Prórroga del cese de actividad para los autónomos. ¿El futuro inmediato de la ayuda?

Blog

Prórroga del cese de actividad para los autónomos. ¿El futuro inmediato de la ayuda?

Resumen > El cese de actividad para los autónomos tiene fecha de extinción. Su vinculación al estado de alarma hace plantearse el futuro de esta ayuda para hacer frente al COVID-19.
Cese De Actividad Para Autónomos

Por Marina

18 de mayo de 2020

2 minutos de lectura

Última actualización

12 de noviembre de 2021

La pasada semana el Gobierno aprobó la extensión de la vigencia de los ERTE por fuerza mayor hasta el 30 de junio, una fecha que podría también marcar la vigencia mínima de la prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos, bien por una prórroga de la prestación similar a la de los ERTE, bien por la propia prórroga del estado de alarma.

Solicitud del cese de actividad hasta el 30 de junio, una reivindicación colectiva

Las tres principales asociaciones de autónomos, ATA, UPTA y UATAE, solicitaron la pasada semana desvincular la duración de la prestación y de la exoneración del pago de la cuota de autónomos del estado de alarma conforme a lo dictado por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo que supedita la duración de la prestación al estado de alarma aún sin fecha de finalización.

De no cambiarse esta condición y levantarse el estado de alarma inmediatamente los autónomos dejarían de cobrar de forma automática la prestación extraordinaria por cese de actividad cuyo importe es el 70% de la base de cotización del autónomo, que en más de un 70% de los casos es de 944,40 euros, lo que de deja una prestación de 661 euros sin contar con la exoneración de la cuota de autónomos.

Posible ampliación del estado de alarma durante un mes

   
Pero desde el pasado fin de semana, este último escenario parece poco probable. El Gobierno trata de ganar tiempo y prorrogar el estado de alarma durante un mes más. Una medida que, de salir adelante con el debido apoyo parlamentario y conforme a lo dictado por ley, extendería el estado de alarma a finales de junio y aseguraría hasta esa fecha el cobro de la prestación por parte del autónomo.

Las dudas de numerosos autónomos acerca de si perderían la prestación al reincorporarse a la actividad durante la desescalada hizo que el Ministerio Seguridad Social posibilitara la compatibilización del cobro de la prestación por cese de actividad con la reincorporación a la actividad económica, al menos durante el mes de mayo.

   
Acerca del futuro de la prestación en junio, el Ministerio, con José Luis Escrivá a la cabeza, no ha confirmado nada pero sí estudia las propuestas que las asociaciones de autónomos les han hecho llegar y se esperan novedades antes de finalizar el mes de mayo. Según las propias declaraciones de Escrivá la prórroga del cese de actividad podría ser de forma escalonada como se ha establecido con los ERTE. En medio de todo ello la prórroga del estado de alarma durante un mes podría variar estos planes.

El cese de actividad en sectores especialmente afectados

Lo cierto es que la ampliación de la cobertura de la prestación por cese de actividad es necesaria en futuro a corto y medio plazo, muy especialmente para los sectores de actividad económica afectados por la crisis económica del COVID-19, como los vinculados al turismo, a la cultura o al ocio y congresos cuya reactivación no llegará de forma inmediata.

El sector turístico no salvará el año con el turismo nacional, el único que se espera en los próximos meses, y las actividades culturales que conlleven aglomeraciones permanecerán restringidas. Fuera de estas diferenciaciones sectoriales, el colectivo de autónomos demanda apoyo al Gobierno para superar el duro impacto de la crisis económica.

El 34% de los autónomos son beneficiarios de la prestación extraordinaria por cese de actividad

Según los datos aportados por el Ministerio de Seguridad Social el pasado 30 de abril, más de 1.100.000 autónomos son beneficiarios de la prestación por cese de actividad, lo que supone el 34% del total de autónomos afiliados a la Seguridad Social. El 93% de la solicitudes recibidas por las mutuas colaboradoras hasta esa fecha habían sido aprobadas.