Blog
¿Qué es una empresa sostenible y por qué te beneficia aplicarlo a tu negocio?
Por fin llegó el turno del pequeño comercio: 30 medidas para impulsar su competitividadCuál es la diferencia entre solvencia y liquidezGuía de Empresas Sostenibles: 12 consejos prácticos para tu negocio de Gas Natural FenosaMarketing en Redes Sociales, visto desde la empresaPequeño comercio y sector agroalimentario: cómo protegerlo ante las grandes superficiesEl secreto de la creatividad en 6 clavesEl sector agrario «pasa» de intermediariosRenovado el acuerdo entre financieras y líneas ICOEl Síndrome postvacacional no es para autónomosClub Infoautónomos: Nos renovamos para ofrecerte todavía másConsigue tus sueños, consigue el éxitoLa huelga general del #29M para los autónomosAumenta tus ventas en Navidad con estos consejosNegocios multinivel: ¿oportunidad o estafa?Casos de éxito de Sage One: Facturación y contabilidad fácil para autónomosCómo hacer negocios en LinkedInBalance del año 2019 en el sector del autónomoLo que debes buscar en las personas a la hora de crear equipo8 de cada 10 autónomos trabaja enfermoConvocatorias de ayudas y subvenciones Otoño 2011Cómo ir gratis al Salón MiEmpresa 2015 con InfoautónomosAyudas y subvenciones para empresas en crisis de AndalucíaEmprendedores a la fuga: emprendiendo fuera de nuestro paísMarketing de Artículos: Ideas para desarrollarlo y su difusiónCoronavirus: Así son las líneas de crédito para autónomos y pymes3 Ventajas de llevar la contabilidad de tu empresa al día

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

¿Qué es una empresa sostenible y por qué te beneficia aplicarlo a tu negocio?

Actualizado el 12 de noviembre de 2021

2 minutos de lectura

Por Estefanía

gas natural

En un contexto en el que cada día son más los emprendedores que deciden lanzarse a la aventura de montar su propio negocio, en el que la apuesta por la pequeña empresa como impulsora de la economía y de la creación de empleo es cada vez mayor, cabe preguntarse ¿cómo podemos hacerlo de la mejor forma?

Porque la empresa y el emprendedor son un agente determinante para la economía, pero también para el entorno y la sociedad en la que operan y ésta es precisamente la base de la empresa sostenible.

Pero, ¿qué es exactamente una empresa sostenible? Valga la redundancia, es aquella empresa que desarrolla su actividad de forma sostenible, es decir, aquella que mantiene el equilibrio entre los factores económicos, sociales y medioambientales. Así, las empresas sostenibles son capaces de generar valor económico, pero también medioambiental y social tanto a corto como a largo plazo, contribuyendo de forma activa al bienestar y al progreso de la sociedad en la que se desarrollan.

La responsabilidad empresarial

Y hablar de empresa sostenible nos lleva, inevitablemente, a hablar de responsabilidad empresarial. Muchos profesionales y pequeños empresarios piensan que la RSE (Responsabilidad Social Corporativa) es un ámbito reservado a las grandes empresas y multinacionales, que cuentan con presupuestos elevados para llevar a cabo programas específicos como parte de sus estrategias de marketing.

Pero, en realidad, el principio que fundamenta la RSE va mucho más allá de la generación de reputación. Se trata de la responsabilidad que cualquier agente tiene frente a la sociedad en la que opera y en la que participa, y que afecta de igual forma a grandes y pequeños.

Por ello, desarrollar o no la actividad de nuestro negocio de forma sostenible no está determinado por nuestra capacidad económica como empresarios, si no por nuestra pertenencia y participación en el ecosistema productivo y económico.

Y son diversas las formas en las que podemos llevar esto a cabo, adaptando las diferentes fórmulas a las capacidades económicas de nuestro negocio: desde la participación en programas sociales de desarrollo local como patrocinadores, a la gestión eficiente de la energía y los recursos de nuestro propio negocio.

Los beneficios de la empresa sostenible para tu negocio

Pero más allá de la responsabilidad de cualquier empresa con su entorno, tanto social como medioambiental, el desarrollo sostenible de la actividad empresarial crea sinergias muy positivas para cualquier negocio, que repercuten también en su desarrollo y consolidación económica. Veamos sólo algunos ejemplos:

  • La generación de reputación. Éste es quizá uno de los beneficios más evidentes, pero además de buena imagen de marca, las actividades de RSE pueden ayudar desde a suavizar una crisis de reputación originada por agentes externos a la PYME, hasta a mejorar la relación con los grupos de interés o el acceso a reconocimientos oficiales.
  • El ahorro de costes. La eficiencia energética y la optimización de los recursos existentes conllevan siempre una importante disminución de costes en cualquier negocio, lo que puede marcar una gran diferencia en la cuenta de resultados.
  • Beneficios y exenciones fiscales: la actual legislación “premia” con beneficios fiscales a las empresas que cumplen con los principios de sostenibilidad empresarial.
  • Mejora del acceso a recursos financieros, mercados de capital, subvenciones, concursos públicos y licitaciones de las Administraciones Públicas.
  • Mejora del clima laboral en la empresa, atracción de talento, mejora de la productividad, reducción del absentismo laboral…
  • La proyección a largo plazo, que permite la consolidación empresarial. Porque la empresa sostenible con su entorno es, finalmente, una empresa sostenible en el tiempo.

En definitiva, en la gran mayoría de los casos, desarrollar nuestra actividad empresarial de forma sostenible no supone más que llevar a cabo pequeños gestos que contribuyan a que nuestra labor empresarial tenga una proyección mucho más profunda.

Imagen | FreeDigitalPhotos

Estefanía

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes