Lucreativo: “Para ser ‘freelance’ solo tienes que tener valor o ser un inconsciente”

Blog

Lucreativo: “Para ser ‘freelance’ solo tienes que tener valor o ser un inconsciente”

Resumen > Entrevistamos a uno de los ilustradores del momento. Este diseñador freelance y padre de familia afila su lápiz para retratar el día a día de un autónomo, sus "aventuras e infortunios". Es Xarly Rodriguez, es Lucreativo.
Lucreativo

Por Nuria

23 de mayo de 2016

6 minutos de lectura

Última actualización

23 de mayo de 2016

Empezó contando las miserias de la vida freelance con sus dibujos hace un par de años. Ahora, tiene más de 27.900 seguidores en Instagram, un libro en la calle y otro en camino. Hoy entrevistamos al ilustrador y emprendedor Xarly Rodríguez, la persona que se esconde tras las barbas de Lucreativo.

1.Todos los días compartes “ifrustraciones” y penurias del autónomo en tu Ilustre Diario. ¿Cuánto de terapia hay en este proyecto?

Un 100%. Es un canal a través del cual puedo decir prácticamente lo que quiera y como quiera. Obviamente, teniendo cuidado con las formas para no herir sensibilidades y apelando el sentido del humor como mediador, se pueden expresar muchas de mis frustraciones y de las injusticias o situaciones en las que nos vemos muchos (por no decir todos) autónomos en este país demasiado a menudo.

2. Siempre dibujas en blanco y negro, ¿es porque lo ves todo gris?

Ilustre Diario se dibuja en gris como homenaje a los viñetistas y humoristas gráficos clásicos de la prensa. Por limitaciones técnicas en la producción ellos solo podían ilustrar en escala de grises. Esa es la versión romántica. La versión de “andar por casa” es por que se me da fatal combinar los colores. Si no, preguntadle a mi mujer cuando me visto o elijo la ropa de nuestros hijos.

3. ¿Qué cable se te cruzó el día que decidiste emprender?

Supongo que debe ser el mismo que me hizo hacer cientos de tonterías en el pasado. Soy una persona inquieta, independiente y me gusta hacer muchas cosas y muy diferentes. Supongo que la única forma de tener libertad para hacer eso era siendo autónomo para no tener que dar explicaciones a nadie de lo que hago con mi tiempo. Eso sí, el precio que hay que pagar es muy alto. La incertidumbre de nuestro futuro más inmediato y la inestabilidad económica hace que estemos con los nervios a flor de piel muchos días al mes. No es del todo sano, no… Digamos que no nos aburrimos. Para bien o para mal.

4. A pesar de las penurias, algo bueno debe tener la vida freelance, ¿no?

Desde luego. Ahora se habla mucho de conciliar. De encontrar el equilibrio entre la carrera profesional y la vida personal. En España estamos a años luz de la situación que se vive en países del norte de Europa, donde no hay que elegir entre una cosa o la otra.

Nosotros (mi mujer también es autónoma) decidimos que nuestro mayor proyecto, el cliente al que mejor íbamos a tratar y al que más tiempo le íbamos a dedicar era a nuestra familia. Ser autónomo nos permite estar muy presentes en la vida de nuestros hijos y estar en todos los momentos. Creo que eso es lo más valioso que les podemos regalar ahora mismo y, si no cambian mucho las cosas, posiblemente lo único que podremos darles.

5. Si pudieras volver atrás, ¿te harías autónomo otra vez?

Sin duda. No han sido para nada años fáciles. Pero, sin embargo, han sido los años más felices de mi vida hasta el momento. Puedo decir que he estado al lado de mi mujer en los momentos malos y los buenos, no me he perdido ni un solo momento de la vida de Martín, he visto todas y cada una de las ecografías de mi pequeña Olivia, nos hemos tomado un respiro siempre que lo hemos necesitado… ¿conoces a alguien que trabaje en una empresa que pueda decir lo mismo? Yo no.

6. Eres padre primerizo y dentro de poco llegará a casa el segundo bebé. ¿Qué es más difícil: ser papá full-time o ilustrador freelance?

Ser padre creo que es lo más complicado del mundo y eso que ahora mismo lo tengo “fácil”. Todavía son pequeños y las negociaciones con ellos son relativamente fáciles de capear. No quiero ni pensar en la etapa de la adolescencia… A un cliente, por cabezón que sea, le puedes convencer o reconducir en un proyecto. Pero si aún así no lo consigues, siempre puedes terminar un proyecto en el momento que quieras y renunciar a tus honorarios. Pero eso no funciona con tus hijos. Ese cliente no quieres perderlo pase lo que pase. Como ilustrador puedes estudiar y formarte. Fijarte en los grandes maestros y aprender. Copiarles y quedarte con lo mejor de cada uno. En la paternidad no hay forma de prepararse y los modelos de otras generaciones tampoco nos valen. Al menos en nuestro caso. La vida que conocieron nuestros padres fue muy diferente a la que vivimos nosotros y, por lo tanto, su modelo no nos sirve demasiado.

7. Compatibilizar la vida personal y profesional es un gran reto para todos. ¿Cómo consigues organizar tu rutina de trabajo?

Tú lo has dicho. Es un gran reto. Para los que trabajamos en casa y con familia una jornada laboral es como un Ironman o un Ultraman. Tenemos que trabajar todo lo que podamos en un espacio de tiempo más condensado. Yo, por ejemplo, me levanto a las 6:00 cada día para dejar de trabajar a las 15:00 y así poder cumplir una jornada laboral productiva. Pero claro, este país se mueve a otro ritmo y muchos clientes llaman o solo pueden reunirse por las tardes con lo que ese horario se extiende. Y ya no te cuento cuando el día de la entrega está cerca, o has tenido al niño con fiebre tres días seguidos…entonces las madrugadas se le suman a una jornada habitual.

Lucreativo

8. En Infoautónomos también nos gusta compartir penurias y pedir deseos al Genio Azul. ¿Qué tres cosas cambiarías de la vida del autónomo si pudieras?

Muy sencillo:

  1. Una cuota en relación a los ingresos. No es posible que un profesional autónomo que gane 200.000 € al año pague lo mismo a la seguridad social que otro que gane 12.000.
  2. Una visión del autónomo como empresa unipersonal. Hoy por hoy, con unos 7 millones de autónomos en España (si no me equivoco) hay muchas gestiones que no puedes hacer si eres autónomo.
  3. Un lenguaje administrativo comprensible para el resto de mortales. Yo tengo un gestor que es una bendición. Cada vez que trato de leer uno de los documentos que tenemos que presentar me quedo atrapado en el tercer apartado como mucho.

9. Nosotros pensamos que a emprender se aprende y tú también tienes un pasado en el que trabajaste por cuenta ajena. ¿Qué crees que hace falta para convertirse freelance?

Para mí, que soy un poco torpe, la mejor forma de aprender es tropezarme una y otra vez. Necesito darme de morros. No quiere decir que nunca más vaya a tropezar con la misma piedra, pero las posibilidades se reducen y por el camino aprendo otras cosas. En mis años trabajando para empresas aprendí mucho de mis jefes. Sobre todo aprendí aquello en lo que no me quería convertir nunca. Supongo que es más fácil ver lo que hace mal la gente, y tratar de evitar hacer lo mismo, que lo bueno.

Para ser freelance solo tienes que tener valor o ser un inconsciente. La disciplina llegará a medida que pasen los meses o años.

10. Sabemos que tienes mucho trabajo por delante. Una última pregunta y te dejamos volver a la carga… ¿Cómo se presenta el futuro de Lucreativo? ¿Habrá nuevo libro?

Esa es la pregunta que me formulo cada mañana cuando me miro al espejo: ¿qué va a ser de mí mañana? Ilustre Diario empezó en 2014 y desde entonces no ha dejado de darme alegrías. He salido publicado en bastantes medios digitales, he sacado un libro, he hecho campañas de publicidad, trabajos editoriales, etc. Nunca tuve ninguna expectativa de futuro con este proyecto. Creo que eso ha podido ser la clave y por eso no me paro a pensar demasiado. A finales de mayo saco libro nuevo, esta vez arropado por la editorial Lunwerg. Un proyecto en el que llevo meses trabajando y en el que, no os voy a engañar, tengo muchas esperanzas depositadas.  Aunque el solo hecho de tener un libro a la venta y estar al lado de autores reconocidos en las estanterías de una librería ya me emociona, espero que sea un exitazo y nos abra puertas a nuevas experiencias y nuevos retos.