio al mundo hispano. He aquí el reto que se ha presentado a tu puerta, junto con la crisis.

O lo superas o te borrarán del mapa.

Tu negocio se está digitalizando

¿Lo dudas?

¿Conoces a Facturagem, Sage one o Saasandgo?

¿No? pues infórmate un poco mejor sobre lo que hacen estas soluciones online.

¿Qué vas a hacer cuando tus clientes se pasen a pagar una cómoda cuota mensual y te digan?:

“Lo siento, Paco, eres poquitín lento y demasiado caro por el valor que me das. Los tiempos son difíciles, tengo que ahorrar”

Te salen competidores como los muertos vivientes de Walking Dead

Te surgen nuevos competidores de otras ciudades cuando haces búsquedas relevantes para tu negocio en Google.

¿No te está pasando?

Si no ves llegar toda esta nueva competencia es que estás haciendo mal tu trabajo. Pon en marcha procesos de monitorización online.

Ya los verás.

Y tú tienes la suerte de estar protegido por el marco contable de España.

Un programador tiene que luchar con competidores directos en Bolivia que trabajan a 5 US$ / hora.

Competidores directos.

Y si ves llegar estos nuevos competidores, ¿por qué no haces nada más?

¿Vas a quedarte con los brazos cruzados, esperando que te quiten un negocio que has levantado de la nada con tus propias manos?

¿Un negocio que ha dado de comer a tu familia durante 2 décadas?

Hay que intentar algo más…

Terapia de choque para conseguir visibilidad online en 90 días

¿Tienes dinero?

Compra visitas.

De verdad, haz campañas de publicidad online.

Y hazlo bien.

Optimiza estas campañas, cada 5 o 10 días. Si no, estarás tirando el dinero por la ventana, por la gran alegría de Google, que te chupará tu presupuesto trayéndote menos visitas.

Con algo de suerte podrás trabajar a unos 50 céntimos el clic, si vendes servicios a otras empresas.

Depende de tu sector, pero hagamos cálculos:

  • 100 visitas al día = 50 €/día
  • 1.500€/mes
  • 18.000€/año

¿Prohibitivo?

No tengo opinión. Son precios de mercado para muchos sectores B2B.

Peor aún, mis cálculos son súper optimistas.

Se llega a pagar 16€ el clic para una visita por la palabra clave” seguro de coche”.

Bucea en la nueva herramienta de palabras clave de Google AdWords. Hazte una idea tú mismo.

No tienes dinero. Yo tampoco. ¿Tienes tiempo?

Gánate estas visitas.

¿Cómo?

Escribiendo en tu web.

Google se nutre de buenos contenidos. Contenidos frescos.

Dale de comer.

Hazlo una vez a la semana, para el resto de tu vida.

Menudo rollo…

Bueno haciendo esto, pronto lograrás estas 100 visitas/día.

Ahorrándole 18.000€ de presupuesto de publicidad a tu pequeño negocio.

¿Te parece poco?

Tu teléfono no se pondrá a sonar de nuevo.

Pero sí recibirás cada mes varias peticiones desde el formulario de contacto de tu recién estrenada plataforma digital: una web con contenidos frescos.

Los entendidos lo llaman blog.

¿No tienes dinero ni tiempo?

Cierra el chiringuito cuanto antes.

Hazlo ya.

Si no tienes tiempo para captar clientes ¿qué haces a la cabeza de un negocio?

Si has perdido fe en tu proyecto, pasa a otra cosa.

¿No quieres escribir?

¿Perdón?

No sabes, no puedes, no estás capacitado, etc.

No se trata de escribir, se trata de conversar en formato texto.

Es muy distinto.

Aquello que haces desde años con todos los que se paran a preguntarte a qué te dedicas o te plantean sus propios problemas relacionados con tus competencias.

Llevas años conversando con tus clientes.

Entiendes sus necesidades mejor que nadie.

Esto se llama Marketing.

¿Sufres el síndrome del video club?

Si te cierras a explorar nuevas formas de captar clientes, te estás comportando como un dueño de un video club con llegada del DVD y la red.

¿Hace cuantos años que no ves un video club en tu ciudad?

Ya no hay.

Nuevos actores han aparecido.

Negocios anticuados que no han sabido adaptarse, han desaparecido.

Darwin y su selección natural.

Eres el responsable de esta situación

Si ahora se está secando tu mecanismo de captación de nuevos clientes, también tú tienes la culpa.

La crisis no es la única responsable. Es demasiado fácil.

Será que has desatendido muchos asuntos de marketing y ventas durante años.

Será que era más cómodo seguir haciendo lo mismo y que has preferido apretarte el cinturón para no salir de tu zona de confort.

Será también que no has invertido ni un duro en tu propia formación en los últimos 10 años.

Una formación buena. No una formación subvencionada…

Despierta de una vez

Nada está escrito en el mármol para siempre si sigues en vida.

Tú puedes cambiarlo todo.

Eres un gran técnico. Dominas tu tema como nadie.

Tienes don de gente. Llevas años ayudando a centenares de pequeños negocios.

Pero si no llegas a posibles clientes, todo ello no sirve de nada.

  • O asumes tu derrota
  • O te levantas enrabietado e intentas hacer algo distinto

La respuesta está en innovar en tu estrategia de captación de clientes. Aprender a trabajar con estas nuevas herramientas y dejar que surtan efecto.

Nadie logra milagros en 30 días. No te dejes engañar.

Y para no dejarte con el sabor de la miel en la boca, te invito el próximo jueves 14/11/2013 a las 19:00, a asistir a un webinar online gratuito donde te explicaré la metodología para lograr esta visibilidad mínima viable que puede reflotar tu negocio en 3 a 6 meses.

Las plazas son limitadas.

Reserva la tuya cuanto antes

Imagen | lu6fpj