Blog
De los Recursos Humanos a las Personas: la transición hacia la productividad
Todo lo que debes saber si vendes infoproductosCierre anual del autónomo con sabor agridulceClaves para hacer viral un vídeoResumen de novedades en 2017 para autónomos y pymesInfoautónomos va como la sedaCómo aplicar la innovación en un sector tradicionalCalendario de la Renta 2018Atención al cliente, una asignatura a tener muy en cuenta10 términos clave para abordar la transformación digital de tu empresaCómo realizar una inyección de capital en tu empresaLey de Mutuas: resumen de novedades para autónomosTarifa plana o reducción por pluriactividad: ¿cuál conviene más como autónomo?Crowdlending como método de financiaciónUn autónomo societario consigue cobrar el 100% de la pensión de jubilación activa8 claves para declarar el IVA trimestralConsejos prácticos para aplicar la subida del IVA de septiembre 2012Preguntas más frecuentes sobre Marketing Online y sus respuestasCómo impulsar la transformación digital de los pequeños negociosLa omnicanalidad en tu estrategia de marketing onlineEl Emprendedor del Mes de Febrero en Infoautónomos es… ¡Julián Vázquez con demipueblo.es!¿Se puede cobrar la pensión y trabajar como autónomo a la vez?6 consejos para actualizar tu blogLos desafíos de ser emprendedor en 2015Novedades del sistema de facturación para los autónomos en 20135 herramientas geniales para trabajar en equipo y a distancia

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

De los Recursos Humanos a las Personas: la transición hacia la productividad

Actualizado el 12 de noviembre de 2021

2 minutos de lectura

Por Guillermo

recursos humanos y productividad¿ Recursos Humanos o Personas ? Decía el maestro Rafael Echeverría en su libro «Ontología del lenguaje”:  «el lenguaje tiene poder generativo y recursivo para el diseño del futuro y la gestión del cambio».

Por tanto, lo primero que proponemos cambiar es el lenguaje utilizado: invertir, incrementar, subir, productividad, positividad, formación adecuada, crecimiento, desarrollo del talento, Personas,  valorizar, cambio de época…

Utilizando un lenguaje positivo, estamos generando energía, tan necesaria para conseguir, no solo productividad, sino también creatividad, innovación, cooperación, colaboración, sinergias… tan necesarias en este cambio de época que estamos viviendo.

Efectivamente, el lenguaje tiene poder generativo que va más allá de su fin comunicativo, de ahí su importancia.

Dentro del cambio en el lenguaje queremos llamar la atención sobre el concepto RR.HH (recursos humanos), tan extendido en todas las empresas, hasta el punto que el único departamento de una empresa que utiliza el termino “recurso” es el de personas, qué curioso.

Todos los demás departamentos en la empresa se llaman Financiero, Marketing, Logística, etc. El únicos que tienen «recursos», el de las Personas.

Pues bien, las Personas son Personas, es el activo más importante de cualquier organización, el que genera valor. Es la clave en la consecución de la productividad.

Hemos cambiado el lenguaje hacia terminología positiva, los departamentos de la empresa se llaman de Desarrollo de Personas, tenemos claro que las Personas juegan un papel clave en la productividad, ¿qué viene ahora?

Tenemos la base del cambio, solo nos falta diseñar el sistema que permita que lo que estamos haciendo se mantenga en el futuro.

Pasar de Recursos Humanos a Personas

Para ello proponemos la creación de dos potentes sistemas de implicación y desarrollo: Valorización y Retribución participativa.

– El sistema de Valorización consiste en evaluar a las personas con sistemas 360º para que descubran sus talentos y valores y sean conscientes de sus debilidades y confeccionarles un plan de mejora personal para que consigan potenciar sus talentos y corregir sus debilidades. Dicho sistema se complementa con un programa de formación técnica permanente, de desarrollo de la inteligencia emocional y apoyo continuo al plan de mejora.

– El sistema de retribución participativa consiste en hacer participe a las Personas en un porcentaje del beneficio de la empresa en función de unos indicadores que midan la aportación de valor de cada persona en dicho beneficio. El sistema requiere una clara transparencia en la información económica financiera de la empresa hacia los trabajadores y en un lenguaje entendible.

¡Realicemos la transición!, estaremos creando FUTURO y eliminando la incertidumbre del presente. Terminamos con una definición de la Persona extraordinariamente completa:

«La persona es un fin en sí misma; es alguien único en la especie humana, irrepetible, no intercambiable y no reducible a nada que no sea ella misma. Puede y debe superar el tiempo, el espacio, a sí misma, y hacer cosas muy elevadas. Tiene tiempo, conocimientos, capacidades, posesiones y, sobre todo, hábitos, que es la forma más perfecta de tener, ya que a través de ellos se perfecciona y se modifica a sí misma, se hace más libre y más persona.» Libro Pasioning! pag. 107

Imagen | FreeDigitalPhotos

Guillermo

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?