Presentismo laboral en las pymes españolas: el problema de la improductividad

Blog

Presentismo laboral en las pymes españolas: el problema de la improductividad

Resumen > Te contamos qué es exactamente el presentismo laboral, cómo influye en la productividad y cuáles son las medidas más efectivas para evitar este mal hábito entre tus trabajadores.
Presentismo Laboral

Por Diana

23 de febrero de 2017

3 minutos de lectura

Última actualización

23 de febrero de 2017

Según los últimos datos proporcionados por la encuesta de Adecco de 2016 sobre presentismo laboral, más de la mitad de empresas españolas tienen trabajadores presentistas. Pero, ¿en qué consiste exactamente el presentismo laboral o absentismo presencial? Es cuando un trabajador se ubica en su puesto de trabajo dentro de su horario laboral pero dedica parte de su tiempo a realizar tareas o actividades personales como puede ser, la realización de consultas en Internet, interactuación en redes sociales, atender correos personales…En un lenguaje más común el presentismo laboral consiste en calentar la silla.

El presentismo en pymes con jornada completa a turno partido

Este es otro de los datos que nos facilita  la encuesta de Adecco y es la realidad de la productividad laboral en nuestro país. La mayor parte de las empresas sean grandes o pequeñas tienen implantado una sistema horario rígido, inflexible y muy denso, que en lugar de obtener buenos resultados de productividad, deriva en todo lo contrario  provocando el presentismo y la distracción. Y es que si tenemos en cuenta que en una jornada completa de mañana y tarde, la mayor parte de los trabajadores pasan más de 10 horas fuera de sus hogares, es completamente normal que necesiten ciertos espacios de tiempo para gestionar y resolver cuestiones personales.

Pausas para tomar cafés o tentempiés, entradas tardías o salidas tempranas al puesto de trabajo, tabaquismo y otras ausencias breves, son también algunas de las formas más comunes del calentamiento de la silla.

Otros datos relevantes para tener en cuenta

  • El 53% de las empresas españolas reconocen contar en su interior con trabajadores que practican el presentismo laboral.
  • El 20% de las organizaciones no ofrece flexibilidad laboral a sus trabajadores
  • Las que lo ofrecen, solo lo hacen al 25% de los empleados en plantilla.
  • 6 de cada 10 pymes no ofrecen flexibilidad
  • Por contra, el 45% de las grandes compañías aplican medidas de conciliación a más de la mitad de sus equipos.

¿Cómo evitar el absentismo presencial en el trabajo?

Una de las mejores medidas para evitar el exceso de presentismo, es la flexibilidad horaria y la conciliación laboral. Muchas empresas, sobretodo las de gran tamaño, se han dado cuenta de que es preferible contratar a los trabajadores en horarios más reducidos e intensivos, que tenerlos todo el día en la organización perdiendo tiempo y recursos.

Este es el caso de Amazon que acaba de implantar una nueva apuesta en sus equipos, reduciendo la jornada laboral a 4 días de la semana con 30 horas totales efectivas.

Lo mismo ocurre en Google o Apple y hay que tener en cuenta que son empresas de gran éxito y rentabilidad.

Siendo sinceros ¿alguien se cree que una persona que trabaja más de 10 horas al día obtiene buenos resultados de productividad?

La respuesta es no. Por el contrario, si la jornada laboral se reduce o se adapta a la situación personal de cada trabajador, este podrá organizarse de tal manera que las horas que esté presente en la empresa serán reales de productividad y motivación, dejando sus cuestiones personales para su tiempo libre.

¿Cómo se resuelve este problema es España?

En nuestro país, para variar, las estrategias que utilizan las mayoría de las empresas para evitar que sus trabajadores caigan en este hábito, van en sentido contrario a la flexibilidad y conciliación, ya que apuestan por medidas de control y restricción de medios.

Esto quiere decir, restringir el acceso a Internet de sus empleados, prohibir el uso de redes sociales en tiempo de trabajo, controlar los tiempos de descanso, ausencias del puesto y todo tipo de medidas que vayan en este sentido.

La consecuencia más inmediata de esta actitud organizacional, es la desmotivación del trabajador en la empresa con la consiguiente bajada de productividad y frustración.

Conclusiones del estudio

La investigación de Adecco concluye que las compañías nacionales se decantan por implantar sistemas de control y prohibición en lugar de optar por una mayor flexibilidad horaria y laboral, a pesar de que la mayor parte de los trabajadores se comporta de forma responsable en sus puestos de trabajo, compensando con creces las horas que dedican al presentismo.

La realidad es que nos encontramos en un país en el que a pesar de que las nuevas tecnologías están en pleno auge, todavía nos encontramos a años luz de otras economías más avanzadas, que apuestan por la contratación de trabajadores de forma remota, es decir, sin necesidad de presencia en la empresa.

Muchos afirman que es una cuestión de cultura nacional en la que la “propiedad del puesto de trabajo sigue muy implantada”, otros opinan que esto es debido a una falta de “open mind”, un exceso de jerarquización en las empresas, una comunicación inefectiva…etc.

El caso es que los números son los que son y seguimos suspendiendo en asignaturas como la conciliación y flexibilidad en el puesto de trabajo.

¿Cuál es tu opinión al respecto?

¿Consideras las prohibiciones y restricciones como buenas medidas para fomentar un buen clima laboral?