Blog
Autónomos y vacaciones: ¿de verdad son incompatibles?
LLamadas en frío: ¿Me envías la información por email?¿Cómo va a evolucionar mi negocio? Analiza tu sector gracias a las cuentas anuales de otras empresasCuota de autonomos 20163 herramientas fáciles de CRM para gestionar tus clientes como si fueras una multinacionalBeneficios del Software libre para los autónomos6 novedades en el cuarto paquete de medidas para autónomos afectados por el CoronavirusEl inicio incierto de la cotización del autónomo en 2019¿Qué es un protocolo familiar y cómo se hace?Club Infoautónomos: Nos renovamos para ofrecerte todavía másLas mejores técnicas para fidelizar a tus clientes si eres autónomoEficiencia energética: 4 soluciones que potencian el ahorro en tu negocioLas principales dudas de los autónomos al hacer la Declaración de la RentaRazones por las que los Autónomos estamos en apurosLa importancia de disponer del certificado digitalCómo reducir la factura fiscal antes de final de año6 métricas para saber si tu web funcionaPagos telefónicos a la Agencia Tributaria a partir del 1 de diciembre5 consejos para evitar las deudas del autónomo¿Me conviene pedir un préstamo personal?Tipos de seguros para autónomos: ¿Cuál contratar?Los errores más habituales en comunicación, marketing y ventasCómo numerar facturas de forma correcta4 estrategias para educar a tu clienteLa importancia del autoempleo femenino como motor del empleo autónomoTodo sobre el Dropshipping

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Autónomos y vacaciones: ¿de verdad son incompatibles?

Resumen > Vacaciones y autónomos parecen dos palabras decididas a repelerse, por mucho que seas tu propio jefe. Te damos algunos consejos para que este año puedas disfrutar de unos días libres, que te ayuden a sobrellevar mejor el verano.
Cerrado Por Vacaciones

Actualizado el 1 de junio de 2015

2 minutos de lectura

Por Nuria

Sube el mercurio, se disparan los anuncios de cruceros y todo el mundo comienza a hacer planes para el verano. Entonces alguien te hace la temida pregunta: ¿cuándo coges vacaciones? Y tú, que tienes que limitarte a hacer una mueca de inseguridad, piensas que no sabes si tendrás algún día libre ni cuando llegará ese momento. Vacaciones y autónomos parecen dos palabras decididas a repelerse, por mucho que seas tu propio jefe.

Los autónomos dependientes disponen por ley de 18 días libres, aunque no son retribuidos. En el resto de casos, cada trabajador gestiona su tiempo como quiere y, sobre todo, como puede. Mantenerse un mes alejados del negocio es casi una utopía, pero desconectar durante algún tiempo resulta más que necesario. Solo de este modo lograremos mantener un nivel de productividad óptimo a lo largo del verano. Eso sí, para conseguirlo es fundamental saber organizarse.

En primer lugar, antes de que se acerque la época estival deberías plantearte la posibilidad de contar con algún refuerzo. Delegar en alguien tus tareas, te ayudará a olvidar la rutina sin que tus ingresos se vean demasiado afectados. Aun así, esta opción no siempre es posible. Si eres de los que está “solo ante el peligro”, atento a estos consejos para disfrutar de las vacaciones:

  1. Busca el momento oportuno. No es lo mismo tomarse unos días libres en agosto que en septiembre. Aprovecha la bajada del ritmo de trabajo para descansar un tiempo. Además, ten en cuenta que en algunos casos estar fuera toda una semana puede resultar algo caótico para tu empresa. Si es así, descansa los lunes o los viernes y haz varias escapadas de fin de semana.
  2. Habla con tus clientes y cuéntales cuándo tienes previsto coger vacaciones. Es mejor que lo sepan con antelación para darles tranquilidad y para que no te interrumpan constantemente en tus días libres.
  3. Planifica el trabajo con tiempo. Haz un repaso de los proyectos que tienes pendientes y cierra todo lo que puedas antes de salir de vacaciones. No te olvides tampoco de organizar la vuelta a la rutina para que puedas rendir al máximo y recuperar así el tiempo que has estado fuera.
  4. Acuérdate de la declaración trimestral. El plazo para hacerla finaliza el 20 de julio. Lo mejor es que vuelvas antes de esa fecha o salgas más tarde.
  5. Revisa tus fondos. Cada día que libras es uno menos que ingresas. Teniendo en cuenta la repercusión en tu economía, analiza cuántos días puedes permitirte sin cobrar.
  6. Descansa. Parece lo más sencillo, pero no lo es. Si no aprendes a liberarte del teléfono, desconectar te resultará muy difícil. Limítate a atender solo que sea estrictamente urgente. Todo lo demás puede esperar a que regreses con las pilas cargadas.

De este año no pasa… ¡Felices vacaciones!

Nuria

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes