Cómo decir no con elegancia a un cliente

cómo decir no

Hay muchas maneras  de decir no. Ante todo, hay que tener en cuenta el saber estar y la educación de uno mismo a la hora de declinar un proyecto o trabajo o un cliente por las razones que sea. Existen formas de decir no de manera elegante sin que el cliente se moleste. Veamos una serie de pautas:

1. Estoy muy ocupado. Aunque la verdad sea bien distinta y estemos esperando a recibir llamadas de tus clientes, sino te interesa un cliente, puedes siempre decir que estás muy ocupado. Además, da buena imagen y siempre es una razón válida para rechazar un trabajo.

2.Evitar a un cliente. Hay veces en las que ya estamos trabajando de lleno con un cliente, pero la situación y la relación empeoran. Lo ideal es hablar con calma, ser diplomático con este cliente para transmitirle que tu estilo de trabajo y el suyo no casan y que lo mejor será que busque otro proveedor antes de que afecte a la empresa. En este aspecto, intenta quedar bien si el que “rompe” la relación laboral eres tú, ofrécele datos de contacto de algún perfil similar al tuyo, de algún colega con más paciencia o que pueda irle bien con este cliente por su forma de ser. En muchos casos, depende de la relación que tengas con el cliente pero quedarás bien si te ofreces a ayudarle a buscar otra opción, aunque no la tengas.

3.La honestidad. Sé honesto y úsala cuando veas que tu cliente pide cuestiones imposibles. Cuando te llama un viernes a las 15 horas para un tema importante y que te podría haber pedido a las 10 horas, o bien cuando te encarga mil cosas que no podrás afrontar en tan breve plazo de tiempo. En estos casos, debes conocerte y saber cuánto puedes asumir y qué no. Dale a conocer tus plazos y lo que podrás conseguir. También pídele que cuanto antes te pida ciertas cuestiones, será mejor para todos.

4.No cubro mis gastos. Hay veces que el cliente exige ciertos trabajos por los que cuales facturaríamos de manera adicional. Diferente es que sea algo puntual. En este aspecto, intenta “aguantar el tirón”; pero si se trata de un servicio ya habitual, trasládale que por ese coste el volumen de trabajo crece y por tanto debes facturarlo aparte. Trasládale la visión de que “a más trabajo, más facturación” ya que tu tiempo es tu vida y es lo que te da de comer. Quedarás como alguien que sabe perfectamente lo que quiere, lo que vale y lo que no está dispuesto a poner en riesgo. Simplemente, comunícalo con estilo, de manera educada y sincera.

5.Sube el precio.Esta estrategia es solo para casos muy especiales. Imagina un cliente que ya conoces, o el amigo, o alguien con quien no quieres trabajar por la razón que sea y te piden algo. En estos casos puedes subir el precio a este posible cliente por el tiempo, esfuerzo del proyecto por ejemplo. Si acepta el precio, por lo menos trabajarás de manera más positiva…

6.Trabajar gratis. Esto es un aspecto al que se debería responder de manera tajante ya que si un cliente tiene la “valentía” de pedirlo, deberíamos responderle de igual manera, aunque, siempre, cortésmente. Una forma educada de decirle que no a un cliente que te pide le trabajes gratis (o casi) es explicar lo terriblemente comprometido que estás con otros proyectos, que estás hasta arriba y tienes que priorizar entre una persona que te paga y otra que no. Sé que a todos nos gusta mucho trabajar gratis (modo irónico on); pero debido a otros compromisos adquiridos con anterioridad, te será imposible asumirlo.

Es normal que uno sienta miedo después de haber rechazado a un cliente.  Nos asusta quedarnos sin clientes, sin dinero y que nuestra vida entre en un pozo sin fondo. Hay que tener en cuenta que como autónomos asumimos ese riesgo, pero recuerda que, ante un cliente perdido que no te convencía no hay lugar para el arrepentimiento.

Esta entrada fue publicada en General, Gestión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Comentarios en Cómo decir no con elegancia a un cliente

  1. jose dijo:

    Buenas

    La opción má fácil, para tratar con un cliente así, es cobrarle la «cuota del gilipollas» «the price of asshole», esto lo vi en un curso en EEUU, y se trata, cuando te encuentres con el cliente indeseable, mal educado y creido, no hay problema, se le cobra un precio muy superior a lo que le cobrarías a un cliente normal. El cliente tiene dos opciones, marcharse (normalmente se largará) o trabajar contigo, normalmente se marchará, eso si a la primera bordería o falta de respeto a tus empleados, el camino que se le enseña es la puerta.

  2. Tiopeter Hinchables dijo:

    Gracias por el post, viene bien recordar estar cosas de vez en cuanto, ya que en el día a día por miedo a perder el cliente no solemos utilizarlo. Yo suelo utilizar el de subir los precios, aunque a veces me los han aceptado.
    En el último año he cogido la opción de «estoy ocupado» y me he quitado de encima muchos trabajos «gratis» y otros que cubría los gastos básicamente, al principio temía por los resultados al perder clientes, pero me he podido centrar más en los buenos clientes, y se ha notado en los resultados a final de año.

Juna de Andalucía
Fondos FEDER
Andalucía se mueve

Se ha recibido un incentivo de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, de la Junta de Andalucía, por un importe de 25.892,92 €, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER para la realización del proyecto 401N1700034 / DIGITALIZACION INTEGRAL DE LOS PROCESOS DE LA EMPRESA con objetivo de "Garantizar un mejor uso de las tecnología de la información".