Blog
El eterno debate sobre el atractivo de ser emprendedor
Novedades 2023 para autónomos y pymesCómo crear equipos orientados a generar valor IICómo deducir el gasto del teléfono de un autónomo¿En qué tendencias de marketing conviene invertir este año?¿Estás obligado a dar de alta al empleado del hogar?8 dudas del autónomo que trabaja para la AdministraciónWebinar: qué es y cómo utilizarlo para venderCuenta de resultados previsional en el plan de negocioSL o autónomo: ¿qué me conviene para pagar menos?Hermeneus: El autónomo a la reconquista del sector primarioMi página web no funciona: posibles motivos y grandes solucionesPor qué necesitas una asesoría fiscal para tu Renta 2017El anteproyecto de ley antifraude también afectará a autónomos y pymesPor qué y cómo adaptar tu web a dispositivos móviles¡Ya somos 100.000 Infoautónomos! #100000infoautonomosCambiar de asesoría fiscal: cuándo es el mejor momento y cómo hacerloCómo ir gratis a EXPOeCommerce-OMExpo con InfoautónomosNormativa de resolución voluntaria de conflictosSubvenciones y el AutónomoLos gastos suplidos en la facturación del autónomo16 claves para proteger el equipo del autónomo de los ciberdelincuentes¿Cómo elegir el naming de tu empresa? Consejos prácticosNingún autónomo sin WebEl trabajador autónomo y las TICEl Autónomo y el NetworkingDescuento de pagarés, cada vez más utilizado para obtener liquidezQué es el margen de beneficio y cómo influye en la rentabilidad de tu negocio

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

El eterno debate sobre el atractivo de ser emprendedor

Actualizado el 14 de mayo de 2013

2 minutos de lectura

Por Estefanía

Emprender en tiempos de crisis, ¿oportunidad o suicidio? ¿Eres de los que piensas que no es el mejor momento para emprender o crees que los momento difíciles agudizan el ingenio y allanan el camino hacia el éxito? Pero, ante todo, ¿cuál es el verdaderos significado de emprender en los tiempos que corren?

Emprendedor/a:

«Que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas» (RAE)

«Persona que comienza una acción, obra, negocio o empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro. Específicamente en el campo de la economía, negocios o finanzas, es aquella persona dispuesta a asumir un riesgo económico o de otra índole» (Wikipedia)

Parece que desde hace algunos años es el término de moda y cada vez son más los que se lanzan a crear su propia empresa. Las motivaciones son diversas y van desde el emprendimiento como alternativa de autoempleo en el contexto de un mercado laboral saturado al aprovechamiento de una verdadera oportunidad de negocio.

Un concepto, el del emprendimiento, en torno al cual se ha desarrollado, incluso, todo una filosofía. Y cada vez son más difusas las barreras entre lo que se denomina «el autónomo tradicional, «el de toda la vida», y el emprendedor por naturaleza, aquel que es capaz de detectar y explotar oportunidades de negocio mediante una cuidada planificación y estrategia empresarial.

Algo que, por otra parte, ha abierto un frente de debate que se extiende a lo largo y ancho de los medios y foros, tanto tradicionales como online, con dos posturas definidas, y una gran variedad de opciones intermedias.

De un lado, la fiebre emprendedora, que ha elevado el concepto a un estadio casi «místico» y que confía ciegamente en el emprendimiento como solución a los problemas de empleo y crecimiento económico a los que hoy día nos enfrentamos, lanzando mensajes de optimismo a diestro y siniestro en medio de un entorno que, también es cierto, acusa una saturación de malas noticias.

De otro, un sector escéptico y ciertamente receloso de la viabilidad de «lanzarse a la aventura» de iniciar un proyecto empresarial verdaderamente sostenible y con posibilidades de consolidarse en el tiempo de forma exitosa en el poco favorable contexto económico actual.

De hecho, son cada vez más las voces que se posicionan en ésta línea y que miran con desconfianza las últimas medidas del Gobierno destinadas a incentivar la actividad de pymes y autónomos en España, reclamando acciones que realmente resuelvan la problemática del autónomo actual . Porque, si bien es cierto que desde el Ejecutivo se están tomando interesantes iniciativas para rescatar a uno de los sectores más castigados por la actual situación económica, no todas responden a sus necesidades y, en ocasiones, pecan de depositar una excesiva confianza en el emprendimiento, sin terminar de dotar al colectivo de los medios y herramientas necesarios para ejecutarlo con éxito.

En el medio, lo que pueden parecer posturas más equilibradas y, quizá, más cargadas de sentido común, alejadas de extremismos y que apuestan por nuevas fórmulas empresariales donde la prudencia y la ausencia de riesgos son la tónica dominante, tal como podemos observar en el artículo de Javier Martín, alma mater de Loogic, «No emprendas» .

Emprender no es fácil y menos en los tiempos que corren. Se trata de una iniciativa en la que se ponen en juego muchos elementos, desde el riesgo económico que conlleva a los sacrificios personales que puede acarrear.

No obstante,  la parálisis no lleva más que al estancamiento y, desde Infoautónomos, confiamos, ahora más que nunca, en la labor de pymes, autónomos y emprendedores como motor de generación de riqueza y reactivación económica. Emprender sí, pero desde la responsabilidad. Montar una empresa puede ser la solución para muchos que no encuentran su sitio en el mercado laboral, pero para ello es necesario poseer las aptitudes y actitudes necesarias para desempeñar esta labor, reflexionar sobre las ventajas y desventajas de ser emprendedor y disponer de los recursos necesarios para convertir nuestra idea en una verdadera oportunidad de negocio.

Imagen: FreeDigitalPhotos

 

Estefanía

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

La ventana a la actualidad
para emprendedores, autónomos y pymes

Únete a nuestros más de 300.000 suscriptores que ya están al día de todas las novedades y ofertas gracias a nuestra Newsletter