6 motivos para emprender en septiembre

Blog

6 motivos para emprender en septiembre

Resumen > Si quieres montar un negocio, mejor emprender en septiembre. En este post tienes seis razones que te convencerán.
Idea De Negocio

Por Nuria

24 de agosto de 2017

2 minutos de lectura

Última actualización

12 de noviembre de 2021

Se acerca septiembre y en el ambiente resuena esa melodía del “volver a empezar otra vez”. Aunque sin uvas de por medio, el noveno mes del año es en realidad el preludio de una nueva etapa a la que solemos llegar con nuevos propósitos en el bolsillo. Si uno de esos objetivos en el frente es el de montar tu propio negocio, estás de enhorabuena. Emprender en septiembre es la mejor decisión que puedes tomar y voy a demostrarte por qué.

1. Tienes las pilas bien cargadas

Has disfrutado de unas buenas vacaciones, has tenido tiempo de descansar, relajarte y reflexionar sobre lo que quieres hacer en la vida. Ahora tu mente está más preparada que nunca para abordar la complicada tarea de crear una empresa.

¿Que te has quedado sin vacaciones? Aun así, el verano tiene otro ritmo de vida y seguro que has pasado más tiempo en la calle que en los meses previos. Los rayos de sol y los planes con los tuyos también recargan de energía.

2. Se acerca el cambio de estación

Hay quien habla de depresión otoñal. La verdad es que decir adiós al buen tiempo duele, pero también nos ayuda a pasar página. Las hojas de los árboles empiezan a desprenderse, el cielo se vuelve grisáceo y, con ese panorama, salir apetece un poco menos.

Aprovecha esto a tu favor para emprender en septiembre. El proceso de creación de tu negocio te absorberá por completo durante un tiempo, así que será mejor que no tengas demasiadas tentaciones en el exterior. Eso sí, no te olvides de descansar.

3. El comercio se reactiva

Si estás pensando en montar un e-commerce o una tienda, septiembre es un buen mes porque con el comienzo de la rutina también vuelven las compras. Y eso no es todo. El último trimestre es una fecha clave para el consumo debido a la campaña de Navidad. Ten en cuenta que los ingresos que generes en esta época te permitirán empezar con buen pie el año siguiente.

4. Es más fácil realizar cualquier gestión

Vale. Es mejor poner “fácil” entre comillas porque cuando hablamos de burocracia no hay nada demasiado sencillo. Sin embargo, emprender en septiembre te asegura que los horarios y el personal de todos los organismos han vuelto a la normalidad. Así te evitarás que el proceso de darte de alta como autónomo o crear tu propia empresa se alargue más de la cuenta.

5. Entran en vigor nuevas medidas

La vida parlamentaria se esfuma durante el verano.  A partir de septiembre se retoman todas esas medidas en tramitación que pueden afectar a los autónomos y también la concesión de subvenciones y otras ayudas.

Este año estamos a la espera de la entrada en vigor de la nueva ley de autónomos, que podría ponerse en marcha antes de que finalice 2017. No obstante, todavía es necesaria su tramitación en el Senado, de modo que será necesario esperar un tiempo.

6. Todo el mundo vuelve a la rutina

Quizá esta no sea una razón de peso para emprender en septiembre, pero sí un consuelo. La actividad vuelve a colarse en las vidas de todo el mundo y, sinceramente, trabajar duro se hace más liviano cuando ves que otros muchos están en tu misma situación.

Además, si tienes niños, agradecerás la vuelta al cole. Mientras que ellos están en clase dispondrás de un tiempo para ti que en los períodos vacacionales no existe. Ponte las pilas durante esas horas con tu negocio y, cuando regresen, podrás pasar tiempo con ellos. Esto te ayudará también a tener un horario de trabajo y a ser más productivo.