Blog
Claves para superar el fracaso
¿Autónomo o pyme en activo durante el COVID-19? Este es tu plan de choqueMás cotizaciones sociales para castigar el contrato temporal recurrenteÚltimo mes para presentar la “Hoja Covid-19” de las SLMarcelo Vázquez Ariza, fundador de Infoautónomos, enciende «La Linterna» con Juan Pablo ColmenarejoSeguros deducibles de autónomos en la Renta 20186 series de las que los emprendedores tienen mucho de aprenderEmprender bajo los efectos del estrésLos autónomos piden más deducciones de los gastos de su cocheEl 48% de los autónomos en Cataluña tiene dificultades económicas y de gestión¿Estará la cuota del autónomo societario vinculada al salario mínimo interprofesional en 2019?Autónomos: Negociación sobre los convenios colectivos¿Cuánto cobran los autónomos?Un autónomo societario consigue cobrar el 100% de la pensión de jubilación activa5 Consejos para redactar una buena oferta de empleoResumen de novedades para autónomos y pymes en 2016La importancia de la formación en la gestión de autónomos y pymesAyudas, subvenciones y cursos para que los autónomos le planten cara a la pandemiaAmpliadas al 30 de septiembre las ayudas a autónomos por caída de ingresos debido a la pandemiaLa OMS amenaza con «comerse» al sector cárnicoErrores más comunes de los autónomos al presentar sus impuestos trimestralesLa modernización de Hacienda: Cómo afectaría a los autónomos la gestión del IVA en tiempo realMás aspirantes a Gran Hermano que a autónomosLas sanciones por no pagar tus retenciones del IRPF si eres autónomoVentajas fiscales de un vehículo eléctricoEl emprendedor de Responsabilidad Limitada: dícese del que no responde con sus bienes las deudas empresariales5 claves para la captación de clientes

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Claves para superar el fracaso

Resumen > Todos hemos sufrido en nuestras vidas algún resultado adverso de un proyecto o trabajo que esperábamos tuviera futuro. Sin embargo, a veces, las cosas no salen como nos esperamos y tenemos que asumir este fracaso. Existen fórmulas para remontar el vuelo ante una caída en nuestras expectativas. Os damos algunas claves.

Actualizado el 12 de noviembre de 2021

2 minutos de lectura

Por Ru

fracaso

No existe el fracaso como tal, sino resultados de los que aprender. Esta idea deberíamos tenerla en nuestra mente siempre al “enterrar” un proyecto.

Es muy habitual, entre los autónomos, fracasar en algún momento de nuestras vidas profesionales porque el proyecto, en el que habíamos depositado nuestra confianza, no ha terminado de cuajar en el mercado, bien por circunstancias ajenas, por la inviabilidad del mismo, por un estudio erróneo de nuestro público, la oferta y la demanda, la ubicación, etc, etc.

A veces, simplemente, las fórmulas que aplicamos no servían para lo que buscábamos. Por ello, tenemos que ser capaces de reaccionar y cambiarlas, siempre por una opción que seguro será mejor. En la empresa como en la vida nadie nace sabiendo y el fracaso forma parte de nuestro aprendizaje.

Todos sabemos que en la cultura americana, donde el fracaso es parte del éxito, se considera al buen empresario aquel que ha fracasado varias veces; pero que ha logrado levantarse para hacerse más fuerte con las derrotas. En España, no obstante, nos cuesta asumir esta premisa.

Hay que ser conscientes de que el fracaso no es una derrota en sí, sino más bien el dejar de intentarlo. Hasta los errores tienen su punto positivo. Por ejemplo, los chinos consideran que cada error es un tesoro, porque ellos siempre copian buscando defectos que mejorar.

Cierto es que frente al fracaso sentimos tristeza. “La tristeza descontrolada genera pensamientos pesimistas y autocríticos que nos pueden hundir y hacernos abandonar”, nos comenta Víctor Pacheco, experto en Inteligencia Emocional.

Pero, ¿cómo poder controlar esa tristeza ante el fracaso?

  • Es bueno respetar el periodo de duelo. Invertimos muchas horas de nuestra vida a nuestro proyecto y, lógicamente, lo echaremos de menos. No solo horas, sino mucha ilusión, algún quebradero de cabeza, dinero, etcétera. Por este motivo, es sano despedirse del proyecto y retomar uno nuevo con serenidad y bien recuperados.
  • Actitud constructiva. Para gestionarla de forma inteligente hay que conocer que la intención positiva de la tristeza es avisarnos de una posible pérdida o cambio (no se cumplieron nuestras expectativas, no ganamos o conseguimos lo que queríamos o lo que esperábamos); pero lo hace con la finalidad de que nos paremos a pensar sobre cómo podemos adaptarnos a la nueva situación para sobrevivir.
  • Marca metas reales. Intenta no sobrepasarte y define objetivos reales que te ayuden a conseguirlos poco a poco, y con responsabilidad.
  • Concéntrate en tus objetivos. Si al emprender algo nuevo te encuentras estresado, nervioso o constantemente piensas de manera negativa, creyendo que nada saldrá…es probable que nada salga adelante. Cambia de actitud y no te agobies. Concéntrate en tu meta, y supera los obstáculos poco a poco.
  • Diseña tu propio análisis DAFO. Como en la empresa, pero de tu persona. Toma conciencia de tus propias capacidades y también de tus carencias de habilidades y falta de conocimientos. Potencia tus puntos fuertes y valora los débiles.
  • Analiza bien qué ha fallado en tu anterior etapa e intenta buscar soluciones para no caer en lo mismo. Relájate y acepta que fallar es un paso necesario si se desea alcanzar el éxito.
  • No pierdas nunca la ilusión y mantén siempre la pasión y el entusiasmo en tu proyecto. No rebajes tus expectativas, de lo contrario, puedes desmotivarte y siempre hay que tener una motivación para triunfar.
  • No pienses que el tiempo que has invertido en este proyecto ha sido en vano. Seguro que sacarás algo positivo de él, el aprendizaje de un fracaso vale, a veces, más que miles de éxitos.

Como le pasó a Thomas Edison, cada error o fracaso aporta conocimiento que nos acerca más al éxito. No importa cuántas veces haya que intentarlo. El éxito, como decía Chaplin está en la perseverancia, y recuerda que existe una habilidad que debes hacerla tuya y que no es otra que aprovechar las oportunidades que nos brindan los fracasos. Esa es la gran diferencia de la gente que llega lejos de la que no.

Ru

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?