Después de la tormenta llega la calma ¿y ahora qué?

Blog

Después de la tormenta llega la calma ¿y ahora qué?

Por Regla Maria

5 de marzo de 2015

2 minutos de lectura

Última actualización

5 de marzo de 2015

La unión hace la fuerza. No fue mi post. Fuimos todos. He aquí la mayor (y mejor) conclusión de la conversación de moda de los autónomos la última semana, sacando a pie de calle el debate de la precariedad laboral que sufrimos sin rechistar.

Un cúmulo de circunstancias y sensaciones límite te llevan a preguntarte quién es tu enemigo, para descubrir luego que el mayor de ellos se llama «Sistema». Ante él sientes impotencia, por lo que te ves como el pequeño David quien, paradójicamente, venció al gigante Goliat.

¡Anda! Pero si es posible hacerlo. Es enorme y complicado, pero si encontramos esa piedra que de en el clavo y logre que caigan en redondo, estamos salvados. Y siento miedo, incertidumbre y, sobre todo, desconocimiento. Pero descubrir que no estoy sola en esto, que somos muchos y que tengo COMPAÑEROS que aún lo pasan más «putas» que yo me anima a continuar con esta cruzada que no quiero que quede en una anécdota.

Y sé que los autónomos lo tenemos difícil para pillarnos un bus y reivindicar en la capital del país, por ejemplo. No tenemos tiempo, no podemos dejar nuestros puestos. Pero hoy, en 2015, las redes sociales son el lugar idóneo para la concentración. Sigamos haciéndolo. Sin embargo, esto no es una cuestión de días: implica trabajo, ideas y compromisos, pero, ante todo, UNIÓN. ¿Seguimos con esto? Por mi SÍ, pero juntos por favor.

Así que en este punto, después de la tormenta de emociones, situaciones, entrevistas y «boom» mediático, me hago la siguiente pregunta: ¿cuál es el siguiente paso? No lo sé, pero seguro que hay quien lee este post y tiene miles de ideas. Asesores, economistas, expertos, autónomos cansados o gente con ideas frescas. Todos somos útiles.

La cruzada política no ha funcionado. Ningún partido político se ha pronunciado sin oportunismo o directamente, aunque sea mediante una llamada o correo electrónico. Tenemos también asociaciones de autónomos que, a todo esto, yo no sabía ni que existían y que disponíamos de esa herramienta, pero según me cuentan, tampoco es 100% efectiva.

El caso, es que es el momento de la tormenta de ideas. Es el momento de trabajar y de hacerlo con cabeza para buscar esa piedra que haga caer al enemigo a la primera. Pienso que de nada sirve, por ejemplo, dejar de pagar el recibo de autónomo, ya que el recargo que esto exige es para nosotros un gasto que no podemos afrontar. No se trata de sacar la metralleta y ponerse a disparar sin blanco. Eso nos consumirá las fuerzas. Cuantas menos balas, mejor. Actuemos lentos pero constantes, a través de impulsos y fuerza pero con inteligencia. Hagámoslo. TODOS.

[Tweet «Los autónomos no podemos sacar la metralleta y disparar sin blanco. Hay que fijar objetivos»]

Pongo al servicio del colectivo este correo: [email protected] y mi cuenta en Twitter @RegliGomez para recopilar ideas e ir trabajando (sin prisa, pero sin pausa) para labrar un futuro con esperanza que nos permita alcanzar el sentido de nuestro hashtag #AutonomosDignidad.

Porque, como David ante Goliat, nos jugamos el ser esclavos y no lo vamos a permitir.