Blog
Gestión del tiempo: el método GTD
Cómo ser creativo… y no morir en el intentoLos parados de larga duración también son autónomos y no reciben subsidioMotivos por los que “te puede caer” una inspección de Hacienda si eres autónomoLa gamificación también está al alcance de tu negocioPrestaciones de la Seguridad Social para los AutónomosEl método SMART: así debes fijar tus propósitos empresarialesDevolución del exceso de cotización a la Seguridad SocialCómo ahorrar en la factura telefónica de tu negocioEl inicio incierto de la cotización del autónomo en 2019¿Qué es la Declaración conjunta de la Renta 2017?15 claves para tener éxito en tu campaña de crowdfundingCotización en el Régimen de Autónomos: bases y tiposRequisitos y procedimiento para solicitar la moratoria de la cuota de autónomos aprobada por el coronavirusReforma de las bajas laborales¿Es el mejor momento para que los autónomos contraten con la Administración Pública?Perfil del autónomo 2018 en España (Infografía)Qué información debes incluir en el modelo 347Ayudas para crear una startup en España: Guía indispensableQué es el Retargeting, la publicidad que nos «persigue»Las pólizas de crédito al 10% lastran nuestra competitividad. ¿Qué se puede hacer?Reforma laboral 2014: claves para pymes y autónomosCapitalizar el paro al 100% para mayores de 30: ¿Qué pasa con ello?Las principales dudas de los autónomos al hacer la Declaración de la RentaVentajas e inconvenientes de alquilar un local como autónomoTendencias TIC en la empresa tras el COVID-19Los 6 obstáculos que te impiden cumplir tus objetivos como emprendedor

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Gestión del tiempo: el método GTD

Actualizado el 21 de junio de 2012

2 minutos de lectura

Por Patricia

El método GTD (las siglas de Getting Things Done) es un método de gestión del tiempo ideado por David Allen.

El método se basa en la idea de que una persona debe liberarse mentalmente de estar pensando en las tareas que tiene pendientes, para concentrarse en las que está realizado y ser más eficaz.

Y es que seguro que muchos de los profesionales que nos leéis habéis sufrido en carnes propias la experiencia de pasar todo el día sin parar de trabajar y al terminar agotados, llegar a la frustrante conclusión de que no hemos acabado nada y que para el día siguiente se nos acumulan de nuevo las tareas… Uno de los mayores problemas de los autónomos y freelances es la gestión del tiempo, por la gran diversidad de tareas a las que hay que enfrentarse cada día.

Bien, pues el método GTD supone un cambio en la forma de trabajar para conseguir que al final del día esas tareas importantes estén realizadas.

Este método se basa en 4 pasos:

1. Recopilar: Lo fundamental en este paso es que localicemos todas las tareas que tenemos pendientes, todo lo que necesitamos dar seguimiento (emails, citas, notas, tareas…) y las registremos en un mismo sitio, lo que Allen denomina «cubo». Podemos usar una aplicación, un cuaderno, el propio correo electrónico…, pero debe estar todo registrado en en un mismo cubo, para liberar así a nuestra mente de estar pendiente por si se nos olvida algo.

2. Procesar: Hay un orden:

  • Empezar siempre por el principio
  • No procesar más de un elemento a la vez.
  • No enviar de vuelta al «cubo» a ningún elemento.
  • Si un elemento requiere de una acción para ser realizado:
  • Si lleva menos de dos minutos, hazlo.
  • Si no es tu tarea, delégalo adecuadamente.
  • Posponlo.
  • Si un elemento no requiere una acción:
  • Archívalo como referencia.
  • Deséchalo si no es procedente.
  • Déjalo en cuarentena si no puedes llevarlo a cabo en ese momento.

3. Organizar: Hay que ordenar las tareas en función de su importancia. En su obra, Allen sugiere varias listas donde organizar las tareas:

  • Acciones próximas
  • Proyectos
  • En espera
  • Quizá

4. Revisar: Al menos una vez al día deben revisarse las listas y mover las tareas al lugar en que deban estar si han sufrido variaciones. Una vez a la semana deberían revisarse también las tareas pendientes, o en espera por si tienen que tomar más importancia o, por el contrario, quedan relegadas a «quizá».

Y, por supuesto: Hacer. Lo importante de la organización es que no ocupe demasiado tiempo para que podamos realizar las tareas, que es nuestro objetivo. Aunque al principio tardemos más, después automatizaremos esta organización.

Esto, contado así, tal vez parezca un poco complicado de poner en práctica, pero lo cierto es que hay infinidad de aplicaciones basadas en este método, tanto para smartphones como, por ejemplo, extensiones que pueden usarse con el navegador o con el correo electrónico. Y, por supuesto, el libro de Allen: Organízate con eficacia.

¿Has probado este método?, ¿qué otros métodos para mejorar la productividad conoces?

Image(s): FreeDigitalPhotos.net

Patricia

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?