Casi la mitad de las personas trabajadoras autónomas andaluzas ha visto reducida su actividad por la crisis

Blog

Casi la mitad de las personas trabajadoras autónomas andaluzas ha visto reducida su actividad por la crisis

Resumen > El estudio sobre el impacto del Covid-19 en el Trabajo Autónomo Andaluz ha sido desarrollado por UPTA Andalucía y subvencionado por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, en el marco del expediente IAA2020SC0002, Gastos de Funcionamiento 2020.
Estudio Upta Autónomos Andaluces

Por Infoautónomos

31 de diciembre de 2020

4 minutos de lectura

Última actualización

9 de noviembre de 2021

El estudio, que ha sido desarrollado por UPTA Andalucía y subvencionado por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, arroja conclusiones determinantes sobre la situación de las trabajadoras y trabajadores autónomos andaluces:

  • El 10,9% del colectivo continúa en cese de actividad, y el 2,1% se ha visto obligado a cerrar su negocio.
  • Pese a que al 94% les ha parecido suficientes las medidas aprobadas, se han quejado de su falta de efectividad.
Elaborado en el mes de diciembre, el estudio analiza cómo está afectando la actual crisis sanitaria a las personas trabajadoras autónomas de Andalucía. Entre sus principales objetivos está comprender las necesidades de este colectivo en la actualidad, descubrir sus líneas de interés en Andalucía, y determinar las propuestas de las personas trabajadoras autónomas andaluzas para mejorar su situación tras la Covid-19.

El estudio se ha desarrollado durante el estado de alarma generado por la pandemia provocada por el coronavirus. Para llevarlo a cabo, se ha empleado una metodología mixta que ha contado tanto con expertos en la investigación de mercados como con un conjunto de profesionales autónomos y autónomas. Para la redacción y análisis de los datos obtenidos se ha contado con la participación de la Universidad de Granada.

El perfil de los autónomos y autónomas de Andalucía

   
La muestra encuestada para elaborar el informe ha resultado de gran utilidad para determinar el perfil de las personas trabajadoras autónomas andaluzas:

Se trata de un varón, de entre 40 y 50 años, de Málaga o Sevilla, con unos ingresos que suponen más del 50% del total de ingresos de la unidad familiar, y cuya antigüedad es menor de 10 años.

   
Predomina el autónomo con forma jurídica de empresario individual que paga por la base mínima de cotización. Además, en el 70% de los casos no cuentan con asalariados y mantienen pluriactividad. En cuanto al tipo de negocio, destacan de forma mayoritaria los relacionados con el sector servicios.

El impacto de la crisis económica de la Covid-19

Casi el 50% de las autónomas y autónomos andaluces han indicado que su actividad económica y/o profesional se ha visto reducida debido a la actual crisis sanitaria provocada por la Covid-19. Además, el 10,9% continúa en cese de actividad, y el 2,1% ha tenido que cerrar su negocio. En el otro lado de la balanza, el 20% del colectivo ha señalado que su actividad, al ser esencial, no se ha visto afectada por las restricciones.

Por otro lado, el 16,3% de las personas encuestadas ha indicado que ha podido seguir prestando sus servicios de forma telemática o teletrabajando. No obstante, el 20% de las trabajadoras y trabajadores autónomos andaluces indicaron que percibieron menos ingresos con respecto al periodo previo al inicio de la pandemia.

Casi el 80% de las personas que han participado en la encuesta considera que soportan una elevada presión fiscal y que el sistema tributario español es demasiado complejo. Y, además, el 20% afirma que se ha visto obligado a realizar algún tipo de aplazamiento en el pago trimestral de su IVA y la cuota de autónomos.

Y es que la crisis económica generada por la pandemia ha provocado que la mitad de las autónomas y autónomos andaluces se hayan tenido que acoger a ayudas. Mientras que quienes no lo han hecho, señalan que esto se debe principalmente a que no cumplían con los requisitos exigidos. A lo que hay que sumar que, pese a que al 94% del total les ha parecido suficientes las ayudas y medidas puestas en marcha, han manifestado sus quejas ante la falta de efectividad de las mismas.

En cuanto a las medidas y ayudas puestas en marcha por el Gobierno, el 39% declara haberse visto obligado a acogerse a alguna de ellas. Además, el 70% de las personas trabajadoras autónomas andaluzas ha tenido que solicitar algún tipo de financiación para paliar los efectos de la crisis. En muchos casos han tenido que recurrir a familiares, a sus propios ahorros, a préstamos ICO, o a las líneas de crédito del Gobierno central. Por último, casi el 60% del colectivo reconoce que necesitará financiación en el futuro si la situación no mejora.

Perspectivas de futuro y mejoras necesarias

Las principales preocupaciones de las autónomas y autónomos andaluces ante la nueva normalidad son principalmente el futuro de sus ventas y cuál será la duración de esta complicada situación.

Y es que el 60% opina que hasta dentro de entre dos y cinco años no esperan que exista una normalidad económica. Además, el 66% ha revelado que ha realizado inversiones muy altas que ahora le preocupa no poder recuperar, y el 51% se ha planteado en algún momento cerrar su negocio y cambiar de actividad.

Las trabajadoras y trabajadores por cuenta propia andaluces consideran que para poder consolidar su actividad cuando la situación revierta, necesitan una serie de importantes mejoras. Entre ellas, que se adapten sus impuestos a los ingresos obtenidos (38,8%), rebajar los impuestos de forma generalizada (24,6%) o adaptar la cuota de autónomos a los ingresos (66,3%).

A esto se suma que el 70% del colectivo considera que su negocio no se encuentra tecnológicamente preparado para asumir la actual crisis. Por ello, la mayoría valora de forma positiva invertir en tecnología. No obstante, al 53% le preocupa recibir un ataque cibernético y que su negocio quede expuesto o en peligro, y el 27,5% muestra una preocupación muy alta.

Puedes ver y descargar el estudio completo aquí.

El estudio sobre el impacto del Covid-19 en el Trabajo Autónomo Andaluz ha sido desarrollado por UPTA Andalucía y subvencionado por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, en el marco del expediente IAA2020SC0002, Gastos de Funcionamiento 2020.