Blog
El teletrabajo: recursos tecnológicos al alcance de cualquier empresa
Estas son las soluciones digitales clave si eres autónomo y vas a solicitar tu Kit Digital¿Hay margen para emprender en el medio rural?Queridos Reyes Magos, soy autónomo y para este 2021 os pido…Medidas para la conciliación familiar 2018Pinterest para pymes y autónomosCoworking, espacios de co-trabajo para freelanceCómo establecer una estrategia de ventas durante la desescalada¿Y si no has recibido la autorización del ERTE en cinco días?Hermeneus, o las redes sociales al servicio del pequeño comercio¿Qué es Saas?, ¿cómo funciona?, ¿cuáles son sus ventajas y desventajas?Crowdfunding: Los inversores profesionales no tendrán límite en sus aportacionesLa Gig Economy o el modelo imperante del trabajo freelanceNueva ley de autónomos: bonificaciones por contratación de familiaresHorarios comerciales: ¿liberalización o racionalización?Bases de cotización del autónomo en los Presupuestos Generales 2018 (Infografía)Cuando mis redes sociales son determinantes para financiar mi negocio4 Razones para hacer tus compras de Navidad en el pequeño comercioLa inversión publicitaria en Internet crece un 12,6%¿Problemas de liquidez? Solicita un aplazamiento de tus cuotas de autónomo a la Seguridad SocialCalendario Fiscal 2014: Obligaciones de los autónomos en abrilSaca el máximo provecho a tu perfil de LinkedIn si eres autónomoEvernote: la herramienta que necesitas para no olvidar nada¿Autónomo o pyme en activo durante el COVID-19? Este es tu plan de choque¿Funciona el dropshipping en España?Resumen de novedades para el autónomo en 2014Atención a esta particularidad en la Renta 2019 del autónomo dependiente

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

El teletrabajo: recursos tecnológicos al alcance de cualquier empresa

Actualizado el 17 de junio de 2014

2 minutos de lectura

Por Ana

teletrabajoPese a que ya hemos hablado del teletrabajo en varias ocasiones, es hora de abordar el tema desde una perspectiva muy básica para aquellos que aún no conozcan esta modalidad en profundidad, pero, sobretodo, para aquellos que aún no conocen los beneficios elementales que puede aportar, así como los recursos tecnológicos imprescindibles para su aplicación y que están al alcance de cualquier empresa o emprendedor.

La era digital ha abierto la puerta a un amplio abanico de posibilidades en casi cualquier sentido. El modo en que concebíamos nuestro mundo ha cambiado por completo: desde nuestra vida personal, marcada por una interconexión casi total a través del móvil y las redes sociales, a un nuevo enfoque profesional sustentado en Internet.

La dependencia de cualquier tipo de empresa con Internet es máxima a día de hoy. Sin perjuicio de los aspectos negativos que eso pueda incorporar, ciertamente genera muchas ventajas. La forma de participación en un negocio, de trabajo colectivo, se han multiplicado, teniendo inevitablemente su eco en las fórmulas de negocio que abundan en la actualidad: venta por Internet, intercambio masivo de datos etc.

En esta línea, la era digital ha habilitado a las empresas a valerse de múltiples herramientas que han hecho más versátil el intercambio de la prestación de trabajo. Y es que, a día de hoy, podemos hablar de un concepto como el teletrabajo.

El teletrabajo no es más que la posibilidad que tienen los diferentes trabajadores de una empresa de llevar a cabo su labor desde la distancia, sin tener que estar físicamente en el centro de trabajo. El concepto se explica en la no necesidad de una existencia física única e inseparable de la empresa: cada una de los trabajadores, en función de las necesidades que se establezcan, pueden trabajar desde distintas localizaciones con absoluta operatividad.

Esta evolución es posible principalmente a través de dos vías: Internet, como concepto genérico, y las soluciones de telecomunicaciones avanzadas que logran conectar a dos o más personas en tiempo real.

– Internet es, esencialmente, todo. Es la posibilidad de intercambiar datos e información a través de servicios de mensajería, consultas inmediatas, acceso a plataformas de trabajo en red. Es posible que diferentes trabajadores en lugares diversos puedan compartir información en tiempo real, actualizar la base de datos de la empresa sin pérdida alguna de datos y, en definitiva, llevando la actuación profesional de las empresas a un nivel superior de integración en sus tareas.

– Como un aspecto más específico del teletrabajo, encontramos la posibilidad de trabajar con servicios avanzados en telecomunicaciones. Actualmente, con la telefonía en la nube, es posible que la empresa consiga distribuir sus comunicaciones y llamadas a través de diferentes líneas telefónicas a diferentes lugares, incluso en varios países. Las soluciones de centralita virtual ofrecen una imagen de unidad de la empresa para el llamante, al mismo tiempo que facilitan a la empresa la gestión de sus llamadas de una forma flexible y autónoma.

– El teletrabajo, bien orquestado, dirige a los profesionales a una reducción de los costes empresariales aumentando, sin embargo, la eficiencia y el valor añadido en sus procesos. No obstante, aún siguen siendo muchas las empresas que siguen depositando su confianza en las fórmulas tradicionales, limitando su exposición al mundo virtual en el que ya estamos inmersos.

Desde luego, el teletrabajo como ejemplo singular del mundo 2.0 conlleva sus riesgos, pero parece claro que la falta de cambio en esas empresas que deliberadamente obvian las posibilidades que hoy día ofrecen la tecnología más avanzada, parecen hipotecar inevitablemente su futuro.

Imagen | FreeDigitalPhotos

Ana

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?