Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Fiscalidad e impuestos de los Autónomos

La relación del autónomo con el sistema tributario español

El trabajador autónomo tiene que rendir periódicamente cuentas ante Hacienda sobre los rendimientos de su actividad económica. Es, por tanto, un contribuyente en continua comunicación con la administración tributaria para el cumplimiento del sistema tributario español. 

Artículo actualizado el 23/6/2020 y escrito por Infoautónomos

La relación del autónomo con el sistema tributario español

¿Cómo es realmente la relación del autónomo, como obligado tributario, con el sistema tributario español? ¿Qué grado de conocimiento de sus obligaciones tiene? ¿qué valoración realiza de ellas? ¿cuáles son su principales reivindicaciones en materia fiscal? 

El Estudio sobre la situación del autónomo en la crisis del COVID-19, elaborado por Infoautónomos y la Universidad de Granada en mayo de 2020 sobre una muestra de 1.553 autónomos, somete a análisis numerosos aspectos protagonistas en la gestión de la actividad económica, entre ellos, su fiscalidad.

El sistema tributario español y su complejidad para el autónomo

El pago de impuestos es junto a la cuota de autónomos de la Seguridad Social la carga más pesada que soporta el autónomo. El alta de la actividad económica en el censo de empresarios, profesionales y retenedores (modelo 036 o modelo 037) marca el inicio de las obligaciones tributarias del trabajador autónomo basadas, grosso modo, en el pago del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

No todos los autónomos tienen exactamente las mismas obligaciones fiscales sino que es el epígrafe de actividad económica el que determina las especificaciones tributarias. Así pues, hay algunas actividades económicas exentas de tributación del IVA y de presentación del modelo trimestral 303 de IVA y en el caso del pago fraccionado del IRPF (modelo 130), tampoco habrán de asumirlo los autónomos con actividad profesional que hayan facturado con retención más del 70% de su facturación a empresas, autónomos y entidades jurídicas con sede en Españas.

Son tantas las especificaciones que hay que tener en cuenta en el funcionamiento de las obligaciones del autónomo que, si bien el 94,8% de los trabajadores por cuenta propia afirma conocerlas, el 90% tilda de complejo o muy complejo el actual sistema tributario español

El calendario fiscal determina las fechas de cumplimiento de la mayoría de obligaciones tributarias del autónomo en España. Abril, julio, octubre y, especialmente, enero constituyen los meses con mayor carga tributaria. En estos meses el autónomo declara y autoliquida generalmente los impuestos derivados del primer, segundo tercer y cuarto y último trimestre del ejercicio fiscal respectivamente. En enero además, coincide la presentación del cuarto trimestre con los resúmenes anuales. Según el estudio que nos ocupa, el 87,5% de los autónomos conoce bien plazos de presentación de sus impuestos y solo un 12,5% de los autónomos ha de ponerse al día con lo que marca el calendario fiscal. Hacerlo es prioritario, ya que la presentación y el pago de impuestos fuera de plazo conlleva recargos extemporáneos.  

Asesoría fiscal online para autónomos

Los autónomos se muestran divididos en la valoración de la carga fiscal que soportan  

El pago de impuestos es un tema recurrente que muchos contribuyentes tildan de excesivo pero ¿qué apunta el Estudio sobre la situación del autónomo en la crisis del COVID-19? El estudio revela que el 21,3% de los autónomos considera que la carga fiscal que soportan es elevada, frente a un 34,8% que afirma que es baja. Entre los extremos figura un porcentaje amplio de autónomos, el 44%, que establece que establece que esta carga fiscal es media

Lo cierto es que remitiéndonos al Índice de competitividad fiscal 2019, elaborado por la Tax Fountadion y publicado en octubre de 2019 por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), la presión fiscal en España, entendida esta por la carga de gravamen que la configuración del sistema fiscal aplica sobre la economía, es un 8% superior a la de la media Europea.

En la clasificación general del índice de Competitividad, que mide tributos sobre beneficios empresariales, rentas personales, consumo y propiedad, España ocupa el puesto número 23 y su nota apenas llega al 60,3 puntos sobre 100.

Formación de los autónomos en materia fiscal

La mayoría de los autónomos están satisfechos con su formación fiscal. El 63% de ellos dice tener un buen o muy buen acceso al conocimiento en materia fiscal. Este nivel de seguridad es probablemente el que haga que la formación fiscal haya quedado relegada en las disciplinas de formación elegidas por el 60% de los autónomos que durante la crisis del COVID-19 han realizado acciones formativas. La formación sectorial, tecnológica y sobre marketing y ventas encabezan los primeros puestos. 

Propuestas de los autónomos en materia fiscal

La crisis del COVID-19 ha obligado al Gobierno a aprobar medidas extraordinarias para amortirguar el impacto del pago de impuestos en la mermada economía de los autónomos, casi la mitad de ellos obligados a paralizar su actividad económica durante el estado de alarma. Las moratoria fiscal y la ampliación hasta el 20 de mayo del plazo de presentación de los impuestos del primer trimestre de 2020 no han sido medidas bien valoradas por más de la mitad de los autónomos que proponen no una única solución para abordar esta crisis sino varias: 

  • El 54% de los autónomos apuesta por la reducción o eliminación temporal de impuestos.

  • El 31,3% cree que se debería incrementar la presión fiscal a las rentas más altas

  • El 41,5% propone la exención fiscal para los autónomos que empiezan.

comments powered by Disqus
2
Juna de Andalucía
Fondos FEDER
Andalucía se mueve

Se ha recibido un incentivo de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, de la Junta de Andalucía, por un importe de 25.892,92 €, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER para la realización del proyecto 401N1700034 / DIGITALIZACION INTEGRAL DE LOS PROCESOS DE LA EMPRESA con objetivo de "Garantizar un mejor uso de las tecnología de la información".