Blog
Trabajar con la Administración tendrá menos riesgo en 2015 gracias a la factura electrónica
Estas son las soluciones digitales clave si eres autónomo y vas a solicitar tu Kit DigitalNRC. El pago a Hacienda simplificadoENISA 2012, financiación para pymes, jóvenes emprendedores y EBTsBonificaciones por contratación de la nueva reforma laboralLas pymes y la nube: 8 datos a tener en cuenta antes de lanzarse al cloud computingQué ofrece ENISA 2016El día del trabajador autónomo¿En qué tendencias de marketing conviene invertir este año?Conoce a tu proveedor en cuatro pasos consultando el Registro Mercantil¿Es rentable darse de baja de autónomo en verano?Si eres autónomo empleador, el registro de jornada no es el único obligatorioUn mostrador virtual para ampliar y mejorar la ayuda al contribuyenteTodo sobre el Dropshipping¿Qué forma jurídica me interesa?Limitación de responsabilidad patrimonial a los autónomos que fracasen en sus negociosLa jornada laboral de la mitad de los autónomos supera las diez horas diariasLos autónomos que contraten no perderán la tarifa planaFinanciación alternativa para autónomos: el crowdlending¿Cómo presento mi Declaración de la Renta: individual o conjunta?¡Sorpresa! Cuando la inspección de trabajo llama a tu puertaIntraemprendimiento: cómo fomentar la iniciativa dentro de tu empresaEl cheque de 200 euros para autónomos: beneficiarios, requisitos y solicitudesCómo conseguir que tus clientes te recomiendenLas mejores herramientas gratuitas para gestionar las redes socialesGanadores del sorteo del libro «Ha llegado la hora de montar tu empresa»

TE LLAMAMOS GRATIS

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)

Trabajar con la Administración tendrá menos riesgo en 2015 gracias a la factura electrónica

Actualizado el 3 de julio de 2013

2 minutos de lectura

Por Estefanía

Trabajar con la Administración tendrá, desde enero de 2015, menos riesgo económico, o eso pretende el Gobierno con la aprobación de un paquete de medidas destinado a combatir la morosidad del Sector Público y que establece la obligatoriedad para empresas, pymes y autónomos provedores de la Administración Pública de emitir facturas electrónicas desde enero de 2015.

Una medida que según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, supondrá un ahorro tanto para la Administración como para las empresas de casi 32 millones de euros y que permitirá a los proveedores estar más protegidos en sus relaciones comerciales. Recordemos que pymes y autónomos son un sector especialmente sensible a los retrasos en el pago por parte de las Administraciones, ya que atacan gravemente a su liquidez, pese a los planes de pago a Proveedores puestos en marcha por el Ejecutivo en los dos últimos ejercicios.

De esta forma, las facturas de más 5.000 euros dejarán de emitirse en papel y serán presentadas en un registro administrativo en el que se dejará constancia de la fecha a efectos del devengo de intereses en caso de retrasos en la liquidación de la deuda.

¿Cómo deberán facturar los proveedores?

Se creará un punto único de entrada de facturas electrónicas por cada Administración, esto es, Estado, Comunidades Autónomas y Entidades Locales, en el que los proveedores presentarán y tramitarán las facturas, a las que se les dará un formato estructurado, aún por definir, que permitirá agilizar trámites y llevar un mayor control en el seguimiento.

Además, irán firmadas electrónicamente mediante un certificado digital, paro lo cual se facilitará a los proveedores el uso de herramientas como el sello electrónico junto con la firma electrónica avanzada.

¿Cuáles serán las obligaciones de la Administración?

Antes de efectuar la liquidación, las Administraciones deberán transmitir los datos de los proveedores y el importe a una Central de Información de Pagos con el fin de comprobar si se cumple el plazo legal de pago, establecido en 30 días, y que se ha incumplido de forma persistente desde su instauración, por lo que se ha establecido un período medio de pago a proveedores (PMP) que debe ser garantizado por las Administraciones.

Por su parte, las Administraciones deberán tener un registro contable de facturas y, desde enero de 2014, seguir un nuevo procedimiento de tramitación en el las facturas, que se remitirán primero al órgano contable y luego al órgano gestor para un mejor control de las mismas y un conocimiento inmediato de la realidad contable y patrimonial de cada entidad, a fin de evitar grandes desfases temporales en el pago y poder cumplir con la normativa anti-morosidad.

Se prevé, además, la elaboración de informes trimestrales que permitan detectar las facturas no pagadas y que hayan sido registradas hace más de tres meses, con el objetivo de facilitar la realización de las acciones correspondientes contra las administraciones morosas, así como la publicación de los plazos medios de pago de cada Administración y la obligación de contar con un plan de Tesorería capaz de hacer frente a las deudas contraídas.

Imagen | ntr23 via photopin cc

Estefanía

Web de referencia en información y servicios para autónomos emprendedores y pymes